Skip to Content

Blog Archives

¿Qué son más importantes, las relaciones o los logros?

Soluciones Juveniles

0 4 Continue Reading →

No necesitas un plan; necesitas una persona

3 10 Continue Reading →

MARK ZUCKERBERG SE REUNIÓ CON LOS PASTORES PARA ENTENDER CÓMO LAS IGLESIAS “ENCUENTRAN UN SIGNIFICADO MÁS PROFUNDO EN UN MUNDO CAMBIANTE”

0 0 Continue Reading →

5 MANERAS PARA AYUDAR A TUS AMIGOS A TRAVÉS DE TIEMPOS DIFÍCILES

Por: Andrea Jongbloed

0 8 Continue Reading →

Cómo ayudar a tu pastor o líder a tener una visión para los medios de comunicación

By: Phil Cooke

0 3 Continue Reading →

REDEFINIENDO EL ÉXITO

POR: ABI STUMVOLL

1 4 Continue Reading →

SEIS COSAS TERRIBLES QUE NO DEBES HACER PARA RECLUTAR VOLUNTARIOS EN TU IGLESIA

Por: Thom Rainer

0 10 Continue Reading →

CREANDO INNOVACIÓN EN TU IGLESIA

Por Team LifeChurch

0 9 Continue Reading →

6 Formas de conectar mejor con tu audiencia

Por: jonathan Howe

2 5 Continue Reading →

CÓMO AYUDAR A UN ADOLESCENTE A ENCONTRAR SU PROPÓSITO

Por Pr. Rick Warren

0 5 Continue Reading →

7 pasos que ayudarán a los líderes a alcanzar a más personas en redes sociales

Por: Steve Fogg

0 2 Continue Reading →

8 COSAS QUE LOS CRISTIANOS NECESITAMOS HACER MAS EN REDES SOCIALES

Internet no tiene por qué ser un lugar terrible.

By: Neal Samudre

0 9 Continue Reading →

9 COSAS QUE LOS EMPRESARIOS HACEN DISTINTO

0 2 Continue Reading →

10 CARACTERÍSTICAS DE GRANDES LÍDERES DE EQUIPOS

POR: TYLER REAGIN

0 10 Continue Reading →

Elige la Fe en lugar del Miedo

1 17 Continue Reading →

¿Cuál Será tu Contribución?

0 2 Continue Reading →

4 Distracciones que te pueden alejar de lo mejor de ti

0 8 Continue Reading →

Llena Tu Mente con la Verdad, No con Basura

2 9 Continue Reading →

La diferencia que el cristianismo podría hacer en la ciudad

0 2 Continue Reading →

Tres características que tienen en común las personas que cambian el mundo

0 10 Continue Reading →

Los Mileniales: La generación más estresada.

0 16 Continue Reading →

Lo que necesitan los equipos de liderazgo en la iglesia

0 13 Continue Reading →

TRASTORNO DE COMPARACIÓN OBSESIVA: EL MAYOR PROBLEMA DE LOS MILENIALES

By: Paul Angone

El trastorno de comparación obsesiva (TCO) es la viruela de nuestra generación. 9 de cada 10 doctores concuerdan que el Trastorno de Comparación Obsesiva es la causa principal para devorar un envase de Nutella de media libra mientras ves un reality en la televisión.

Así que, ¿Qué es exactamente el trastorno de comparación obsesiva? ¿Cuáles son sus causas, sus efectos secundarios y más importante, existe una cura?

TRASTORNO DE COMPARACIÓN OBSESIVA

El trastorno de comparación obsesiva es nuestra adicción a constantemente compararnos con otros, produciendo pensamientos no deseados y sentimientos que nos llevan a la depresión, ansiedad y a sentirnos aburridos.

Ahora, obviamente el atractivo y el peligro de la comparación no son nuevos. La comparación comenzó justo con el pecado.

El primer asesinato del que habla la Biblia fue producto de la comparación. Dos hermanos llevaron a Dios una ofrenda. Dios aprobó la de Abel y desaprobó la de Caín. Así que en Génesis 4, Caín invita a su hermano al campo, lo ataca y lo mata.

Durante la última cena de Jesús con los discípulos, él les dice una noticia bastante escandalosa que cambiaría la historia –uno de ellos lo iba a traicionar. ¿Cómo respondieron los discípulos? ¿Hicieron todo lo que pudieron para encontrar y detener al culpable? No. En Lucas 22, ellos comenzaron un debate sobre cuál de ellos era el mayor discípulo.

La comparación siempre ha estado alrededor. Pero ahora, el internet y las redes sociales han llevado nuestro problema de comparación a un nivel mundial.

Unas cuantas décadas atrás, solías tener que esperar una reunión cada diez años para verse los unos a los otros, repararse de arriba abajo y ver quién era mejor o peor que tú. Todo lo que tenías que hacer era fingir que eras el mejor de la reunión sólo por una noche.

Rentabas un BMW. Prestabas una esposa y un par de niños. Entrenabas con alguno de esos locos programas para bajar de peso, de esos que venden en los infomerciales, junto con esa máquina que sacude la grasa de ti. Haz lo que tengas que hacer. Sólo se trataba de conseguir alguna versión fabricada de tu vida, sólo por una noche, para mostrársela a los demás y que vean que tu vida de fantasía es obviamente mejor que la de ellos.

Entonces podrías dejar la reunión, y llevar ese BMW justo de la casa de renta de donde vino, devolver la familia prestada pedir dos pizzas para llevar, y la vida regresa a la normalidad.

Ahora todo es diferente, con la dichosa creación de las redes sociales, ¿quién necesita una reunión cada diez años? Ahora tenemos la oportunidad de compararnos a nosotros mismos con cualquier persona. Cualquiera. Cada día de nuestras vidas. Qué bendición.

Todos los días estamos tratando de lograr una nueva vida, deslumbrante, llena de filtros, editada, imposiblemente épica, una vida que nadie jamás podría estar viviendo.

“¡Mi trabajo no se siente como un trabajo!” “Mis hijos no podrían ser más hermosos, nunca se comportan mal y los únicos en su equipo que anotan goles” “¡Mi esposa y yo constantemente caminando por ahí acurrucándonos como aparece en esta foto!”

Así las cosas, ¿Qué efecto está teniendo el trastorno de comparación obsesiva sobre nosotros?

EFECTOS SECUNDARIOS DEL TRASTORNO DE COMPARACION OBSESIVA

TCO es la causa principal para comprar cosas que no debemos comprar. Este trastorno3 nos hace mirar cada foto de nuestros amigos, ese álbum llamado “Mi vida es asombrosa”, y nos hace sentir depresivos porque nuestra vida no se ve “como debería verse”.

Este nuevo TCO devora la creatividad, la energía y la paz –tres características vitales para vivir una buena vida.

El trastorno de comparación obsesiva toma los diseños que Dios hizo para tu vida y los deforma en una retorcida, versión miope de todas las cosas que no tienes, en vez de ver todas las cosas que sí.

Y uno de los más peligrosos efectos secundarios que he visto de primera mano, el trastorno de comparación obsesiva nos aísla. Recibo miles de correos de todas partes del mundo y la frase más común que veo una y otra vez: “Me siento tan solo, siento como si soy el único luchando”.

El TCO bloquea la honestidad, las conversaciones auténticas. Vulnerabilidad y autenticidad no van de la mano con una imagen distorsionada que creas online.

La comparación nos vuelve obsesivos en tratar de secretamente escribir la vida de las otras personas en vez de escribir la nuestra. Aún así, no nos conectamos entre nosotros por nuestra pretendida perfección. Nos conectamos a través de nuestras luchas.

¿Cuáles son algunas cosas simples que podemos hacer ahora mismo para ayudar a curar el trastorno de comparación obsesiva?

3 FORMAS SENCILLAS PARA EMPEZAR A CURAR EL TCO

  1. Reduce tu tiempo en redes sociales y la tv

“Wow, esa hora que invertí en Facebook fue una buena inversión de mi tiempo!!” “¡me siento mejor con mi vida después de eso!” –Ninguna persona jamás dijo eso.

¿Quieres saber un secreto para acortar tu trastorno de comparación obsesiva a la mitad?

Reduce tu tiempo en redes sociales a la mitad.

Las redes sociales y la televisión pueden llevarte a problemas tamaño bicicleta y convertirlos en problemas tamaño Hummer, consumiendo tu energía por ninguna otra razón que solo verse bien.

Para mí, entender esto ha significado tomar un gran descanso de Instagram. También ha significado no ver más programas de tv como Cazadores de casas internacionales (House Hunters International) para ver como una pareja decide cuál de las casas de $700,000 dólares le viene mejor. A veces, necesitamos cerrar nuestros ojos para no ver aquello que nos genera ansiedad.

Si ves a esos caballos que usan para llevar un carruaje o alguna carga, verás que siempre llevan anteojeras, las cuales los ayudan a no distraerse o asustarse por el ruido de la periferia. Las anteojeras los obligan a enfocarse en sólo lo que tienen al frente, y nada más. Todos necesitamos unas anteojeras. Tenemos que estar enfocados en lo que tenemos al frente. ¿Qué tipo de anteojeras necesitas para mirar solamente hacia al frente?

¿Qué tal si usamos toda la energía que gastamos en compararnos a nosotros mismos con aquellos a nuestro alrededor, y solo corremos nuestra propia carrera?

 

  1. Celebra lo que haces

Celebra lo que haces. No te obsesiones con aquello que no haces. Necesitamos celebrar en el barco que estamos navegando, en vez de ahogarnos mientras intentamos nadar hacia el barco de otro.

  1. Refina y aprópiate de tu propia salsa especial.

La mejor manera de celebrar lo que haces es apropiándote de ello y refinar tu salsa especial – ese sabor único que traes al mundo y nadie más puede traer.

Dios es el maestro de artesanos y te ha creado con una mezcla única de ingredientes. Mientras más te apropies y pulas para lo que fuiste creado, mas puedes celebrar que a otras personas también les vaya bien.

Así como la Madre Teresa acertadamente dijo: “Si eres humilde nada puede tocarte, ni alabarte o hacerte desgraciado, porque tú sabes quién eres”

Cuando nos enfocamos en ser agradecidos y administrar bien nuestros talentos, valores y fortalezas que Dios te ha dado, entonces el desorden de comparación obsesiva no va a tener el mismo poder o la misma influencia sobre ti. Puedes ser feliz con el éxito de otros, en vez de desear que ese éxito fuera tuyo.

Tú sirves al mundo cuando sirves tu salsa especial. Si tú simplemente comparas obsesivamente tu éxito con el de los demás, tu salsa especial se convertirá en esa cosa negra en el fondo del sartén, que en realidad no usaste para nada.

0 16 Continue Reading →

SI DIOS TIENE EL CONTROL, ¿POR QUÉ SIGUEN PASANDO COSAS MALAS?

Entrevista a  N.T Wright

Personas alrededor de los Estados Unidos y del mundo todavía están lidiando con la tragedia en Orlando, Dallas y Turquía.

Y esa no es la única crisis en el mundo: personas alrededor del globo están siendo perseguidas y asesinadas por sus creencias. Las guerras están demostrando una violencia sin control. Millones están viviendo hoy en extrema pobreza.

Escuchando todas estas cosas, a veces nos encontramos preguntándonos a nosotros mismos y a veces en voz alta, otras veces en nuestra mente:

“¿Dónde está Dios en todo esto?”

Es una pregunta con la que los creyentes han sufrido por siglos, y solo un teólogo, N.T Wright está interesado en resolver. Su libro, Simply Good News, habla sobre la forma en que la verdad del evangelio transforma nuestra realidad presente, creando un nuevo periodo de tiempo entre la muerte de Jesús y su segunda venida.

En el libro, usted afirma que los cristianos han distorsionado el evangelio convirtiéndolo en solo “buenos consejos”. ¿Podrías explicarlo?

El punto clave del libro es la diferencia entre “buenos consejos” y “buenas nuevas”. La palabra “evangelio” originalmente significaba “buenas nuevas o buenas noticias”, y son las noticias acerca de que algo ha ocurrido y por este hecho, todo será diferente, incluyendo quienes somos, y esto es el comienzo porque es mucho más grande que esto.

Hemos convertido esto de los “buenos consejos” como tomando un seguro de vida para el futuro. Como asegurando una vida mejor, Ven, tal vez te gustaría firmar por esta opción porque será mejor para ti”.

Ahora, no hay nada malo con los buenos consejos, pero no son tan buenos como las buenas nuevas. Vivimos entre las noticias de que algo ha pasado y la promesa de que algo pasará. Las noticias de lo que Dios ha hecho en y a través de Jesús crea un mundo completamente nuevo, y nuestra invitación debe ser hacia esa propuesta de Jesus, que implica un cambio de adentro hacia afuera.

Este mundo necesita buenos consejos, pero aun más, necesita de manera urgente las buenas noticias del evangelio.

Así que en este nuevo periodo de tiempo entre escuchar las noticias y el cumplimiento de ellas. ¿Cómo cree que vivimos en esa tensión?

Parte de nuestro problema es, y es una característica del mundo moderno occidental, que hemos olvidado, por así decirlo, diferentes capas del tiempo.

Incluso si suena chiflado o extraño, la gente dice: “¿A qué te refieres con diferentes capas de tiempo?” Debido a la forma en que vivimos en el mundo de hoy, vemos el tiempo como una línea recta y mientras más avanzamos, las cosas se ven cada vez mas y mas lejos. Pero a través de la mayoría de los periodos de la historia, la gente sabía perfectamente que en realidad, las cosas podrían cambiar con el tiempo. Usted puede estar mucho más cercano a un evento de la fundación, a pesar de que fue hace mucho tiempo por orden cronológico, pero podría estar mucho más cerca de su realidad.

La vida de la iglesia en cuanto a adoración, oración, sacramentos y lectura de la escritura es una forma de hacer esto realidad, así que aunque podamos encontrar complicado describir qué está pasando, la realidad de la fusión de las capas del tiempo- El tiempo de Dios y nuestro tiempo- es una realidad muy presente.

Eso nos trae a la siguiente pregunta: Si Dios es bueno y Él está en control, ¿Por qué deja que pasen cosas malas?

Nunca podrás leer los propósitos de Dios a partir de cómo está el mundo. Siempre es mucho más complicado y confuso que eso. En este momento, estoy mirando una ventana con un hermoso cielo azul, en una hermosa mañana de invierno, y usted solo piensa “este es un mundo maravilloso, es tan hermoso, tan lleno de promesas y vida” Y así he tenido un desayuno con una amiga cuyo esposo murió unos años atrás, y ella todavía está procesando la pregunta de por qué en la mitad de la vida de alguien pasaría algo como esto.

“Si, el dolor es real, pero Dios ha lidiado con eso y todavía lo sigue haciendo. La belleza y el poder de la creación es real. Dios va a hacer cosa nueva.

Vivimos en un mundo donde no puedes simplemente mirar la evidencia y decir: “Ahí estás, hay un Dios bueno, todo está bien”. Es por eso que las buenas nuevas de Jesús es eso en el medio de este confuso mundo, con mucha belleza pero también con mucho dolor, lo que Dios ha hecho en Jesús lanza un proyecto que dice:”Si, la pena es real, pero Dios ha lidiado con eso y todavía lo sigue haciendo. La belleza y el poder de la creación son reales. Dios va a hacer algo nuevo.

Parte de los problemas del mundo occidental, es que hemos asumido que Dios es, o como si fuera, el Presidente Ejecutivo Celestial de esta corporación llamada universo. Y entonces, como uno de los personajes de Woody Allen dijo: “Creo más o menos en Dios, pero parece que él básicamente tiene bajo rendimiento”. En otras palabras, no es un muy buen Presidente Ejecutivo.

Pero realmente, el mundo es mucho más complicado que eso. No es simplemente una maquina de negocios con Dios como el Presidente. Dios está involucrado con él de unas maneras que es difícil para nosotros ahora, particularmente en el mundo moderno, comprendamos.

Cuando leemos las historias sobre Jesús y vemos lo que ocurre en esas historias, tal vez necesitamos reformular el significado de la palabra Dios en torno a lo que vemos en Jesús. Entonces todo tipo de cosas se vuelven más claras y con un enfoque más preciso. No es simplemente una cuestión de ¿Dios ha sido descuidado? ¿Lo habrá entendido mal? ¿Ya no nos ama?, nada de esto es cierto, Él ha estado en el medio de este caos con nosotros y ha tomado lo peor que el mundo puede hacerse como una oportunidad. Él ha puesto en marcha su proyecto de una nueva creación. De esto se trata toda la historia de Jesús.

En un nivel práctico, estamos en el medio de este caos y nos cuesta realmente ver lo que Dios está haciendo, ¿Cómo vivimos a la luz de esa realidad?

Esto siempre será un misterio, pero la disciplina clásica de los cristianos, de oración, de adoración, de estudio de la palabra, y particularmente, el servicio a los pobres, en cada una de esas maneras, estamos realmente enchufados al proyecto de Dios de una nueva creación. Es decir con cada disciplina espiritual que practicamos estamos acercando el reino de Dios a las personas. Y debemos saber que esto esta funcionando.

No es que podamos construir la nueva creación por nuestros propios esfuerzos –Dios la hace en su tiempo. Nosotros no construimos el Reino, nosotros construimos por y para el Reino. Dios es el que construye el Reino, pero lo que hacemos en el presente es permitirle a Dios usarnos para un proyecto que es a largo plazo.

Me parece a mí que esto es lo que la iglesia, en su mejor momento, siempre está haciendo, usualmente por debajo del radar e invisible de las noticias. El aporte de cada creyente de compartir las buenas noticias desde sus lugares de trabajo, estudio o vivienda, día tras día y año tras año será parte al final de la nueva creación que Dios hará.

Comparte las buenas noticias hoy!

0 4 Continue Reading →

CÓMO DEBATIR EN REDES Y NO PERDER REPUTACIÓN

5 cosas que debes saber para defenderte en las redes.

Por John Pavlovitz.

 

Así como con muchas personas, paso una buena parte de mis mañanas en redes sociales, maravillándome, escribiendo, respondiendo-existiendo virtualmente. Por fructífero que pueda ser, todo esto viene con un precio al que generalmente somos ajenos.

Normalmente solo absorbemos la negatividad y la hostilidad, y hacemos que esto se convierta en parte de nuestro sistema operativo normal. Si no somos cuidadosos, con el tiempo puede robarnos nuestra humanidad básica y puede fundamentalmente alterarnos en modos que no son nada chévere.

Basado en mi experiencia, como pastor y como usuario activo de redes sociales, aquí hay cinco formas para debatir y sentirte involucrado con redes sociales y no perder tu alma en el proceso.

  1. Ama a los trolls, no los alimentes: La gran belleza de las redes sociales es que le da a todo el mundo una voz igual, permitiéndole incluso tener una voz a las personas calladas, que han sido silenciadas o no han sido escuchadas.

Esto también significa que a todos por igual se nos ha dado la capacidad de tener nuestro propio púlpito para el bullying, y de vez en cuando lo usamos para simplemente expresar nuestra rabia y nuestra ira a cualquiera que esté en nuestro camino, sin importar si esas cosas tienen mérito o no. Todos tomamos nuestros turnos para empezar una pelea. Todos podemos llegar a ser  catalogados como un ‘troll’ por una respuesta negativa o algo más.

Pasa tiempo suficiente en el mundo virtual e inevitablemente te convertirás en el objetivo de alguien y su principal prioridad será herirte. Sus agendas no son puras, sus métodos no son admirables, y su objetivo no es debatir sino tirarte agua sucia en frente de una multitud.

Trata de determinar cuando las personas están buscando comprensión, cuando están buscando atención o cuando quieren provocar una respuesta hostil, y rehúsate a darles lo que quieren, por tu salud y por la de ellos. No alimentes a los trolls.

 

  1. Recuerda quien eres.

Todos estamos viendo personas desde una pequeña y selectiva ventana en donde sólo vemos lo que ellos quieren que veamos en sus redes sociales. Esto significa que estamos evaluando a otros con una información incompleta, siempre involucrándolos sin conocerlos realmente, pero sintiendo como si los conociéramos completamente.s

Recuerda que las personas hacen esto contigo también. Usarán esa poca información y te pondrán una etiqueta, creyendo que esa información es verídica y hablaran de ti desde este déficit de información.

La clave para no perder tu reputación en internet es recordar que la percepción que alguien más tenga de ti a través de las redes, no eres tú en la realidad. Solo porque alguien más coloca una etiqueta sobre ti, no significa que tengas que usarla. Tus eres el único que conoce tu verdad, así que nunca dejes que aquellos que no te conocen bien, te definan.

Tú sabes quién eres. Ellos no.  

  1. El Tiempo siempre está a tu favor.

El mayor error que muchas personas cometen en redes sociales es permitir que la urgencia del Feed en Twitter y la sección de comentarios los lleven a creer que deben responder de manera inmediata y sin pensar. Así que fácilmente ponemos palabras que simplemente saltan en nuestras mentes, sin considerar si de verdad estos contenidos ayudan o son necesarios para nuestra comunidad.

En medio del fuego cruzado de opiniones y fuertes posturas en el que nos encontramos inmersos todos los días en las redes, nunca se nos ha ocurrido que simplemente podemos pausar y no reaccionar. Casi nunca nos damos la oportunidad en la que esperar sea la mejor opción; cuando ir más despacio deja oportunidad a la sabiduría y la dignidad tomar su lugar en nuestra mente y ofrecernos una mejor respuesta,  donde algunas veces es simplemente callar.

Está bien esperar. Está bien quedarse en silencio. Hay bondad en eso.

  1. La comunicación en redes sociales es una comunicación inferior

Yo paso gran parte de mi tiempo aquí en el mundo virtual y lo amo en gran manera. Aunque, si bien me ha ayudado a llegar a millones de personas y a cruzar caminos con perspectivas diversas que no sería posible conocerlas de otra manera, conozco sus limitaciones.

Yo entiendo que no es el ideal. Los conflictos en redes sociales normalmente parecen como una conversación, pero al final puede ser a lo mejor una serie de monólogos públicos. Son las perspectivas de comentarios de ida y vuelta lo que le da su valor, pero porque no permite la interacción en tiempo real, ni el reconocimiento de expresiones faciales, y porque comúnmente se hace rodeado de un coro de curiosos mal informados.

Aún en su mayor esplendor, siempre va a ser inferior que sentarse al frente de alguien, ver su cara, escuchar su voz y oír su historia.

Obviamente no podemos tener esto con cada persona con la que interactuamos en redes sociales, pero mientras más tengamos la posibilidad de hacerlo, en esa medida vamos construyendo la verdad, relaciones que se construyen como puentes con personas que piensan y creen cosas diferentes a nosotros.

5-. Aprende cuando pedir disculpas y cuando no

Las palabras son como animales salvajes. A pesar de nuestras mejores intenciones y sin mucha advertencia, ellas van y muchas veces causan daño.

Aparte de nuestra sinceridad, y esfuerzos tremendos para escoger nuestras palabras sabiamente, estas algunas veces serán las palabras incorrectas, o serán recibidas en una manera que no fue intencionada. Las personas se sentirán heridas. Las mismas palabras que pueden ser atadas con compasión para unas personas, para otras se sentirá como un ataque de amargura.

Cuando esas palabras generan un daño colateral en otros, debemos tener compasión para reconocer cuando nuestras acciones han sido irresponsables y apropiarse de esas acciones para buscar reconciliación con aquellos que están heridos. Aunque en otras ocasiones, tenemos que aceptar que nuestra verdad cuidadosamente moldeada, hará que algunas personas estén bastante molestas y hay que aprender a vivir con eso. A veces, especialmente cuando hablamos en contra de la injusticia, la incomodidad que traen nuestras palabras es necesaria y bastante buena.

A veces también, para defender al que está en desventaja tienes que fastidiar al que tiene la ventaja. Revisa tu corazón de vez en cuando porque siempre tus motivaciones deben ser puras, pero nunca dejes que te molesten en silencio simplemente porque puedes llegar a molestar a alguien.

Ojalá que estas cosas te ayuden a hablar, involucrarte y vivir una vida en las redes sociales con un poco mas de compasión, integridad y humanidad. Usted y yo podemos fallar cualquier día de estos. Da lo mejor de ti, pero date un respiro cuando fallas y sigue intentado. Todos estamos buscando la manera de cómo hacer mejor esto.

1 13 Continue Reading →

6 rasgos clave de los millennials que manejan las empresas y las iglesias deben conocer.

La Generación Millennials define a los nacidos entre 1.981 y 2.000, jóvenes entre 20 y 35 años que se hicieron adultos con el cambio de milenio (en plena prosperidad económica antes de la crisis). Según el reporte de Tendencias Digitales Conecta, actualmente en Latinoamérica un 30% de la población es Millennial. Y según una proyección de la consultora Deloitte, en 2025, representarán el 75 % de la fuerza laboral del mundo.

 

Los Millennials son, por tanto, la futura generación de emprendedores, profesionales, consumidores y usuarios, una generación con nuevas características, necesidades y demandas que conviene conocer por las repercusiones y transformaciones que exigirá en los próximos años.

 

Aquí una lista con los 6 rasgos claves de esta nueva generación de jóvenes llamados mileniales:

 

  1. Digitales

 

Son nativos digitales. Se caracterizan por dominar la tecnología como una prolongación de su propio cuerpo. Casi todas sus relaciones básicas cotidianas están intermediadas por una pantalla. Para ellos, realidad y virtualidad son dos caras de la misma moneda. On y off están integrados. Prefieren internet a la TV convencional. El 59% ve películas por internet y el 46% televisión, también a través de internet, un porcentaje sensiblemente más alto que en otros grupos de edad. Es evidente que ni el prime time de la TV ni la publicidad clásica son buenas estrategias para llegar a este colectivo.

 

  1. Multipantalla y multidispositivo

 

Utilizan múltiples canales y dispositivos digitales para sus actividades. Tienen un comportamiento multitasking, es decir, con capacidad (o necesidad) de hacer varias cosas a la vez. Esto es así especialmente en Latinoamérica donde los consumidores son mucho más multipantalla, que en otras regiones. Según AdReaction: Marketing in a multiscreen world, de Millward Brown, en promedio, dedican alrededor de 7 horas al día para la conectarse online, utilizando múltiples pantallas digitales, lo que supone un 5 % más que el promedio mundial.

 

Las organizaciones deben utilizar una amplia gama de canales y dispositivos y mantener una comunicación y experiencia consistente y bien orquestada entre ellos. Es lo que se denomina omnicanalidad, no se trata sólo de poder interactuar a través de cualquier canal, sino de poder cambiar de uno a otro (o incluso utilizar varios a la vez). Las estrategias integradas (on y offline), la concepción multiplataforma y la narrativa transmedia se impondrán en la comunicación.

 

Aunque no hablamos únicamente de nuevos formatos y soportes, sino de nuevas formas de comunicación y de otro lenguaje.

 

  1. Nomófobos y Appdictos

 

Su vida es móvil y su pantalla principal de entrada a la Red es ya una pantalla móvil. Un 78 % de los Millennials en Latinoamérica posee un móvil (un 10 % más que el año anterior), un 37 % tablet, un 70 % laptop y un 57 % desktop, según Telefónica Global Millennial Survey 2014. Este colectivo ha hecho de las pantallas de proximidad su acceso de referencia para la socialización, el trabajo y el ocio, integrándolas completamente en su vida cotidiana. Son adictos al móvil, sienten la necesidad de una constante conectividad y el 45 % admite que no podría estar un solo día sin su smartphone.

 

Existe una gran diferencia generacional en lo que se refiere a la interacción entre personas, organizaciones, iglesias o empresas a través de apps. Las demanda de los Millennials está impulsando el extraordinario crecimiento de las aplicaciones móviles (en el Appstore se registran a nivel mundial 5 millones de descargas de aplicaciones diarias). Ante esta realidad, las compañías deben construir y mejorar la funcionalidad de sus aplicaciones móviles ya que se han convertido en una potente herramienta de información y calidad de vida.

 

  1. Sociales

 

Son extremadamente sociales. Un 88% de los Millennials latinoamericanos tiene perfiles en redes sociales. No son sólo es un medio de comunicación para ellos sino una parte íntegra de su vida social. Consultar, compartir y comentar en ellas es la principal actividad que realizan a través de sus teléfonos inteligentes. Estos nuevos usuarios son activos y antes de comprar un articulo, ver una película o consumir cualquier contenido, buscan y escuchan opiniones, generan y comparten contenidos y son muy sensibles a su experiencia online. Si la experiencia con una empresa o servicios es positiva suelen compartirla y recomendarla y se fían más de la opinión de sus amigos que de la emitida por las propias marcas para tomar decisiones. También prefieren las redes sociales como medio para interactuar con las organizaciones, un 65 % prefiere las redes sociales al tradicional contact center para ser atendidos.

 

  1. Críticos y exigentes

 

Son mucho más críticos, exigentes y volátiles. De hecho, un 86% de los mileniales actuales declara que dejaría de hacer negocios con una empresa debido a una mala experiencia de cliente, frente al 59% de hace 4 años. Y, para los Millennials, las experiencias digitales negativas en línea y móvil tienen un impacto negativo mucho mayor que sobre otros grupos de edad.

 

De hecho, según el Quarterly Digital Intelligence Briefing: 2014 Digital Trends, el 20% de las organizaciones dice que la experiencia del usuario será la gran oportunidad. Los negocios ya no son sólo servicios y productos, son también relaciones y la experiencia de compra es casi tan relevante como el propio producto.

 

  1. Exigen personalización y nuevos valores

 

Los Millennials son una generación de personas que no buscan exclusivamente una buena atención, sino que exigen personalización y esperan que las organizaciones se adecúen a sus preferencias. Para atender sus demandas, las compañías deben ampliar el conocimiento sobre sus clientes incorporando información social sobre ellos con la idea de aportarles más valor.
Son autosuficientes y autónomos, y quieren sentirse protagonistas. Valoran la participación y la colaboración, prefieren compartir a poseer y exigen nuevos valores como la transparencia, la sostenibilidad y el compromiso social. Aquellas Organizaciones que sepan implicarlos, permitiéndoles aportar sus ideas en la creación y el desarrollo de sus productos y sentirse parte de la marca, conquistarán el corazón de los Millennials.

0 15 Continue Reading →

Lo que la gente aprende de tu liderazgo sin que digas una palabra.

Como líder, la gente siempre está ansiosa por descubrir cómo eres realmente.

Es entendible. Uno de los principales atributos de un líder es la confianza. La gente sigue líderes en quienes confían. Si se rompe esa confianza la gente dejara de seguirte.

Muchos líderes saben hablar muy bien. Y eso es bueno.

Pero, los hábitos y las acciones revelan más acerca de cualquier líder que las palabras. Y eso es lo que la gente observa. Como dice el dicho, “hechos dicen más que mil palabras”. Y eso sin excepción es verdad en el liderazgo.

Entonces ¿Qué acciones está viendo la gente? ¿Qué están realmente observando para decidir si eres un buen líder que seguir?

En mi experiencia, hay al menos 5 cosas que revelan quien eres como líder. Es fácil pasar por alto estas 5 cosas, o convencerte a ti mismo de que lo que digas compensará por lo que haces en caso de que tus acciones se queden cortas.

Aun así, nada de lo que diga un líder sobrepasa lo que hace. Tus acciones  – no tus palabras – crean tu liderazgo y tu legado.

Tus acciones  – no tus palabras – crean tu liderazgo y tu legado.

Entonces, ¿qué deberías cuidar como líder?

 

  • Si cumples tus promesas

 

No es necesario que le digas a tu equipo que confíen en ti, para que determinen si pueden confiar en ti.

La confianza, después de todo, es seguridad.

La mejor manera de establecer confianza como un líder es hacer lo que dijiste que ibas a hacer cuando dijiste que ibas a hacerlo.

El reto está en que es mucho más difícil de hacer de lo que parece.

Ten cuidado con lo que prometes.

Se aún más cuidadoso con como lo cumples. Es mucho mejor prometer poco y dar más, de lo que es ofrecer recompensas que no vas a entregar.

Y si te equivocas, acepta la responsabilidad. La gente respeta eso.

Y después has todo lo que esté en tu poder para no repetir el mismo error.

No es necesario que le digas a tu equipo que confíen en ti, para que determinen si pueden confiar en ti.

 

  • Si realmente valoras a tu familia o a sus familias

 

La otra semana estaba hablando con un líder que estaba tratando de decidir cuánto tiempo libre iba a tomarse, aún si había demasiadas cosas que hacer en su iglesia ya que está creciendo muy rápidamente.

Mientras hablábamos de esto, me di cuenta de que lo mucho que el valora a su familia muestra lo mucho que el quisiera que su equipo valore a sus familias.

La mayoría de los miembros de un equipo quieren tener un líder que vaya a casa por la noche a ver a su familia.

Las noches largas, madrugadas y correos durante todo el fin de semana realmente desaniman a tu equipo. También las semanas de siete días de trabajo.

Aun si le dices a tu equipo “toma tiempo libre, yo necesito trabajar”, ellos raramente se sienten seguros en tomar ese tiempo libre.

Desafortunadamente, me tomó años aprender que mis jornadas largas de trabajo le comunican a mi equipo que nunca es seguro para ellos tomar tiempo libre.

Lo mucho que valoras a tu familia muestra a tu equipo lo mucho que valoras a las suyas.

Lo mucho que valoras a tu familia muestra a tu equipo lo mucho que valoras a las suyas.

 

  • Tus verdaderas prioridades

 

No necesitas decirle a la gente cuáles son tus prioridades; ellos las pueden ver.

Muchas veces hay una desconexión entre lo que muchos líderes creen que son sus prioridades y las que realmente son.

¿Qué revela tus verdaderas prioridades?

En las cosas que dedicas tiempo.

En las cosas que gastas dinero.

En las cosas que evalúas el progreso.

En las cosas que das reconocimiento.

Puedes decir que algo o alguien son importantes, pero si nunca inviertes en eso o en ellos, dedicas tiempo en eso o en ellos, nunca evalúas los resultados o retribuyes sus progresos, la gente concluirá acertadamente que no es una prioridad.

Si tú dices que alcanzar familias jóvenes es una prioridad pero tu presupuesto es de $500 al año para ello y te rehusas a poner a los mejores voluntarios y miembros de tu equipo en este proyecto, no es una prioridad.

Como líder, tu calendario y tu presupuesto organizacional revela lo que más valoras.

Como líder, tu calendario y tu presupuesto organizacional revela lo que más valoras.

 

  • Si la gente te importa

 

Los líderes lidian con tantas cosas que es difícil no distraerse constantemente o preocuparse cuando están hablando con alguien.

Es fácil volverse un líder que se sacude a la gente, se ve impaciente y simplemente ve a la gente como el medio para un fin.

La gente no es el medio para conseguir un fin; de hecho son el fin. En último, todos estamos en el negocio de tratar personas.

Cuando conoces a alguien, pregúntate a ti mismo:

¿Te detuviste?

¿Lo Escuchaste?

¿Lo viste a los ojos?

¿Le diste seguimiento?

Como tratas a las personas es una señal de que te importan. O una señal de que no.

Como tratas a las personas es una señal de que te importan. O una señal de que no.

 

  • Como eres realmente cuando estas presionado

 

La mayoría de nosotros nos gusta evaluarnos en nuestros días buenos o en nuestros días promedio.

Y eso marca mucho el ritmo de tu liderazgo

Pero ¿realmente que quiere la gente?

Como manejas las cosas en días malos.

Como respondiste durante tu última crisis te dirá exactamente en donde esta tu carácter.

La mayoría de nosotros mirará atrás hacia la última crisis y respingará. Pero eso está bien: determina la línea base desde la cual se debe progresar.

La crisis revela carácter, y, por mucho que desees que no fuera verdad, tu equipo está viéndote intensamente en tus días malos.

La crisis revela carácter, y, por mucho que desees que no fuera verdad, tu equipo está viéndote intensamente en tus días malos.

1 9 Continue Reading →

10 Estrategias de crecimiento para las Iglesias

Por Carey Nieuwhof

Entonces quieres que tu iglesia cumpla su misión y alcance personas.

Pero muy comúnmente en el liderazgo en la iglesia es fácil creer que el crecimiento no puede ocurrir a menos que gastes dinero en nuevas iniciativas.

Y eso deja a muchos líderes de la iglesia estancados. ¿Por qué? Porque la gran mayoría de las iglesias tienen pocos fondos, no muchos fondos.

Enfrentando una falta de recursos, muchos líderes de iglesias tiran la toalla y creen que el crecimiento no es posible.

Pero eso es una falacia.

La visión siempre precede los recursos. Si estas esperando que la gente y el dinero aparezcan para que continúes con tu misión, esperarás por siempre.

Entonces ¿cómo empiezas a crecer ahora, aún con cero pesos?

Aquí hay 10 maneras.

La visión siempre precede los recursos.

 

  • Irradia más pasión

 

Es asombroso para mi cuan poca pasión irradian muchos líderes en las iglesias.

Tenemos la misión más asombrosa en el planeta tierra. Y tenemos una generación de adultos jóvenes frente a nosotros que quieren dar sus vidas a una causa que es mucho más grande que ellos mismos.

Aun así es fácil creer que la única manera de alcanzar a la próxima generación es gastar dinero en luces, equipo y sonido. Eso no es verdad.

No necesitas una iglesia súper fina para alcanzar la próxima generación tanto como necesitas una iglesia apasionada. Porque cuando se trata de alcanzar la próxima generación, la pasión supera lo fino.

Cuando se trata de alcanzar la próxima generación, la pasión supera lo fino.

 

  • Deja lo raro

 

Los cristianos pueden ser socialmente raros.

Muy seguido, usamos lenguaje raro innecesario – como este:

“Este es un buen café, hermano”

“Amen, Aleluya”

¿Por qué no solo hablar en la iglesia de la manera en que hablas en la oficina o en un partido de futbol o un sábado en la piscina? (seamos realistas, si hablaras así normalmente, es probable que no te invitarían tan seguido.)

Esto es lo que realmente está en juego: si alguien tiene que aprender un código para unirse a tu iglesia, probablemente no tendrás mucha gente uniéndose a tu iglesia.

Nuestro reto es reducir las barreras humanas que alejan a las personas de Jesús, no crear nuevas.

Y, no, ser raro no significa que estas teniendo fe. Sólo significa que estas siendo raro.

Ser un cristiano raro no significa que estas teniendo fe. Sólo significa que estas siendo raro.

 

  • Expande tu visión

 

La visión es la mejor amiga de un líder, y es gratis.

Después de dos décadas de liderar y comunicar en la iglesia local. Estoy convencido de que es imposible sobreestimar o subestimar la visión de la iglesia. Como Bill Hybels ha dicho, la iglesia local realmente es la esperanza del mundo.

Si no sueñas grades sueños para tu iglesia, ¿quién lo hará?

Si no comunicas una visión grande para tu iglesia, ¿quién lo hará?

La visión es la mejor amiga de un líder, y es gratis.

 

  • Anima a las personas a enamorarse de tu misión, no de tus métodos.

 

La razón por la cual el cambio es tan difícil en muchas iglesias es porque los miembros se enamoran de los métodos, no de la misión.

Un método es una forma de hacer las cosas: programas que la iglesia hace, el estilo de la música, la arquitectura del edificio o la facilidad, el modelo del equipo o de la gestión.

Esos son simplemente métodos que pueden y deben cambiar con cada generación o aún más frecuentemente.

La misión es lo que estás haciendo (como alcanzar personas con el amor y la esperanza de Jesús). Y eso nunca cambia.

Mientras más te enfoques en la misión, más fácil será cambiar los métodos.

Mientras más te enfoques en la misión, más fácil será cambiar los métodos.

 

  • Sonríe mas

 

Yo sé que ‘sonreír más’ suena trivial. Pero mira alrededor tuyo. Casi nadie sonríe.

Si el Evangelio son buenas noticias, tú nunca lo sabrías luego de haber visto a muchos cristianos.

Necesito recordarme a mí mismo a sonreír con más frecuencia cuando me comunico. No es mi expresión facial más natural.

Entonces sonríe más y recuérdale a tu gente que sonría más. Honestamente, esto hace una gran diferencia en cómo la gente te percibe.

Si el Evangelio son buenas noticias, tú nunca lo sabrías luego de haber visto a muchos cristianos.

 

  • Deja de pelear

 

No tengo estadísticas de esto, pero imagino que las peleas internas han matado más iglesias que los fracasos morales.

Cristianos, es difícil convencer al mundo de que Dios lo ama cuando constantemente peleamos unos con otros.

Si tu iglesia está peleando, no es un misterio por qué no está creciendo.

Si tu iglesia está peleando, no es un misterio por qué no está creciendo.

 

  • Presta más atención a los invitados que van por primera vez

 

Nunca he escuchado que una iglesia diga que sus miembros no fueron amistosos.

De hecho, la mayoría de los miembros de una iglesia se asombran de que a la gente no le guste su iglesia ya que son tan ‘amistosos’.

Pero ser una iglesia ‘amistosa’ puede significar muy a menudo que son amistosos entre ustedes, pero no con los visitantes.

Cambia eso.

Asegúrate de que los invitados se sientan genuinamente apreciados, bienvenidos y que sus preguntas sean respondidas. Esto NO quiere decir hacer que se levanten durante el servicio u otras cosas socialmente raras como esa.  (Mira el punto 2 más arriba)

Lo que si significa es tratar a los invitados de la manera en que quieren ser tratados.

Ser una iglesia ‘amistosa’ puede significar muy a menudo que son amistosos entre ustedes, pero no con los visitantes.

 

  • Trata mejor a tus voluntarios.

 

Muchos líderes caen en la trampa de pensar que un buen liderazgo llega solamente cuando puedes contratar un buen equipo.

Esto no tiene sentido.

Tienes un gran equipo – se llaman voluntarios. Y a tus voluntarios puedes pagarles de formas no financieras a través de oportunidades de desarrollo.

Si creas una cultura de voluntariado saludable, te asombrarás de lo bien que servirán tus voluntarios.

No importa que tan grande llegues a ser como iglesia, nunca vas a tener dinero suficiente para contratar todo el equipo que quieres. Y siempre vas a necesitar un grupo creciente de voluntarios apasionados, comprometidos y alineados.

En resumen, voluntarios apasionados crean una iglesia apasionada.

Voluntarios apasionados crean una iglesia apasionada.

 

  • Invita a alguien

 

Hay algo popular ahí afuera que se llama invitar personalmente a un amigo. ¿Lo has escuchado?

Okey, quizá eso fue un poco sarcástico. Pero me asombra como la mayoría de nosotros descuida el invitar personalmente a la iglesia a nuestros amigos que no tienen iglesia.

En realidad muchos de ellos dicen que si cuando se les invita.

Si todos invitaran a una persona el próximo fin de semana, piensa lo que podría pasar.

Líderes de iglesias, animen a las personas a invitar amigos y empiecen por invitar a alguien ustedes mismos.

 

  • Vuélvete amigo de personas no cristianas

 

Hasta donde yo sé, la amistad siempre ha sido libre. Eso es algo bueno.

La triste realidad es que la razón #9 es imposible para algunas personas porque muchos cristianos no conocen realmente gente no cristiana.

Cambia eso.

Sé amigo.

Relaciónate con esa persona en el trabajo. Organiza una fiesta en tu patio para los vecinos. Habla a otros padres en la escuela de tu hijo.

Sal de tu burbuja cristiana y entra al mundo por el cual Jesús murió.

Si estas en la iglesia 7 noches a la semana, no puedes ser amigo de no cristianos. Entonces recorta algunas noches y ve y vive la misión.

Esta es la razón por la cual nuestra iglesia casi no tiene programas las noches entre semana aparte de los grupos pequeños. Queremos que nuestra gente ame la comunidad.

La única manera de amar la comunidad es estar en la comunidad.

No puedes amar a la gente que no conoces.

La única manera de amar la comunidad es estar en la comunidad.

0 11 Continue Reading →

7 Razones por las cuales tus sermones o conferencias pueden tornarse aburridas.

Por Thom Rainer

Si hay una cosa que como comunicador o como líder no deberías ser, es aburrido.

Y aun así, todos los que se comunican, predican o intentan persuadir a alguien con una idea, han descubierto ese sentido de hundimiento cuando han perdido su audiencia.

¿Exactamente, como pasó esto?

Me he comunicado profesionalmente desde que tenía 16 años en la radio, leyes, y por las últimas dos décadas predicando y hablando, a través de los años me he vuelto un estudiante de lo que envuelve a la gente y lo que no.

Aprendí los principios que comparto más adelante porque en un punto o en otro, Los rompí todos.

Aquí hay 7 factores que des- involucran a la audiencia y que son muy fáciles de perder si no los estas observando.

 

  • No entiendes o has hecho empatía con tu audiencia

 

No existe tal cosa como una audiencia ‘genérica’; realmente no puedes conectarte con la audiencia si no los entiendes.

Realmente no puedes conectarte con la audiencia si no los entiendes.

Recientemente pase un tiempo con un amigo hablando de una conferencia en la que ambos vamos a hablar.

Porque Yo conozco mejor que él a la audiencia, él pasó 40 minutos preguntándome exactamente como sería la audiencia, cuáles son sus esperanzas y sus miedos, cuáles son sus luchas y como debemos acercarnos a ellos.

Me sorprendió por algunas razones.

Primero, mi amigo es un autor muy popular del New York Times y habla a audiencias grandes y muy influyentes todo el tiempo. Si alguien pudiera simplemente llegar y hablar, sería él.

Segundo, aunque él tiene muchas más oportunidades para hablar de las que pudiera aceptar, él está infinitamente interesado en las audiencias a las que habla.

El hecho de que sea tan solicitado, de que sea tan bueno en lo que hace y de que le importe tanto la audiencia a la cual le hablará, está todo conectado.

Mientras más te importa tu audiencia, más les importará a ellos lo que tienes para decir.

Mientras más te importa tu audiencia, más les importará a ellos lo que tienes para decir.

 

 

  • Enfócate en lo que la gente necesita saber, no en lo que la gente quiere saber.

 

Hay una tensión para cada comunicador entre hablar a la gente acerca de lo que quieren saber y hablar a la gente acerca de lo que necesitan saber.

Si quieres atraer una multitud, es fácil enfocarte en lo que la gente quiere saber.

Pero cada comunicador sabe que algunas veces sólo tienes que decirle a la gente lo que necesitan saber, aun si ellos no quieren escucharlo.

Ese es un reto especial para los predicadores.

Si siempre predicas lo que la gente quiere saber, probablemente te pierdas lo que la gente necesita saber.

Si solamente te enfocas lo que la gente necesita saber, la gente tendrá una manera de dejar de escucharte.

Cuando la gente deja de escucharte, puede no haber evidencia de que estas siendo fiel (como muchos predicadores dicen que son). Puede ser evidencia de que estas siendo inefectivo.

Cuando la gente deja de escucharte, puede no haber evidencia de que estas siendo fiel (como muchos predicadores dicen que son). Puede ser evidencia de que estas siendo inefectivo.

¿Entonces qué haces?

Aquí es donde he aterrizado. Intento discernir lo que la gente quiere, y luego entrego lo que la gente necesita.

Por ejemplo, poca gente quiere escuchar lo que la Biblia tiene que decir acerca del dinero o del sexo.

Pero como comunicador, si profundizo en porqué Dios nos dio instrucción en esta área y busco el beneficio que Dios pretende dar a la vida de las personas a través de ella, entonces habré aislado lo que la gente quiere escuchar y puedo entregar mejor lo que necesitan escuchar.

Discierne lo que la gente quiere. Luego entrega lo que la gente necesita.

 

  • No has descrito un problema que la gente quiera resolver

 

El problema con la comunicación es que muchas veces no empieza con un problema.

A menudo, los comunicadores o escritores simplemente empiezan.

Tu audiencia está haciendo una pregunta: ¿Por qué debería escuchar? ¿Porque debería seguir leyendo? Tengo problemas que resolver y no me estas ayudando.

Toma eso en cuenta, específicamente.

Casi siempre empiezo las pláticas que hago con un problema que la gente enfrenta-  en el trabajo, en la casa, en su relación con Dios o en sus relaciones unos con otros.

¿Cómo haces eso? Describe el problema en detalle: ejemplo. Estás tan frustrado con Dios porque Él dice que es un Dios de amor, pero lees el Antiguo Testamento y difieres. Y te preguntas si alguna vez podrás confiar en un Dios como ese.

Si realmente quieres que la gente vaya más profundo en esos asuntos, toma el siguiente paso. Haz el problema aun peor. Descríbelo con tanto detalle que la gente ya no esté tan segura de que tendrá una solución.

 

 

  • No expresaste una vieja idea de una manera fresca

 

Para que conste, Salomón tenía razón, no hay nada nuevo bajo el sol.

Realmente, ninguno de nosotros habla de algo nuevo.

Como resultado, es fácil caer en clichés y descripciones comunes de problemas que todo mundo quiere abordar.

Por ejemplo, Yo casi nombro el punto 2 de esta publicación “Estas respondiendo preguntas que nadie está haciendo”. Pero me di cuenta que mientras miraras rápidamente el articulo para ver su contenido pensarías “he escuchado eso miles de veces” y dejarías de leer.

Entonces cambie la expresión del punto a “Enfocarte en lo que la gente necesita saber, no en lo que la gente quiere saber”

Es un poco más fresco.

Otra vez, no es una idea nueva, pero está expresado de una manera más única.

Si tus ideas son simplemente adaptaciones de las ideas de otras personas, la gente te dejará de escuchar.

 

  • No has tallado tus palabras lo suficiente como para hacerlas memorables.

 

Hablé a una pareja hace un par de semanas acerca de unas series que prediqué cuatro años atrás.

Ellos están en sus veintes, entonces eso es casi una quinta parte de su vida en el pasado.

Ellos me citaron la última frase de esas series y me pidieron que la usara nuevamente en su boda.

La última frase era simplemente esto: Gustarse es una emoción. Amarse es una decisión.

Es difícil creer que alguien recuerde algo que dijiste cuatro años antes, pero sucede.

Entonces me dijeron que querían pasar su vida juntos basados en una decisión de amarse el uno al otro, no en una emoción que están sintiendo. Lo que es tan poderoso para mí como pastor es que esa sola línea contenía la dirección para una serie de seis partes cuyas ideas ellos podían recordar. (Si te lo estas preguntando, ese contenido no está disponible en línea por el momento. Quizá pronto lo estará nuevamente).

El poder de las frases que son detalladas con cuidado es  que son memorables, y las frases memorables continúan trabajando años después de que terminaste de hablarlas.

Las frases memorables continúan trabajando en la mente de la audiencia años después de que pronunciaste esas palabras.

 

  • Personalmente no eres dueño del mensaje

 

Hubo una temporada donde era suficiente que la iglesia fuera chévere. Con sermones llenos de humor y risas. Pero la gente está cansada de la labia.

En muchas maneras, lo auténtico es lo nuevo chévere.

Una de las claves para ser autentico es personalmente ser dueño de todo lo que dices. La gente quiere saber que crees en lo que estás diciendo.

En un mundo tan variable en donde tanto es vendido, la gente está buscando algo real.

Se real.

Cuando eres dueño del mensaje – cuando sale de tus entrañas, de la esencia de quien tú eres – este mensaje resuena.

Se dueño de tu mensaje.

Eso quiere decir que lo has procesado profundamente, lo suficiente como para que se vuelva parte de quien eres, no solamente algo que dices.

En un mundo tan variable en donde tanto es vendido, la gente está buscando algo real. Se real.

 

  • Estas confiando demasiado en tus notas

 

Cuando hablas públicamente, la gente no creerá tanto que eres dueño del mensaje si lo estás leyendo.

Parece como un comunicado de prensa. O un argumento que alguien más preparó. O algo que tú crees que ellos deben creer, pero que tú mismo no lo crees.

Yo sé que esto es difícil para la gente que está atada a los manuscritos.

Por favor escúchame: leer de tus notas no quiere decir que no eres sincero, solo quiere decir que la gente a menudo piensa que no lo eres.

Leer de tus notas no quiere decir que no eres sincero, solo quiere decir que la gente a menudo piensa que no lo eres.

¿Quieres el corazón de esto?

Aquí está: No memorices tu plática. Entiéndela.

Tú no memorizas tus conversaciones antes de tenerlas, porque tú las entiendes.

Entonces, entiende tu próxima plática.

Siempre puedes hablar de cosas que tú entiendes.

No memorices tu plática. Entiéndela.

 

0 7 Continue Reading →

¿Cómo administrar tus emociones? 5 Cosas que Grandes Líderes hacen con sus emociones.

Por Carey Nieuwhof

 

Emociones.

Algunos días probablemente piensas que sería mejor si pudieras liderar sin ellas.

Te emocionas con una nueva idea solo para desilusionarte cuando nadie más piensa que es una gran idea… o que no funcionará.

Como líder de iglesia, pasas la mayor parte del Lunes deseando que el Domingo hubiera sido diferente, y eso no es saludable.

Recibes un correo electrónico desagradable y eso arruina tu semana.

Tu mal día en el trabajo se convierte en una mala noche en casa

Tu estado de ánimo determina demasiado del tono que utilizas en la oficina.

Las emociones mal entendidas y mal encaminadas hunden más potencial en el liderazgo de lo que la mayoría de nosotros nos damos cuenta.

Si no entiendes tus emociones o no sabes cómo manejarlas, nunca alcanzarás tu máximo potencial en el liderazgo.

Aun así, las emociones son absolutamente necesarias para los grandes líderes.

Entonces, ¿Cómo manejas tus emociones?

Hay 5 prácticas que los líderes efectivos adoptan cuando se trata de sus emociones. Conocerlas puede hacer una gran diferencia en tu liderazgo.

Emociones mal entendidas y mal encaminadas hunden más potencial en el liderazgo de lo que la mayoría de nosotros nos damos cuenta.

Entonces, ¿Qué hacen los líderes efectivos con sus emociones?

Bueno, grandes líderes:

 

  • Nunca dejan que las emociones de hoy conduzcan las decisiones de mañana

 

Cuando las emociones mueven decisiones, casi nunca tomas buenas decisiones

Ciertamente, tomar buenas decisiones es una combinación de la cabeza y el corazón.

Pero piensa en todas las terribles decisiones que has tomado cuando te has dejado llevar por tus emociones:

Has dicho cosas terribles.

Has despedido a alguien, y luego deseas no haberlo hecho.

Has contratado a alguien, y luego deseas no haberlo hecho.

Has perdido los estribos en una reunión.

Has terminado una relación.

Has comido demasiado.

Has manejado tan rápido que te dieron una multa.

Casi renunciaste.

Renunciaste.

Los líderes que son sabios, saben esto. Se dan cuenta de que las cosas que hagan por impulso hoy tendrán un impacto mañana.

Ellos se han dado cuenta de que no importa cómo se sientan en el momento, una buena noche de sueño, oración, discutir el tema con amigos sabios y aun un poco de distancia les guiará a tomar una mejor decisión más adelante.

He tenido que aprender esto a la mala, pero es un muy buen principio: No tomes las decisiones de mañana basándote en las emociones de hoy.

No tomes las decisiones de mañana basándote en las emociones de hoy.

 

  • Se rehusan a dejar que las emociones distorsionen la realidad

 

Las emociones distorsionan la realidad.

Nunca es tan malo como piensas que lo es cuando estas emocional. Y nunca es tan bueno como lo piensas tampoco.

Las emociones te hacen ver las cosas negativas más negativas de lo que son, y las cosas positivas más positivas de lo que son.

Las emociones distorsionan la realidad. Los líderes efectivos saben esto.

Aun las emociones positivas pueden lastimarte cuando están alejadas de la realidad. Si eres demasiado positivo, puedes ignorar la realidad, pasar por alto peligros y minimizar problemas que realmente requieren tu atención.

El tiempo es tu amigo cuando se trata de tomar decisiones sabias. Poner un poco de distancia entre tus emociones y tus decisiones es una gran estrategia.

Otra estrategia, es un consejo sabio. Grandes líderes confían en el sano juicio de otras personas tanto como confían en el suyo.

Y cuando están emocionales, confían más en el sano juicio de otras personas que en el de ellos.

Cuando están emocionales, los líderes sabios confían más en el sano juicio de otros que en el de ellos mismos.

 

 

  • No dejan que sus emociones produzcan comportamientos egoístas.

 

Malos días o malas emociones son generalmente alimentados por el dolor.

Un correo electrónico hiriente desata una herida profunda. Una mala situación en el equipo se come tu gozo. Una temporada sin impulso desvanece tu confianza en ti mismo.

Terminas siendo un líder en dolor. Y el dolor es egoísta.

En la misma manera que pegarte en el dedo chiquito del pie te hace olvidarte de lo que estabas por hacer hasta que el dolor se te pasa, tu dolor emocional (no importa la fuente) te hace más egoísta como líder.

Las personas en dolor:

No escuchan bien a los demás

Se retiran y fruncen el ceño.

Culpan a otros.

Eventualmente convierten todas las conversaciones en conversaciones acerca de ellos mismos y sus necesidades.

Quieren que otros compartan su miseria y su tristeza.

Buscan llamar la atención.

Y los líderes egoístas nunca son líderes efectivos.

Los líderes efectivos lo saben.

La mejor manera de deshacerte de tu egoísmo es deshacerte de tu dolor.

Ora por esto. Busca un consejero. Ve más profundo en tus problemas.

Los líderes egoístas nunca son líderes efectivos.

 

  • Dejan que las emociones alimenten su pasión.

 

No todas las emociones son malas.

Después de todo, ¿Quién quiere seguir a líderes sin emociones?

De hecho, cuando ves a iglesias que están haciendo un gran trabajo en alcanzar a adultos de menos de 35 años, la pasión es una característica que no se disputa. La pasión es alimentada directamente por la emoción y es increíblemente difícil (si no imposible) fingirla.

Consecuentemente, grandes líderes se dan cuenta de que la pasión no se sostiene ni se contagia sin emoción.

Eres atraído a las personas que son apasionadas, o al menos no las puedes desechar fácilmente.

Cuando lideras con pasión, enseñas con pasión y predicas con pasión, tu liderazgo se vuelve mucho más magnético.

En adición a esto, la pasión termina llenándote a ti. Es lo que te hace levantare en las mañanas y lo que te conduce hacia adelante.

Los líderes efectivos son emocionales, pero se aseguran de que las emociones que los conducen en el liderazgo sean las emociones que impactan positivamente a otros.

La gente es atraída a líderes apasionados… o al menos no los pueden desechar fácilmente.

 

  • Mantienen sus corazones completamente comprometidos

 

Tu corazón se ve muy golpeado en el liderazgo, y como resultado es fácil decidir alejarlo. Para nunca comprometerte. Para dejar de confiar. Para retirarte.

Los líderes efectivos no hacen eso.

Ellos se han dado cuenta de que los grandes líderes van más allá de la ofensa, del cinismo y del dolor, y mantienen sus corazones completamente comprometidos.

Ellos deciden volver a tener esperanza, volver a confiar y volver a creer.

¿Por qué? Porque cuando tu corazón está comprometido y activo, te conviertes en un mejor líder.

Cuando sientes una gran cantidad de emociones (positivas y negativas) puedes tener empatía con las personas que están heridas y puedes celebrar con las personas que están celebrando.

Puedes caminar con un grupo o una congregación a través de un mal tiempo y puedes celebrar con gozo en los buenos momentos.

Para hacer esto, necesitas mantener tu corazón sano y en la frecuencia correcta.

Grandes líderes van más allá de la ofensa, del cinismo y del dolor, y mantienen sus corazones completamente comprometidos.

1 12 Continue Reading →

5 Cosas que hacen los grandes líderes.

(Que la mayoría de la gente no hace)

Por AARON LOY

 

Hay una razón por la cual los grandes líderes están donde están.

Como pastor de una iglesia joven, interactúo mucho con jóvenes, muchos de los cuales sueñan con hacer algo significativo con sus vidas. Para citar al difunto Steve Jobs, desean dejar una huella en el universo. Quieren que su vida importe. Me encanta pasar tiempo con jóvenes que no están contentos con quedarse en el promedio y anhelan hacer una diferencia. Eso dicho, hay algunas cosas de las que me he dado cuenta que son comunes en los jóvenes y que normalmente se interponen entre ellos y ver sus sueños realizados.

Así que aquí están algunos consejos que tengo para líderes jóvenes:

 

  • Aprende a seguir Primero

 

Los líderes quieren liderar, y eso no es siempre algo malo. Después de todo, el apóstol Pablo dijo que el que anhela obispado buena obra desea (1Timoteo 3:1). Pero Pablo también nos dio una gran imagen de cómo se debe ver el liderazgo: “Imítenme a mí, así como yo imito a Cristo “(1Corintios 11:1)

En otras palabras, los líderes Cristianos están primeramente en el negocio de seguir. Esto es muy importante que los líderes lo entiendan, porque su idea de liderar puede sonar muy tentadora. Aspirar al liderazgo puede jugar con nuestro orgullo, pero ser seguidores desarrolla en nosotros humildad.

APRENDER A SEGUIR ES UNA PARTE IMPORTANTE PARA VOLVERTE UN LIDER DIGNO DE SER SEGUIDO.

Por esta razón, es de vital importancia que los líderes jóvenes aprendan primero a seguir. Esto no significa solamente aprender cómo seguir a Jesús, pero también aprender cómo seguir a quienes Él ha puesto por encima de nosotros. Hasta que no puedas hacer eso con gozo, no estarás listo para liderar. Aprender a seguir es una parte importante de volverte un líder digno de ser seguido.

 

  • Encuentra un Mentor

 

Los grandes líderes nunca dejan de aprender. Muchos de los mejores continúan teniendo entrenadores y mentores mientras se sientan en los niveles más altos de liderazgo en su compañía u organización.

La verdad es, nunca es muy tarde o muy temprano para encontrar un mentor. Entonces encuentra uno (o tres) y empieza a hacer preguntas. Escucha bien lo que tienen que decir. Dales permiso de hablar duras verdades a tu vida. Y toma muy buenas notas. No solamente esto te va a permitir acercarte a su riqueza de conocimiento y experiencia, pero te ayudará a evitar tener que aprender lo que ellos han aprendido a la mala.

 

  • Termina lo que empiezas

 

Uno de los mejores consejos que me dieron como líder joven fue, “haz todo lo que puedas para terminar lo que empiezas”. Esa no era mi canción favorita en ese entonces, pero tomé el consejo y cambio mi vida.

Conozco muchos jóvenes apasionados que brincan de una cosa a la otra sin terminar muchas de las cosas que empiezan. Como mi mentor me señaló a mí en mis veintes, este es un problema de carácter. Es una señal de inmadurez y egoísmo si le damos completa prioridad a lo que queremos o sentimos ahora mismo. Esto rompe la confianza con otros al darse cuenta de que no cuentan con nosotros para continuar con lo que hemos dicho. Desarrolla un muy mal hábito que no nos será de ayuda cuando crezcamos más. Y no permite que se dé el desarrollo de carácter que ocurre en el trabajo arduo de perseverar (Romanos 5:3-4), una cualidad necesaria para cada líder.

Entonces, termina lo que empiezas. No importa cuánto quieras renunciar, no importa que tan difícil se vuelva todo, termina y termina bien.

 

  • Decidan quienes quieren ser y actúen de acuerdo a eso

 

Esto puede sonar obvio, pero es importante darse cuenta de que no van a despertar un día y ser quienes quieren ser. No simplemente se van a tropezar con su trabajo soñado. No van a tener éxito de la noche a la mañana (No existe tal cosa). No te vas a volver accidentalmente más sabio, más talentoso, más conectado, más fiel, más espiritual, más maduro, más disciplinado, más desarrollado, más exitoso, más _____________-

VAS A SER QUIEN DECIDAS SER, YA SEA ACTIVAMENTE O  PASIVAMENTE.

Vas a ser quien decidas ser, ya sea activamente o pasivamente. Tu persona, y como resultado, tu vida, será un reflejo de las decisiones que tomas con el tiempo. Entonces necesitas decidir ya quien quieres ser y que tipo de vida quieres vivir y empezar a practicar los hábitos que te llevaran allá hoy.

 

  • No esperes permiso

 

Conozco muchos jóvenes que planean hacer algo algún día, pero hacen muy poco para moverse en esa dirección ahora.

Aquí está la cosa: Puedes empezar a  hacer algunas de las cosas que quieres hacer algún día, hoy. Y hacerlo ahora es la mejor manera para saber si realmente quieres hacerlas algún día.

¿Quieres empezar un negocio? Asombroso. Empieza uno. Aun si falla en seis meses y no ganas ni un peso, habrás aprendido más tratando y fallando de lo que aprenderás sentado leyendo una revista de negocios por los próximos cinco años. Lo mismo va para todo lo demás. ¿Quieres entrar en el ministerio? Genial. Empieza a hacer ministerio hoy. Toma responsabilidad de invertir espiritualmente en aquellos en tus círculos de relaciones ahora. Luego pon atención a lo que pasa. Si ves fruto, esa es una buena señal. Si no, al menos obtuviste experiencia en el proceso con tu mentor antes de que invirtieras muchos años y dinero en una educación ministerial que quizá nunca uses.

El punto es que puedes empezar en donde estas ahora. No esperes a tener permiso.

1 15 Continue Reading →

6 Errores en la carrera profesional que todos los Mileniales deben evitar.

 como hacerlo mejor.

Por GREG DARLEY

 

La mayor parte del tiempo en el trabajo la pasamos trabajando con líderes universitarios estudiantes de alto calibre. Ellos tienen pasión, creatividad y cantidades increíbles de potencial. Tienen todos los ingredientes para volverse transformadores del mundo.

Ahora que estoy en mis 30’s, He estado reflexionando en las cosas que haría diferente profesionalmente si pudiera vivir mis 20’s de nuevo. Quería hacer algo “grande” en mis 20’s. Quería cambiar el mundo, hacer un impacto y crear algo de valor. Hice algunas cosas bien a lo largo del camino, pero si soy honesto, perdí mucho tiempo y energía que me encantaría tener ahora de nuevo. Si pudiera volver atrás y darle consejo a mi Yo de veintitantos, le diría que evite estos errores durante la carrera:

Comparar donde Tú Estas Con Donde Están Todos Los demás

Pasaría mucho menos tiempo comparando el éxito de otros con lo que yo había logrado hasta entonces en mi vida. Estaba poniendo mi nueva carrera como escritor contra  alguien con una década de experiencia. Estaba comparando mi habilidad oratoria con comunicadores en sus cuarenta y cincuenta. Medí el crecimiento de las organizaciones sin fines de lucro y empecé con las que tenían años de historia.

Al comparar el inicio de mi viaje con alguien que ha estado  viajando por mucho más tiempo que yo, estaba limitando mi habilidad para hacer un gran trabajo. Es difícil lograr progreso cuando te estas enfocando en alguien, más que en tu propio camino.

Enfocarte en lo que aún no tienes, en lugar de dónde estás ahora

AL COMPARAR EL INICIO DE MI VIAJE CON ALGUIEN QUE HA ESTADO VIAJANDO POR MUCHO MÁS TIEMPO QUE YO, ESTABA LIMITANDO MI HABILIDAD PARA HACER UN GRAN TRABAJO

La Escritura es clara en que Dios confía en nosotros como administradores de Su obra. Él nos dará poquito para administrar hasta que podamos ser confiados con más. Al enfocarme en lo que no tenía (más eventos, más libros vendidos, más dinero recaudado) Me perdí la oportunidad de ser fiel con lo que estaba frente a mí.

Hablar con 20 personas puede ser tan importante como hablar con 20,000. Alimentar a dos familias en tu comunidad importa igual que alimentar 200. Toma cada proyecto como si fuera el más grande que alguna vez tendrás.

Evitar Riesgos

Mirando atrás, era mucho más fácil entonces intentar algo que no estaba garantizado que funcionaría. Fuí de ser asalariado a 100% por comisiones. Luego pasé seis meses sin trabajar y empecé una organización humanitaria en mi cocina.  Todas estas cosas eran mucho más fáciles cuando mis responsabilidades eran mucho menos que ahora. Hoy tengo familia – pronto serán cinco bocas que alimentar. Tengo una hipoteca y seguro médico que considerar. Hay mucho más riesgo ahora, haciendo que la oportunidad de encontrar la idea que cambiará el mundo sea aún más difícil.

Ignorar la Importancia del Proceso por sí mismo

Tus veintes son el laboratorio para el resto de tu vida. La mejor manera de saber cómo hacer un gran trabajo es simplemente haciendo el trabajo. Los mejores escritores producen mucho más contenido del que se comparte. Aún si el trabajo que estas creando es terrible, estas aprendiendo el proceso, lo cual te está haciendo mejor. Es mucho más fácil aprender cuando poca gente está viendo. Me alegra haber trabajado en eliminar los “mmm” cuando hablaba a docenas en lugar de a miles.

Esperar Reconocimiento

La mayoría de la gente que admiras por su éxito no está pasando tiempo preocupándose por lo que los demás están haciendo. Están ocupados construyendo sus ideas mientras tus estas revisando si alguien ha notado las tuyas. Yo perdí cientos de horas (Días) en mis veintes escaneando twitter y Facebook, esperando que alguien comentara algo de lo que estaba trabajando. No me puedo imaginar cuanto más trabajo pude haber hecho si simplemente me hubiera enfocado más tiempo en trabajar.

No “sentirme” exitoso, empecé a pasar demasiado tiempo tratando de ser reconocido en lugar de hacer algo que valiera la pena reconocer. Esto me llevó a ver el éxito que otros estaban teniendo, lo que reforzó el sentimiento de que yo no era así de exitoso. Esto me llevó a más frustración, duda y un sentido de que necesitaba hacer más para ser notado .Fue un ciclo sin fin que me robó tiempo de calidad que nunca recuperé.

No Buscar Mentores

Realmente desearía haber pasado más tiempo consistente con un gran líder durante mis veintes. Le diría al Greg de veintitantos que encuentre un gran líder y trabaje con él / ella. Toma un trabajo donde puedas aprender por una temporada, aún si no es tu trabajo soñado. Se voluntario en algún lugar para aprender de un gran líder. Haz una pasantía sin paga si hay un buen líder para el que puedas trabajar.

Hay mucho que puedes aprender de libros, conferencias, podcasts, etc., pero nada se compara a aprender por interacción directa y observación.

Tus veintes pueden tener un profundo impacto en tu vida. Usa tus veintes como la pasarela para preparar a donde iras y en lo que invertirás tu vida. Bill Gates se lleva el crédito al decir, “la mayoría de nosotros sobreestima lo que podemos lograr en un año y subestima lo que podemos lograr en 10. “Tú tienes mucho que puedes lograr en tus veintes. Y, si ya saliste de tus veintes como yo, la última lección es esta: Nunca es muy tarde para empezar.

2 15 Continue Reading →

7 habilidades relacionales que deben tener líderes cristianos.

Por Thom Rainer

 

Estas son las dos causas más comunes de porque pastores se ven forzados a renunciar.

 

  1. Habilidades de liderazgo débil.
  2. Habilidades relacionales deficientes.

 

Se ha escrito mucho en la última década en las habilidades de liderazgo. La literatura sobre el tema es enorme y sigue creciendo. Ciertamente tengo poco que añadir en este breve blog que quiero compartirles.

 

Es por esa razón que me enfoco específicamente en las habilidades relacionales de grandes líderes de la iglesia. Es cierto que mi enfoque es anecdótico y subjetivo. Pero he estado en el Ministerio de trabajo con líderes de la iglesia durante treinta años. Creo que mi resumen podría ser apoyado por una investigación más profunda.

 

La mayoría de los pastores y líderes de iglesias nunca han recibido entrenamiento formal en habilidades relacionales. Así que tal vez estos siete observaciones de líderes destacados que mencionaré resultarán útiles para muchos de ustedes.

 

  1. Tienen una vida de oración vibrante. Cuanto más estamos en conversación con Dios, más nos damos cuenta de su misericordia y gracia. Ese descubrimiento conduce a una mayor humildad, que es una característica clave de los que tienen grandes habilidades relacionales.

 

  1. Se preguntan acerca de los demás. Escucha a la gente con quien tienes conversaciones regulares. ¿Cuántos de ellos centran la conversación en usted y otros? Un signo clave de la salud relacional es el deseo de conducir la conversación hacia una preocupación sobre los demás. ¿Como te va en el trabajo? ¿Familia? ¿todo bien en tu vida?

 

  1. Rara vez hablan sobre sí mismos. Este rasgo es el resultado de la característica anterior. ¿Alguna vez has conocido a alguien que siempre parece hablar acerca de sí mismo? Por lo general son aburridos o irritante. Ellos son sin duda absortos en sí mismo.

 

  1. Ellos son intencionales acerca de las relaciones. Ellos no esperan a que otros tomen la iniciativa. Ellos están tan centrados en los demás, siempre están en la búsqueda natural de oportunidades para desarrollar  y mejorar sus relaciones.

 

  1. Tienen un sentido del humor sano. Este rasgo es natural porque los líderes no están pensando obsesivamente sobre sí mismos. De hecho, son propensos a reírse de sí mismos y de sus propias deficiencias. Son frescos  y respetuosos en sus relaciones y siempre crean un clima familiar.

 

  1. Nunca están a la defensiva. Pastores y otros líderes de la iglesia se ocupan de los críticos con regularidad. A veces una defensa es justo y necesario. La mayoría de las veces, los líderes con grandes habilidades relacionales no se llevarán a las críticas como algo personal. Ellos saben como manejar estas situaciones y sacarles provecho para el bien de todos.

 

  1. Buscan constantemente la entrada. Sus egos están tan controlados que siempre están dispuestos a recibir críticas constructivas con el fin de mejorar. Por el contrario, muchos de estos líderes buscan obtener opiniones sinceras sobre su desempeño para seguir creciendo, por lo tanto para ellos todo aporte es un tesoro.

Mi hipótesis es que más de la mitad de los fracasos pastorales tienen su origen en la falta de liderazgo y/o habilidades relacionales del líder. Espero que esta breve lista de comprobación te ayude a mirar en el espejo con mayor claridad.

1 10 Continue Reading →

¿POR QUÉ LAS IGLESIAS NECESITAN MÁS LIDERES?

Por Mike Breen

 

El liderazgo es uno de los temas más utilizados y saturados en el ministerio cristiano de hoy. Sin embargo, para todos los libros, blogs y conferencias, hay dos realidades asombrosas tenemos que luchar a brazo partido con:

 

En primer lugar, mientras que la mayoría de las iglesias creen tener programas de desarrollo de liderazgo, en la actualidad lo que tienen son programas que reclutan y forman voluntarios. Un voluntario es una persona que realiza la visión de otro. Un líder es una persona que tiene una visión propia.

 

En verdad, a menudo hay sólo unos pocos líderes en la iglesia promedio, y todos los demás se reducen a ejecutar su visión. Es el efecto del “genio con mil ayudantes” paradigma que Jim Collins utiliza para describir las organizaciones que son buenas, pero nunca se hacen grandes. Este es el movimiento de liderazgo que se encuentra estrechamente expuesto en la iglesia hoy.

 

Vamos a ser muy claros: Una estructura de voluntarios no es lo mismo que una estructura que multiplica líderes. Estas son dos cosas diferentes. Se necesitan las dos. En la actualidad, la mayoría de las iglesias tienen una sola.

 

Me encuentro con miles de líderes de la iglesia cada año, y aunque no había puesto a todos en estas dos categorías generales, en lo que respecta al tema de la dirección de la iglesia muchos caen en una de dos campos:

 

  1. Las personas que quieren multiplicar los líderes cristianos, pero realmente no saben cómo obtenerlos.

 

  1. Las personas que creen que su visión es lo suficientemente grande para todo el mundo y no quieren tener más líderes.  Es decir, realmente sólo quieren voluntarios.

 

Ayudar al primer tipo de personas es bastante fácil. Ser un discípulo significa ser un aprendiz de todas las cosas que Jesús era y Jesús era experto en multiplicar líderes. La Biblia describe modelos verdaderamente prácticos y reproducibles para el liderazgo de la iglesia, donde se puede aprender a poner en práctica según sea el contexto para comenzar a identificar, la formación y la empoderar a líderes cristianos a hacer la obra de Dios en el mundo. Yo lo he hecho y he visto otras personas que lo hacen en todo el mundo. Se puede hacer, de hecho, los resultados son increíbles.

 

Pero luego está ese segundo grupo, los que, honestamente, no desean tener líderes, en cambio desean un amplio personal que ejecuta la visión de uno solo. Me pregunto si eso es en realidad donde la mayoría de líderes cristianos en todo el mundo se encuentran hoy.

 

¿Por qué la mayoría de los pastores no querrían tener más líderes en sus iglesias?

 

Creo que es probable que haya muchas respuestas a esta pregunta (no sé cómo entrenar los, miedo de empoderar, renunciar a cierto control sobre ellos, etc.). Pero sospecho que la gran respuesta es la siguiente: (!Y cada pastor ha sido entrenado así!) Al final del día, lo que quieren la mayoría de los pastores es subordinados que ejecuten la visión más importante de todas. La visión del pastor. Al hacer esto, se matan con eficacia toda capacidad de las personas para tener una visión personal.

 

Lo delicado es que este enfoque es la antítesis del Evangelio.

 

Liderazgo cristiano se trata de escuchar la visión de Dios y luego recibir la autoridad y el poder para ejecutar esa visión. Ese es el derecho de todo cristiano nacido nuevo: escuchar la voz de su padre. Sin embargo, en la forma en que hacemos liderazgo hoy, de repente es como que estamos en una era anterior a la Reforma, donde sólo un selecto grupo élite se les da este privilegio. Y seamos claros: Nuestro ego tiene mucho que ver con esto.

 

Ahora no estoy sugiriendo que cambiamos un paradigma completo de puros jefes y de ningún indio. No estoy sugiriendo que no hay momentos en los que aprovechar nuestra capacidad colectiva para ofrecer una visión central. Estoy diciendo que hay muchos lugares en su comunidad donde el Reino necesita avanzar. Y si usted quiere tomar ese territorio, vas a necesitar algo más que un grupo de voluntarios. Tienes que aprender a operar en un modelo que empodera los líderes a tomar esos frentes, o vas a estar en pausa ministerial. Usted puede pensar que su visión es lo suficientemente grande para todas esas grietas y hendiduras, pero te lo digo honestamente, no lo es.

 

Por supuesto, las iglesias necesitan una visión amplia y general de que hacer. Hay un arte en involucrar la visión que Dios da a nuestros líderes cómo parte de la visión general de la iglesia. Y esto no es voluntariado sino liderazgo.

 

¿Nuestros programas de desarrollo liberan el potencial de nuestros líderes? o, más probablemente, todo se trata de un reclutamiento de voluntarios para mantener la máquina en marcha de la iglesia?

 

Debemos aprender de nuevo la técnica que Jesús utilizó: La tarea de multiplicar líderes con una misión y enviarlos a ocupar las grietas y vacíos de la sociedad donde hay poca o ninguna presencia del Evangelio.

 

He oído muchos líderes de la iglesia decir, “Queremos ser conocidos más por nuestra capacidad de envío que por nuestra capacidad de asientos.” He conocido muy pocos los que realmente abrazan esta realidad y que saben cómo hacerlo. No puedo sino pensar a veces que toda la charla de liderazgo cristiano en las iglesias es un como organizar sillas en el Titanic. Estamos gastando tanta energía en lograr algo, pero no estamos cambiando la trayectoria general hacia dónde se dirige este barco.

 

Lo que estamos hablando es de una nueva clase de líderes empoderados y con habilidades mejoradas. Eso es lo que requiere el futuro de la iglesia. Es lo que incluso, nos revela el pasado.

 

¿Qué necesita la iglesia de hoy y del futuro?

 

  • Líderes que son discípulos en primer lugar.

 

  • Líderes dentro de cualquier área de la iglesia que tienen el permiso, son animados, capacitados y empoderados para escuchar la voz del Señor por una visión para impactar el mundo fuera de las cuatro paredes del edificio de la iglesia y que se les ha dado la autoridad y poder de hacer algo con esta visión.

 

  • Líderes que saben cómo entrenar y empoderar a otros, en otras palabras, que tienen la habilidad y el permiso para multiplicar líderes.

En mi opinión, esto es donde la iglesia del futuro debe estar. Mi preocupación es que, en la cultura del “genio con mil ayudantes” y la cultura predominante del mantenimiento de la máquina pueden alejarnos de la verdadera tarea, del verdadero desarrollo del liderazgo bíblico: empoderar a otros.

1 11 Continue Reading →

7 Consejos para Predicarles a los Adolescentes

Por Brandon Hilgemann 

Predicarles a los adolescentes puede ser extremadamente retador pero también extremadamente gratificante.

Después de pasar años trabajando como pastor de jóvenes he aprendido algunas cosas para predicarles a los adolescentes.

Estas lecciones fueron difíciles de aprender pues fue a través de prueba y error. Mayormente error.

Esta no es una lista exhaustiva de todo lo que necesitas saber. Pero ojalá que estos consejos les ayuden a algunos de ustedes y no tengan que aprender de la manera difícil como yo lo hice.

 

 

  • Sé Auténtico

 

Se tú mismo. No intentes ser chévere de primera si no es tu estilo. No trates de actuar como un adolescente o usar el mismo vocabulario que ellos usan. Los estudiantes tienen por dentro un detector de falsedad. Ellos lo pueden detectar a una milla de distancia.

Todos hemos conocido a un pastor de jóvenes cuarentón que se está esforzando demasiado por ser “chévere”. No seas ese tipo.

También hemos conocido al pastor de jóvenes de 20 años que intenta muy duro ser el hípster más moderno. De nuevo, no seas ese tipo.

Los adolescentes quieren saber esto de ti: ¿Realmente te importan? ¿Realmente tienes una relación auténtica con Jesús? ¿Realmente practicas lo que predicas?

Ser autentico es una de los cosas más importantes que puedes tener como un orador. No importa que tan pulido este tu sermón, si no eres autentico, no te escucharan, perderás la audiencia.

 

 

  • Sé interactivo

 

¿Cómo estas involucrando a tu audiencia?

Haz una encuesta levantando las manos. Pídeles que respondan algunas preguntas. Escoge a un par de personas para una ilustración visual. Pídele a la audiencia que se levanten, se sienten, brinquen, cierren sus ojos, vean algo, hagan un ruido, actúen algo, jueguen, bailen…

Lo que sea que hagas, a los adolescentes les encanta interactuar con un mensaje. Siempre es mejor involucrar a la audiencia a un nivel, que sólo hacer que se sienten quietos, se callen y escuchen todo el tiempo.

 

  • Cuenta Historias

 

Jesús es el mejor predicador de todos los tiempos. El contó muchas historias. Tú también deberías hacerlo. No hay nada que conecte mejor con un principio que una buena historia y bien contada.

Vivimos en un mundo obsesionado con historias. Todos los programas de televisión, libros, películas y videojuegos que los adolescentes pasan horas de sus días jugando prueban donde las historias son poderosas e importantes para ellos.

Buenas historias obtienen su atención. Las historias les ayudan a descubrir una verdad para ellos mismos aún antes de que la digas directamente. Sólo ten cuidado de no contar una historia solo por contarla. Sé concreto.

 

 

  • Sé Gracioso

 

¿Tus chicos se están riendo? No de ti. Lo hacen contigo.

No tienes que ser un comediante. No necesitas tampoco tener las mejores bromas. Solo diviértete. Los adolescentes se quieren reír. Dales una razón en tu enseñanza para hacerlo.

La risa rompe las barreras de los estudiantes difíciles de alcanzar y los trae de regreso por más. La risa baja la tensión en el salón después de unas palabras duras.

Los mejores comunicadores saben cómo hacer rodar a la audiencia con risa por un minuto y escuchar atentamente en el siguiente.

 

 

  • Ve al Punto

 

¿Cuánto tiempo hablas?

No compro la idea de que los mensajes para los adolescentes pueden ser nada más de 15 minutos. Los adolescentes se pueden sentar de 30 a 40 min en un mensaje. Pero se necesita comprometerlos, conectarlos y moverlos durante este tiempo.

Si cuentas una historia que toma mucho tiempo en llegar al punto, los perderás. Si hablas muy despacio… lento… todo… el… tiempo, los perderás.

Nada es peor que escuchar a un pastor de jóvenes dando vueltas por 15-20 minutos sin nunca llegar al punto. Esto es usualmente un resultado de poca preparación.

Después de escribir el mensaje, determinadamente corta detalles que no son necesarios. Elimina cualquier cosa que sea muy repetitiva. Evita las tangentes que distraen del punto principal.

 

 

  • Mantente Enfocado

 

¿Cuál es la idea principal? ¿A dónde los llevas?

El mensaje que más impacta a los adolescentes no es en el que predicas 52 puntos de sermón con todo lo que necesitan saber de la vida. El mejor mensaje es el que está muy enfocado en un punto específico.

Taladra un punto de manera creativa y directa, hasta que este haya penetrado en sus mentes. Si aun no puedes resumir todo el mensaje en una simple oración, no estás listo todavía para predicarlo todavía.

 

 

  • Da ejemplos

 

Utiliza ejemplos prácticos a lo largo del mensaje.

Muchos adolescentes, especialmente en la pubertad, tienen problemas con pensamientos abstractos. Los adolescentes necesitan concretar ejemplos para ayudarles a entender lo que quieres que ellos hagan. Ellos necesitan elementos específicos de acción que los ayuden a aplicar el mensaje a su vida diaria.

Si estás hablando de servir, habla acerca de cómo uno sirve de manera práctica en su hogar o en su barrio. Si estás hablando de amar a tus enemigos, da un ejemplo de cómo podrían mostrar su amor a un hermano con quien tiene problemas, o el niño bravucón de la escuela.

Ensaya acerca de su mundo y dales algunas sencillas y prácticas ideas de cómo pueden aplicar lo que aprenden.

 

Lista para predicar a Adolescentes:

En resumen, aquí esta una pequeña lista. Hazte estas preguntas para evaluar tu siguiente mensaje.

  1. ¿Hay algo que no se sienta auténtico?
  2. ¿En dónde van a interactuar?
  3. ¿Qué historias estoy contando?
  4. ¿Hay algo gracioso?
  5. ¿Es algo muy largo, repetitivo o innecesario?
  6. ¿Cuál es el punto principal de este mensaje?
  7. ¿Cómo estoy retándolos a aplicar este mensaje?
1 24 Continue Reading →

¿Lo que estás haciendo es Importante?

“¡Deja que los muertos espirituales entierren a sus propios muertos! Tu deber es ir y predicar acerca del reino de Dios” (Lucas 9:60 NTV)

 

Cuando te conviertes en un seguidor de Cristo, Dios te llena de Su Espíritu Santo. La prueba de que el Espíritu Santo está en ti no es una experiencia emocional. No es el hablar en lenguas o lo alto que saltes.

 

Lo que prueba que tú tienes el Espíritu de Dios en ti es el hecho de que vayas. ¿Estás compartiendo las Buenas Nuevas con alguien?

 

Jesús dijo en Lucas 9:60, “¡Deja que los muertos espirituales entierren a sus propios muertos! Tu deber es ir y predicar acerca del Reino de Dios” (NTV).

 

¿Qué es lo que quiere decir con esa afirmación? Suena bastante insensible. Pero lo que está diciendo aquí es que tienes que considerarte indispensable. Hay algunos oficios en la vida que cualquiera puede hacer, pero hay algunos trabajos que sólo un creyente puede hacer. Sólo un cristiano puede decirle a la gente acerca de Cristo. Sólo un cristiano puede decirle a la gente cómo llegar al Cielo. Sólo un cristiano puede mostrar la compasión de Cristo como Cristo quiere que se muestre.

 

Dios quiere que hagas lo que es indispensable. Deja que las personas que están espiritualmente muertas hagan las cosas que cualquiera puede hacer. Tú debes pasar más de tu vida haciendo cosas que sólo tú puedes hacer.

 

Hay un montón de cosas que puedes estar haciendo por el resto de tu vida que no van a importar en absoluto cuando llegues al Cielo.

 

Pero hay algo que puedes hacer que hará una diferencia eterna. ¿Alguien va a estar en el Cielo porque tú lo ayudaste? ¿Qué clase de legado vas a dejar? El mejor legado es  que alguien en el cielo se te acerque y te diga: “Estoy aquí por ti.” Eso es usar tu vida de una manera valiosa.

0 14 Continue Reading →

Cuando Dios interrumpe tus planes

Por Christina Fox

Hace poco estábamos de vacaciones con mi familia cuando Dios interrumpió mis planes. Habíamos viajado cientos de millas para quedarnos en un hotel en la playa. Había organizado pasar un día visitando amigos. Pero entonces, en medio de la noche, justo antes del día libre que había programado, uno de mis hijos despertó enfermo. Pasé todo el día siguiente encerrada, mirando a través de la ventana del hotel el largo trecho de playa que estaba apenas fuera de mi alcance.

 

Una vida interrumpida

 

Mi vida está llena de interrupciones, inconvenientes, frustraciones y eventos inesperados. Las cosas se rompen. Ocurren accidentes. El teléfono suena justo cuando entro en la cama. El tráfico me hace llegar tarde. Justo cuando no podemos gastar más, se descompone un electrodoméstico. Enfermedades inesperadas cambian los planes que organicé tan cuidadosamente. Podría seguir con una lista más y más larga. Probablemente ustedes también.

 

El problema es que, por lo general, no sé lidiar bien con estas interrupciones. Reacciono con frustración y rabia. Como una niña pequeña, quiero patear el piso y decir: “¡No es justo!”. Culpo a los demás por las molestias. Hasta celebro mis propias fiestas de autocompasión.

 

Aun cuando estas interrupciones son inesperadas y me toman por sorpresa, a Dios no lo toman por sorpresa. No son eventos fortuitos y sin sentido. De hecho, las interrupciones son puestas en mi camino por obra divina y por alguna razón. Dios las utiliza para hacer que me parezca más a Cristo.

 

El tráfico lento, un hijo enfermo o una reparación costosa no parecen ser instrumentos importantes en nuestra santificación, pero lo son. Por lo general no le damos importancia a estas interrupciones e inconvenientes y en su lugar esperamos que Dios trabaje en nuestra vida a través de circunstancias extraordinarias que marquen un antes y un después. Pero la realidad es que en la vida no ocurren con frecuencia esos grandes acontecimientos que nos hacen confiar en Dios y obedecerle de una manera más profunda. No seremos llamados a construir un arca o a llevar a un hijo único al Monte Moriah. Por el contrario, es en estas pequeñas frustraciones e interrupciones, en las cosas simples de la vida, donde se nos da la oportunidad de confiar en Dios, obedecerle y darle gloria.

 

Paul Tripp lo explica así:

 

Usted y yo no vivimos en una serie de momentos importantes y dramáticos. No vivimos pasando de una decisión importante a la otra. Todos vivimos en una serie infinita de momentos pequeños. El carácter de una vida no se define en diez grandes momentos. El carácter de una vida se forma en diez mil pequeños momentos de la vida diaria. Son las luchas que emergen de esos pequeños momentos las que revelan lo que realmente está sucediendo en nuestros corazones (Whiter Than Snow [Más blanco que la nieve], p. 21).

Las interrupciones de la gracia

 

Estos diez mil pequeños momentos son aquellos en los que los niños nos piden que juguemos un juego justo cuando estamos atareados con otra cosa. Son los momentos en los que estamos atrapados detrás de un autobús escolar cuando ya estamos llegando tarde a una cita, o cuando se nos desinfla una rueda del auto camino al trabajo. Son todos esos momentos del día en los que las cosas no salen como queremos, nuestros planes se ven frustrados y nuestra vida interrumpida.

 

Es en estos momentos en los que el zapato aprieta cuando nuestra fe es puesta a prueba y miramos hacia abajo para ver si estamos parados sobre la roca o la arena. ¿Creemos realmente que Dios tiene el control sobre todos los detalles de nuestra vida? ¿Creemos realmente que su gracia es suficiente para ayudarnos a sobrellevar el día? ¿Creemos realmente que el evangelio de Cristo tiene poder suficiente no solo para salvarnos eternamente, sino también para sostenernos y fortalecernos en medio de las interrupciones de la vida? ¿Creemos realmente que Cristo es suficiente para satisfacer todas las necesidades más profundas de nuestro corazón?

 

Estas interrupciones son actos de la gracia de Dios. Nos obligan a examinarnos a la luz de estas preguntas. Nos hacen enfrentar nuestros pecados. Son la manera en que Dios nos quita el velo de los ojos y nos hace ver que necesitamos el evangelio en todo momento del día. Son la luz que brilla en las cavidades más oscuras de nuestro corazón, revelando lo que está allí realmente: los pecados e ídolos que hemos arrinconado en una esquina, pensando que si no podemos verlos, no deben existir.

 

El recordatorio que necesitamos

 

Estas interrupciones nos recuerdan que no tenemos la vida resuelta y que no podemos hacerlo solos. Son como la vara del Pastor, que nos saca de nuestro camino errante y nos lleva de regreso hacia el Gran Pastor. Necesitamos estas interrupciones. Más que ninguna otra cosa, nos acercan a la cruz de Cristo, donde recordamos el evangelio y recibimos su gracia y perdón.

 

Es difícil ver que todos estos pequeños eventos e interrupciones frustrantes que ocurren en nuestro día han sido colocados por Dios como oportunidades para crecer en gracia, pero es así. Y verlos así nos ayuda a dejar de mirar hacia nosotros mismos y a poner nuestros ojos en Cristo, quien se preocupa más por nuestra transformación que por nuestra comodidad diaria. En lugar de darnos una vida fácil, la interrumpe con gracia y nos muestra qué es lo que más necesitamos: él mismo.
¿Y tú? ¿Tu vida está llena de interrupciones? ¿Ves la mano de Dios trabajando en ellas?

0 15 Continue Reading →

3 características de este nuevo liderazgo en la tierra

Cada generación ha tenido la responsabilidad de luchar con desafíos propios durante toda la historia y esta generación en particular tiene grandes batallas que librar. Según un estudio sobre el liderazgo en la iglesia, en los próximos 4 años se dará un cambio de rostros en los líderes principales de la iglesia en el mundo, es decir, estamos por vivir una transición entre generaciones para tomar la batuta en este tiempo.

De acuerdo a lo anterior, quiero compartir con ustedes tres aspectos que me parecen importantes para tener en cuenta en esta transición. Son tres características propias de la generación de hoy que te ayudarán a comprender a tus discípulos y amigos.

1. En esta generación estamos cansados de dar vueltas y perder el tiempo. Hoy en día como iglesia estamos haciendo muchas cosas, pero ¿qué tan efectivos estamos siendo?

El objetivo de Israel era tomar posesión de Canaán y la función de la iglesia de hoy es tomar posesión de la tierra actual. La generación de Josué, es una nueva generación que está cansada de dar vueltas sin entrar en la tierra y dimensión que Dios les ha prometido.

2. Estamos cansados de cosas muertas. Josué se cansó de hacer parte de un ministerio muerto. Creo que nuestra necesidad más grande en la iglesia de Cristo no es tener más personas en nuestras Iglesias, sino más de Dios en ellas. Hoy en día nos ocupamos en tantas actividades y eventos muertos. Un famoso predicador dijo en cierta ocasión que creía que en los Estados Unidos existen más auditorios evangélicos que cristianos verdaderos. ¿Por qué? Pues sencillo… Porque queremos ser vistos, queremos ser reconocidos en nuestras ciudades, pero a veces nos preocupamos por tantas cosas muertas que para Dios no tienen valor.

¿Qué pasaría si de verdad nos preocupáramos más por la imagen de Jesús en el mundo que por la imagen de nuestras Iglesias para los cristianos? ¿Dónde estaría hoy tu iglesia si invertirías todo tu esfuerzo, recursos y trabajo en lo que realmente vale la pena? Dios necesita personas con una visión de conquista (No una de sobrevivencia). Josué tuvo que entrar. Él dijo: “Aunque nadie más quiera, yo voy a entrar”. Pero para esto era necesario dejar ciertas cosas muertas atrás.

3. Estamos cansados de solo mirar y estar en la banca del conformismo. Todo el mundo puede ver la necesidad, pero la generación de Josué actuó. Un hombre una vez dijo: “El verdadero líder no es el primero en ver la necesidad sino el primero en solucionarla” Si invirtiéramos el tiempo que pasamos criticando el estado actual de la iglesia, en encontrar Soluciones, creo que podríamos tomar nuestras ciudades en días.

Josué no se pudo quedar en la banca porque estaba poseído por una promesa. ¿Has entendido tu rol y llamado a tu generación? Dios necesita muchos Josués para restaurar y recuperar lo que se ha perdido por años. Dios necesita que un nuevo liderazgo se levante  y que entiendan su razón de existencia, que lo vivan a su máxima expresión y potencial y que no se dejen parar por nada en este mundo.

¡Tú puedes ser parte hoy de este nuevo movimiento de cambio de tu ciudad y de tu nación! ¡Cuando el mundo está lleno de problemas, es cuando la iglesia debe estar presente!

0 19 Continue Reading →

“Entendiendo el lenguaje de esta generación”

Se levantan, revisan su celular, lanzan un trino y actualizan su estado en Facebook. Luego se bañan y se van a sus actividades matutinas, escuchando música desde su cuenta en Grooveshark. Durante el día le toman una foto al cielo y la publican en Instagram y después hacen check-in a través de su cuenta en Foursquare para ganarse la alcaldía de alguno de sus lugares preferidos. Chatean un rato a través de WhatsApp, publican el atuendo que llevan puesto en su cartelera de Pinterest y más tarde ven unos cuántos videos nuevos en su canal de Youtube. Esto como para resumir sus principales actividades en la Red.

La nueva generación vive en un mundo completamente tecnológico. Les interesan los aplicativos de moda, los videojuegos, las nuevas redes sociales, las tendencias de Twitter y los memés más divertidos en Facebook. Tienen una capacidad de familiarizarse con este entorno, al punto que sus nuevos vínculos de amistad están entretejidos con emoticones en los que expresan su aprecio o desprecio por el otro. Además se molestan cuando uno de sus amigos los elimina de Facebook o por error, no son etiquetados en una fotografía. Viven atentos de cuánta actualización hacen sus contactos para enterarse de sus novedades.

Según la revista digital enter.co, “un estudio realizado por las organizaciones Joan Ganz Cooney Center y Sesame Workshop en los Estados Unidos, concluyó que un 80% de los niños menores de 5 años utiliza Internet por lo menos una vez a la semana”. Para el caso puntual de los hispanos y las negritudes, se estima que el 62% de los menores pertenecientes a estos grupos poblacionales tienen acceso a internet en casa.

Para aterrizar esta realidad en Latinoamérica, el estudio que adelantó la Universidad de Navarra, la Fundación Telefónica y la Organización Universitaria Interamericana, dentro del Foro Generaciones Interactivas denominado La generación interactiva en Iberoamérica, les permitió encontrarse con que el uso de la Red superó a la televisión y el teléfono móvil en las preferencias de los niños y adolescentes.

En este último estudio hay datos muy interesantes: de los más de 25.000 escolares que participaron de la muestra, se identificó que los niños y adolescentes entre los 6 y los 18 años se caracterizan por ser una generación que hace un uso intensivo de las nuevas tecnologías. El 95% de los pequeños (entre 6 y 9 años) y el 97% de los adolescentes (de 10 a 18 años) aseguran que en su casa hay un computador, mientras que antes de cumplir los 10 años, el 59% de ellos tiene o utiliza un teléfono móvil, y el 71% afirma tener conexión a Internet. (Extracción textual de la revista Enter.co)

¿Pero qué está pasando en la Red, más allá de su uso constante y creciente? Esa es una gran pregunta para los padres, educadores y para el mismo Estado en cada uno los países de Latinoamérica, ausentes y tímidos en esta nueva esfera de la comunicación.

Porque para ser más sensatos, lo preocupante de estas cifras no es lo poco que los jóvenes se miran a los ojos o lo extraño que es conversar con otro por chat y no a viva voz. Lo realmente alarmante son los contenidos que cada vez toman más fuerza en este entorno y su validación en el llamado mundo real.

Hasta la Red se trasladaron algunas problemáticas históricas de nuestra sociedad: los jóvenes se toman fotografías desnudos para sus fotos de perfil, exponen videos teniendo bailes complemente sexuales, practican el matoneo virtual a quienes no son sujetos de su aprecio, por mencionar algunas de sus acciones. Todo lo anterior, sin ningún tipo de regulación y con una creciente aceptación y validación entre ellos mismos.

Para el caso de la Iglesia cristiana, responsable de liderar a esta sociedad en el campo espiritual, sus acciones frente a la materia han sido tímidas, por no decir que nulas. Muchos líderes y pastores ni siquiera entienden la mitad de este artículo y tendrán que recurrir a Google para traducir algunas palabras. Otros satanizan la Red e invitan a sus jóvenes a la deserción para evitar cualquier ocasión de caer.

Tal y como ocurrió con la música años atrás, la iglesia se enfrenta nuevamente a una herramienta completamente útil, pero desconocida, a la que prefirieron abandonar envueltos en prejuicios y temores. Un siglo atrás, la iglesia cristiana se divorció de la música, el cine y diferentes manifestaciones artísticas, por encontrarlas inconvenientes para su santidad o por asociarlas como escenarios de pecado. En este sentido, la iglesia cristiana dejó de influir en lo que conocemos como los siete montes: comunicaciones, economía, gobierno, religión, educación, arte y familia.

Ese abandono de la iglesia a los siete montes implicó que estos escenarios se convirtieran en laboratorios para fabricar pecado, sin ningún tipo de influencia espiritual. No hay contracorriente, no hay luz, no hay sal para esa tierra. Los jóvenes están siendo cada vez más vulnerables a un mal uso de su tiempo libre, a aprender malas prácticas de vida, a convertirse en seres sedentarios, a dejar de vivir la emoción de la relación personal con los  otros y por supuesto, están abriendo sus mentes a todo lo que la Red les expone como válido y lícito.

¿Pero cómo nos involucramos en este mundo desconocido y diverso de manera asertiva? No hay que ir muy lejos, ni hacer muchos estudios al respecto, los mismos jóvenes tienen la respuesta. El éxito dentro de la comunicación en la Red implica constancia, creatividad y naturalidad. Lady Gaga, por ejemplo, tiene cerca de 37.5 millones de seguidores en su cuenta en Twitter y ha generado un aproximado de 2.600 trinos en los que saluda sus fans, les publica un video o expone una foto suya en la peluquería, entre otras cosas. Lo que ella diga, será influencia para esos 37.5 millones de “followers” y solo bastó unos segundos para publicar su idea en menos de 140 caracteres.

El camino de la iglesia, de los padres y de los educadores no está en la prohibición, sino en su utilización y en la compresión de lo que hay allí. ¿Qué tal una maratón de fotografías para Instagram registrando las creaciones más bellas de Dios? o ¿Qué tal si en medio de la reunión de jóvenes les pedimos que trinen determinado hastag para expresar #DamosGraciasPor?

Si bien reflejamos a Cristo y hablamos de él, no podemos invadir estos espacios con religiosidad y un lenguaje acartonado y lleno de tecnicismos espirituales. Debemos refrescar las maneras de comunicarnos con los jóvenes e invitarlos a que utilicen mejor estos espacios, como parte de sus nuevas formas de relacionamiento.

2 9 Continue Reading →

Las Tentaciones del Liderazgo

El liderazgo es el resultado de nuestra habilidad y pasión por responder a las necesidades que encontramos. Este recorrido nos da experiencia y valida nuestra influencia sobre los demás.

Leyendo el Libro del Pastor Rick Warren “Liderazgo con Propósito”, veo que el liderazgo viene acompañado de tres ventajas primordiales:

• Posición: Puedes estar más alto que otros.

• Poder: Puedes llegar a hacer más que otros.

• Privilegios: Puedes llegar a tener más que otros.

Estas tres cosas son beneficios legítimos del liderazgo que no podemos evadir. Todo el esfuerzo y la labor extraordinaria que tú has aportado para convertirte en líder, te ofrecen una mejor posición, con más poder y unos privilegios mayores. Ahora bien, debemos mirar cada uno de estos privilegios con mucho cuidado, porque con ellos, también vienen una serie de tentaciones que pueden causar la caída de un líder.

“Así pues, el que cree estar firme, tenga cuidado de no caer.” 1Corintios 10:12 DDHH Recuerdo que alguien me mencionó en alguna ocasión la siguiente frase: “El poder corrompe, el poder absoluto corrompe de manera absoluta.” Cuando veo las noticias aprecio lo destructoras que son las tentaciones asociadas al liderazgo. Los conflictos de intereses, el mal uso de los privilegios, entre otras, han causado muchos problemas a lo largo de la historia. Lo bueno de esto es que junto con la tentación, Dios nos muestra la salida.

Para ser mucho más precisos debería expresar que existe un antídoto y si el líder es sabio, entonces logrará discernir la tentación y aplicar dicho antídoto para su protección. Nehemías es un ejemplo de un liderazgo que tuvo que enfrentar las tentaciones propias que acompañan los beneficios de ser líder. Basados en Nehemías 5:14-19, vamos a hablar de las tentaciones que nos atacarán en las posiciones de privilegios y de paso hablaremos de cómo vivir una vida de integridad.

TRES TENTACIONES DE UN LIDER

1. Te sentirás tentado a usar mal tu posición Nehemías describe que los gobernantes que estuvieron antes que él, pusieron una carga pesada en el pueblo, haciendo un mal uso de su posición. Quizás te ha pasado en el trabajo o en la iglesia, que tienes una amistad con determinada persona y de pronto, esta persona ascendió y con ello, se transforma por completo su actitud, convirtiéndose en un pequeño dictador.

Aunque no lo creamos tan fácilmente, el poder transforma. Lo que comienza a ocurrir es que se trata a los otros con menosprecio, se hacen exigencias excesivas que desmoralizan a la gente, entre otras. El poder adquirido repentinamente puede hacer que esto pase.

2. Te sentirás tentado a abusar de tu poder “También sus criados oprimían al pueblo.” Nehemías 5:15b. Conforme con el pasaje de Nehemías, estos gobernantes habían adoptado un estilo de vida de líderes opresores; al punto que, hasta sus criados se habían convertido en unos déspotas. Abiertamente todos ellos estaban haciendo un uso incorrecto de su poder. Definitivamente no es lo mismo ser jefe que ser líder. A nadie le gusta trabajar para un líder dominante, esa persona cuyas palabras favoritas son “Hágalo porque yo le digo que lo haga y punto”. Sólo los tiranos exigen sin dar explicaciones. Liderazgo no es señorío.

3. Te sentirás tentado a sacar ganancias de tus privilegios Nehemías hace referencia a un impuesto que le correspondía como gobernador. Por ejemplo la comida le era ofrecida como parte de su distinción como gobernador, sin embargo, sus antecesores habían hecho un mal uso de ese privilegio. Muchas personas no saben cómo manejar estos privilegios. ¿Cuál fue el secreto de Nehemías? ¿Cómo podía mantener la integridad? Aquí te quiero referir tres claves para mantener la integridad:

1. Dios debe recibir la mayor reverencia en tu vida Nehemías estaba mucho más interesado en agradar a Dios que así mismo o a otros. “¡En cambio yo por temor a Dios no lo hice!” ¿Cómo es ese temor reverente? Es aquel que viene a las personas que reconocen que fue Dios quien los puso en esa posición de liderazgo. Nehemías nunca olvidó que fue Dios quien lo envió a Jerusalén a reconstruir los muros. (Leer Salmos 75:6-7).

2. Desarrolla un amor por la gente. Nehemías 5:17-18 Si hay algo que vemos en Nehemías es que era un líder compasivo y preocupado por los demás, amaba genuinamente a la gente y se enojaba cuando alguien explotaba a otro. Los líderes que abusan no aman a su gente, ellos no tienen temor reverencial de Dios y no aman a su gente. ¿Te enojas cuando ves que abusan de otros? ¿Te produce el mismo enojo que a Nehemías? ¿Te molestan las injusticias? Esto es evidencia de amor por la gente.

3. Disciplínate y busca las recompensas eternas Nehemías no miraba lo temporal sino el futuro. El anhelo de los gobernantes anteriores eran sus riquezas personales, por eso abusaron de su posición, poder y privilegios para lograr sus ambiciones. (Leer Nehemías 5:19) Nehemías, en este pasaje, parece decir: “Yo no hice nada de eso, yo me discipliné”. Nehemías no se dejó llevar por el sistema, sino que en cambio, Él tenía un temor reverente a Dios, amaba al pueblo y tenía puestos sus ojos en una recompensa futura.

1 39 Continue Reading →