Skip to Content

Blog Archives

¿Qué son más importantes, las relaciones o los logros?

Soluciones Juveniles

0 4 Continue Reading →

Tentación: la batalla del “ahora y después”

Soluciones Juveniles

0 12 Continue Reading →

No fue lo que dije sino “cómo lo dije”

“El que habla sin pensar hiere como un cuchillo, pero el que habla sabiamente sabe sanar la herida.” Proverbios 12:18 (TLA)

Cuando planees confrontar amorosamente a alguien, después de haber comprobado y corregido tu motivación, entonces podrás planificar tu presentación. Tienes que pensar en lo que vas a decir (asegúrate de que la otra persona esté descansada), como lo vas a decir (comunícalo bien para que sea bien recibido).

 

Tengo mucha práctica en confrontaciones amorosas y he descubierto que hay tres puntos que funcionan muy bien si quieres que el mensaje llegue a la persona que amas.

 

Dilo con tacto. Proverbios 16:21 dice: “La gente reconoce que el que piensa sabiamente es inteligente; convence mejor el que elige cuidadosamente sus palabras” (PDT). Nunca puedes ser persuasivo cuando eres abrasivo. Si lo dices ofensivamente, entonces será recibido defensivamente. Pero cuanto más agradables sean tus palabras, más persuasivo serás.

Dilo con amor. Pablo dice en 2 Corintios 6:13ª: “Ensanchen también su corazón —como a hijos se lo pido y correspondan a mi amor.” (BLPH). Nunca uses la verdad como un arma. ¡No golpees a la gente con la verdad! Dilo de una manera amorosa y ¿cómo sabes si lo estás diciendo de una manera amorosa? Cuando es para el beneficio de la otra persona y no para tu beneficio.

Dilo con ternura. Gálatas 6:1b dice, “Si otro creyente está dominado por algún pecado, ustedes, que son espirituales, deberían ayudarlo a volver al camino recto con ternura y humildad.” (NTV). Ser tierno significa bajar la voz cuando se habla con alguien y mostrar humildad. Podrías enfocarlo de esta manera: “Puedo estar totalmente equivocado acerca de esto, pero…”O” ciertamente no soy perfecto y tengo muchos problemas en mi vida… “No tomes el papel de un disciplinario. Articula suavemente cómo todos necesitamos ayuda en algún momento, expresa tu amor y preocupación por la persona.

Cuando planees cómo vas a confrontar a alguien amorosamente, recuerda esta ecuación: Verdad + Tacto + Tiempo = Transformación.

Reflexiona sobre esto:

Piensa en las veces en las que has respondido bien a la disciplina o la confrontación. ¿Qué hicieron las personas que te confrontaron, para que pudieras escuchar y entender lo que te estaban diciendo?

¿Cuál de estos atributos – tener tacto, ser cariñoso o ser amable – no te llega fácilmente? Ora y pídale a Dios que te ayude específicamente en esa área.

¿Por qué es importante considerar el momento cuando vas a confrontar a alguien?

0 7 Continue Reading →

Dios no te creó para estar solo

“Pero el Señor estuvo a mi lado y me dio fuerzas” 2 Timoteo 4:17a (NVI)

La Biblia nos anima a considerar algunas cosas cuando nos sentimos en soledad:

Primero, enfócate en las necesidades de otros. Podemos elegir mirar hacia otras personas, en lugar de enfocarnos en nosotros mismos. Y podemos mirar formas específicas para servirlos. El apóstol Pablo se enfocó en hablarle a más personas de Jesús: “Pero el Señor estuvo a mi lado y me dio fuerzas para que por medio de mí se llevara a cabo la predicación del mensaje y lo oyeran todos los paganos.” (2 Timoteo 4:17 NVI).

Segundo, enfócate en tu propósito. Aun cuando el Apóstol Pablo estaba aislado en prisión, nunca dejo de vivir para su propósito. Él siguió hablando a más personas sobre Jesús. De hecho, bajo el arresto domiciliario en Roma, el escribió muchas de esas cartas que ahora son parte del nuevo testamento.

Tercero, enfócate en apoyar a otros. En lugar de pensar, “Estoy tan solo”, di, “Padre, ayúdame a ser un amigo para las personas que necesitan uno. Ayúdame a ayudar a personas solitarias”. Eso es un antídoto efectivo para la soledad.

Tu puedes ayudar a otros ser ricos en sus relaciones al darles el regalo de tu presencia.

Reflexiona sobre esto:

  • Habla acerca del significado de este versículo: “Pero el Señor estuvo a mi lado” (2 Timoteo 4:17a NVI)
  • ¿Cómo, viviendo tu propósito te puede ayudar con la soledad?
  • ¿Cuáles son algunas maneras de que puedes alcanzar y apoyar a otras personas que podrían estar en soledad?
0 21 Continue Reading →

¡Trae tu amor y trabajemos juntos!

“Hagan todo con amor” 1 Corintios 16:14 (NVI)

0 9 Continue Reading →

Aprendiendo a estar satisfecho con mi vida.

“He aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre.” Filipenses 4:11 (NVI)

0 5 Continue Reading →

Necesitas a Dios, no una explicación.

 

“Sé paciente y espera las obras del SEÑOR.” Salmo 37:7a (PDT)

 

Una de las razones por las que la gente lucha con el contentamiento es porque siempre estamos buscando explicaciones del por qué suceden las cosas en nuestras vidas. Nos asusta que Dios no nos ofrezca explicaciones. ¿Por qué no lo hace?

 

Porque te está probando. Él te está poniendo a prueba para ver si dejas ir el control y aprenderás a estar satisfecho, ya sea que lo explique o no.

 

Dios no te debe explicación de nada, y no lo entenderías, aunque te la diera.

 

Pero incluso si consiguieras una explicación, todavía no quitaría el dolor. No vas a saber por qué la mayoría de las cosas suceden hasta llegar al otro lado de la muerte.

 

Dios no va a darte una explicación, pero te pondrá a prueba.

 

Recuerdo cuando era un niño, que la única vez que nuestra aula en la escuela estaba en silencio era durante una prueba. El maestro diría: “¡No hablar! Tomen sus lápices y contesten la prueba. “Incluso el maestro se quedaría en silencio.

 

Cuando Dios está en silencio en tu vida, estás pasando por una prueba. Cuando no escuchas a Dios y lo sientes como a un millón de kilómetros de distancia, ¡eso es una prueba! El maestro siempre está en silencio cuando los estudiantes hacen una prueba. Cuando Dios está en silencio en tu vida, tu fe está siendo probada. ¿Dejarás ir el control, o te agarrarás más fuertemente? ¿Aprenderás a estar satisfecho?

 

Cuando estés pasando por un dolor esta semana o el próximo mes o este año, realmente no necesitas la explicación de Dios. Necesitas la presencia de Dios.

 

“Sé paciente y espera las obras del SEÑOR” (Salmo 37:7a PDT).

0 5 Continue Reading →

Creados para crear

Por: Ashley Abramson

0 13 Continue Reading →

SEIS COSAS TERRIBLES QUE NO DEBES HACER PARA RECLUTAR VOLUNTARIOS EN TU IGLESIA

Por: Thom Rainer

0 10 Continue Reading →

CÓMO AYUDAR A UN ADOLESCENTE A ENCONTRAR SU PROPÓSITO

Por Pr. Rick Warren

0 5 Continue Reading →

8 formas de combatir el tráfico humano.

Por: Laura Parker.

0 2 Continue Reading →

8 COSAS QUE LOS CRISTIANOS NECESITAMOS HACER MAS EN REDES SOCIALES

Internet no tiene por qué ser un lugar terrible.

By: Neal Samudre

0 9 Continue Reading →

Llena Tu Mente con la Verdad, No con Basura

2 9 Continue Reading →

Tres características que tienen en común las personas que cambian el mundo

0 10 Continue Reading →

Los Mileniales: La generación más estresada.

0 16 Continue Reading →

TRASTORNO DE COMPARACIÓN OBSESIVA: EL MAYOR PROBLEMA DE LOS MILENIALES

By: Paul Angone

El trastorno de comparación obsesiva (TCO) es la viruela de nuestra generación. 9 de cada 10 doctores concuerdan que el Trastorno de Comparación Obsesiva es la causa principal para devorar un envase de Nutella de media libra mientras ves un reality en la televisión.

Así que, ¿Qué es exactamente el trastorno de comparación obsesiva? ¿Cuáles son sus causas, sus efectos secundarios y más importante, existe una cura?

TRASTORNO DE COMPARACIÓN OBSESIVA

El trastorno de comparación obsesiva es nuestra adicción a constantemente compararnos con otros, produciendo pensamientos no deseados y sentimientos que nos llevan a la depresión, ansiedad y a sentirnos aburridos.

Ahora, obviamente el atractivo y el peligro de la comparación no son nuevos. La comparación comenzó justo con el pecado.

El primer asesinato del que habla la Biblia fue producto de la comparación. Dos hermanos llevaron a Dios una ofrenda. Dios aprobó la de Abel y desaprobó la de Caín. Así que en Génesis 4, Caín invita a su hermano al campo, lo ataca y lo mata.

Durante la última cena de Jesús con los discípulos, él les dice una noticia bastante escandalosa que cambiaría la historia –uno de ellos lo iba a traicionar. ¿Cómo respondieron los discípulos? ¿Hicieron todo lo que pudieron para encontrar y detener al culpable? No. En Lucas 22, ellos comenzaron un debate sobre cuál de ellos era el mayor discípulo.

La comparación siempre ha estado alrededor. Pero ahora, el internet y las redes sociales han llevado nuestro problema de comparación a un nivel mundial.

Unas cuantas décadas atrás, solías tener que esperar una reunión cada diez años para verse los unos a los otros, repararse de arriba abajo y ver quién era mejor o peor que tú. Todo lo que tenías que hacer era fingir que eras el mejor de la reunión sólo por una noche.

Rentabas un BMW. Prestabas una esposa y un par de niños. Entrenabas con alguno de esos locos programas para bajar de peso, de esos que venden en los infomerciales, junto con esa máquina que sacude la grasa de ti. Haz lo que tengas que hacer. Sólo se trataba de conseguir alguna versión fabricada de tu vida, sólo por una noche, para mostrársela a los demás y que vean que tu vida de fantasía es obviamente mejor que la de ellos.

Entonces podrías dejar la reunión, y llevar ese BMW justo de la casa de renta de donde vino, devolver la familia prestada pedir dos pizzas para llevar, y la vida regresa a la normalidad.

Ahora todo es diferente, con la dichosa creación de las redes sociales, ¿quién necesita una reunión cada diez años? Ahora tenemos la oportunidad de compararnos a nosotros mismos con cualquier persona. Cualquiera. Cada día de nuestras vidas. Qué bendición.

Todos los días estamos tratando de lograr una nueva vida, deslumbrante, llena de filtros, editada, imposiblemente épica, una vida que nadie jamás podría estar viviendo.

“¡Mi trabajo no se siente como un trabajo!” “Mis hijos no podrían ser más hermosos, nunca se comportan mal y los únicos en su equipo que anotan goles” “¡Mi esposa y yo constantemente caminando por ahí acurrucándonos como aparece en esta foto!”

Así las cosas, ¿Qué efecto está teniendo el trastorno de comparación obsesiva sobre nosotros?

EFECTOS SECUNDARIOS DEL TRASTORNO DE COMPARACION OBSESIVA

TCO es la causa principal para comprar cosas que no debemos comprar. Este trastorno3 nos hace mirar cada foto de nuestros amigos, ese álbum llamado “Mi vida es asombrosa”, y nos hace sentir depresivos porque nuestra vida no se ve “como debería verse”.

Este nuevo TCO devora la creatividad, la energía y la paz –tres características vitales para vivir una buena vida.

El trastorno de comparación obsesiva toma los diseños que Dios hizo para tu vida y los deforma en una retorcida, versión miope de todas las cosas que no tienes, en vez de ver todas las cosas que sí.

Y uno de los más peligrosos efectos secundarios que he visto de primera mano, el trastorno de comparación obsesiva nos aísla. Recibo miles de correos de todas partes del mundo y la frase más común que veo una y otra vez: “Me siento tan solo, siento como si soy el único luchando”.

El TCO bloquea la honestidad, las conversaciones auténticas. Vulnerabilidad y autenticidad no van de la mano con una imagen distorsionada que creas online.

La comparación nos vuelve obsesivos en tratar de secretamente escribir la vida de las otras personas en vez de escribir la nuestra. Aún así, no nos conectamos entre nosotros por nuestra pretendida perfección. Nos conectamos a través de nuestras luchas.

¿Cuáles son algunas cosas simples que podemos hacer ahora mismo para ayudar a curar el trastorno de comparación obsesiva?

3 FORMAS SENCILLAS PARA EMPEZAR A CURAR EL TCO

  1. Reduce tu tiempo en redes sociales y la tv

“Wow, esa hora que invertí en Facebook fue una buena inversión de mi tiempo!!” “¡me siento mejor con mi vida después de eso!” –Ninguna persona jamás dijo eso.

¿Quieres saber un secreto para acortar tu trastorno de comparación obsesiva a la mitad?

Reduce tu tiempo en redes sociales a la mitad.

Las redes sociales y la televisión pueden llevarte a problemas tamaño bicicleta y convertirlos en problemas tamaño Hummer, consumiendo tu energía por ninguna otra razón que solo verse bien.

Para mí, entender esto ha significado tomar un gran descanso de Instagram. También ha significado no ver más programas de tv como Cazadores de casas internacionales (House Hunters International) para ver como una pareja decide cuál de las casas de $700,000 dólares le viene mejor. A veces, necesitamos cerrar nuestros ojos para no ver aquello que nos genera ansiedad.

Si ves a esos caballos que usan para llevar un carruaje o alguna carga, verás que siempre llevan anteojeras, las cuales los ayudan a no distraerse o asustarse por el ruido de la periferia. Las anteojeras los obligan a enfocarse en sólo lo que tienen al frente, y nada más. Todos necesitamos unas anteojeras. Tenemos que estar enfocados en lo que tenemos al frente. ¿Qué tipo de anteojeras necesitas para mirar solamente hacia al frente?

¿Qué tal si usamos toda la energía que gastamos en compararnos a nosotros mismos con aquellos a nuestro alrededor, y solo corremos nuestra propia carrera?

 

  1. Celebra lo que haces

Celebra lo que haces. No te obsesiones con aquello que no haces. Necesitamos celebrar en el barco que estamos navegando, en vez de ahogarnos mientras intentamos nadar hacia el barco de otro.

  1. Refina y aprópiate de tu propia salsa especial.

La mejor manera de celebrar lo que haces es apropiándote de ello y refinar tu salsa especial – ese sabor único que traes al mundo y nadie más puede traer.

Dios es el maestro de artesanos y te ha creado con una mezcla única de ingredientes. Mientras más te apropies y pulas para lo que fuiste creado, mas puedes celebrar que a otras personas también les vaya bien.

Así como la Madre Teresa acertadamente dijo: “Si eres humilde nada puede tocarte, ni alabarte o hacerte desgraciado, porque tú sabes quién eres”

Cuando nos enfocamos en ser agradecidos y administrar bien nuestros talentos, valores y fortalezas que Dios te ha dado, entonces el desorden de comparación obsesiva no va a tener el mismo poder o la misma influencia sobre ti. Puedes ser feliz con el éxito de otros, en vez de desear que ese éxito fuera tuyo.

Tú sirves al mundo cuando sirves tu salsa especial. Si tú simplemente comparas obsesivamente tu éxito con el de los demás, tu salsa especial se convertirá en esa cosa negra en el fondo del sartén, que en realidad no usaste para nada.

0 16 Continue Reading →

6 rasgos clave de los millennials que manejan las empresas y las iglesias deben conocer.

La Generación Millennials define a los nacidos entre 1.981 y 2.000, jóvenes entre 20 y 35 años que se hicieron adultos con el cambio de milenio (en plena prosperidad económica antes de la crisis). Según el reporte de Tendencias Digitales Conecta, actualmente en Latinoamérica un 30% de la población es Millennial. Y según una proyección de la consultora Deloitte, en 2025, representarán el 75 % de la fuerza laboral del mundo.

 

Los Millennials son, por tanto, la futura generación de emprendedores, profesionales, consumidores y usuarios, una generación con nuevas características, necesidades y demandas que conviene conocer por las repercusiones y transformaciones que exigirá en los próximos años.

 

Aquí una lista con los 6 rasgos claves de esta nueva generación de jóvenes llamados mileniales:

 

  1. Digitales

 

Son nativos digitales. Se caracterizan por dominar la tecnología como una prolongación de su propio cuerpo. Casi todas sus relaciones básicas cotidianas están intermediadas por una pantalla. Para ellos, realidad y virtualidad son dos caras de la misma moneda. On y off están integrados. Prefieren internet a la TV convencional. El 59% ve películas por internet y el 46% televisión, también a través de internet, un porcentaje sensiblemente más alto que en otros grupos de edad. Es evidente que ni el prime time de la TV ni la publicidad clásica son buenas estrategias para llegar a este colectivo.

 

  1. Multipantalla y multidispositivo

 

Utilizan múltiples canales y dispositivos digitales para sus actividades. Tienen un comportamiento multitasking, es decir, con capacidad (o necesidad) de hacer varias cosas a la vez. Esto es así especialmente en Latinoamérica donde los consumidores son mucho más multipantalla, que en otras regiones. Según AdReaction: Marketing in a multiscreen world, de Millward Brown, en promedio, dedican alrededor de 7 horas al día para la conectarse online, utilizando múltiples pantallas digitales, lo que supone un 5 % más que el promedio mundial.

 

Las organizaciones deben utilizar una amplia gama de canales y dispositivos y mantener una comunicación y experiencia consistente y bien orquestada entre ellos. Es lo que se denomina omnicanalidad, no se trata sólo de poder interactuar a través de cualquier canal, sino de poder cambiar de uno a otro (o incluso utilizar varios a la vez). Las estrategias integradas (on y offline), la concepción multiplataforma y la narrativa transmedia se impondrán en la comunicación.

 

Aunque no hablamos únicamente de nuevos formatos y soportes, sino de nuevas formas de comunicación y de otro lenguaje.

 

  1. Nomófobos y Appdictos

 

Su vida es móvil y su pantalla principal de entrada a la Red es ya una pantalla móvil. Un 78 % de los Millennials en Latinoamérica posee un móvil (un 10 % más que el año anterior), un 37 % tablet, un 70 % laptop y un 57 % desktop, según Telefónica Global Millennial Survey 2014. Este colectivo ha hecho de las pantallas de proximidad su acceso de referencia para la socialización, el trabajo y el ocio, integrándolas completamente en su vida cotidiana. Son adictos al móvil, sienten la necesidad de una constante conectividad y el 45 % admite que no podría estar un solo día sin su smartphone.

 

Existe una gran diferencia generacional en lo que se refiere a la interacción entre personas, organizaciones, iglesias o empresas a través de apps. Las demanda de los Millennials está impulsando el extraordinario crecimiento de las aplicaciones móviles (en el Appstore se registran a nivel mundial 5 millones de descargas de aplicaciones diarias). Ante esta realidad, las compañías deben construir y mejorar la funcionalidad de sus aplicaciones móviles ya que se han convertido en una potente herramienta de información y calidad de vida.

 

  1. Sociales

 

Son extremadamente sociales. Un 88% de los Millennials latinoamericanos tiene perfiles en redes sociales. No son sólo es un medio de comunicación para ellos sino una parte íntegra de su vida social. Consultar, compartir y comentar en ellas es la principal actividad que realizan a través de sus teléfonos inteligentes. Estos nuevos usuarios son activos y antes de comprar un articulo, ver una película o consumir cualquier contenido, buscan y escuchan opiniones, generan y comparten contenidos y son muy sensibles a su experiencia online. Si la experiencia con una empresa o servicios es positiva suelen compartirla y recomendarla y se fían más de la opinión de sus amigos que de la emitida por las propias marcas para tomar decisiones. También prefieren las redes sociales como medio para interactuar con las organizaciones, un 65 % prefiere las redes sociales al tradicional contact center para ser atendidos.

 

  1. Críticos y exigentes

 

Son mucho más críticos, exigentes y volátiles. De hecho, un 86% de los mileniales actuales declara que dejaría de hacer negocios con una empresa debido a una mala experiencia de cliente, frente al 59% de hace 4 años. Y, para los Millennials, las experiencias digitales negativas en línea y móvil tienen un impacto negativo mucho mayor que sobre otros grupos de edad.

 

De hecho, según el Quarterly Digital Intelligence Briefing: 2014 Digital Trends, el 20% de las organizaciones dice que la experiencia del usuario será la gran oportunidad. Los negocios ya no son sólo servicios y productos, son también relaciones y la experiencia de compra es casi tan relevante como el propio producto.

 

  1. Exigen personalización y nuevos valores

 

Los Millennials son una generación de personas que no buscan exclusivamente una buena atención, sino que exigen personalización y esperan que las organizaciones se adecúen a sus preferencias. Para atender sus demandas, las compañías deben ampliar el conocimiento sobre sus clientes incorporando información social sobre ellos con la idea de aportarles más valor.
Son autosuficientes y autónomos, y quieren sentirse protagonistas. Valoran la participación y la colaboración, prefieren compartir a poseer y exigen nuevos valores como la transparencia, la sostenibilidad y el compromiso social. Aquellas Organizaciones que sepan implicarlos, permitiéndoles aportar sus ideas en la creación y el desarrollo de sus productos y sentirse parte de la marca, conquistarán el corazón de los Millennials.

0 15 Continue Reading →

Lo que la gente aprende de tu liderazgo sin que digas una palabra.

Como líder, la gente siempre está ansiosa por descubrir cómo eres realmente.

Es entendible. Uno de los principales atributos de un líder es la confianza. La gente sigue líderes en quienes confían. Si se rompe esa confianza la gente dejara de seguirte.

Muchos líderes saben hablar muy bien. Y eso es bueno.

Pero, los hábitos y las acciones revelan más acerca de cualquier líder que las palabras. Y eso es lo que la gente observa. Como dice el dicho, “hechos dicen más que mil palabras”. Y eso sin excepción es verdad en el liderazgo.

Entonces ¿Qué acciones está viendo la gente? ¿Qué están realmente observando para decidir si eres un buen líder que seguir?

En mi experiencia, hay al menos 5 cosas que revelan quien eres como líder. Es fácil pasar por alto estas 5 cosas, o convencerte a ti mismo de que lo que digas compensará por lo que haces en caso de que tus acciones se queden cortas.

Aun así, nada de lo que diga un líder sobrepasa lo que hace. Tus acciones  – no tus palabras – crean tu liderazgo y tu legado.

Tus acciones  – no tus palabras – crean tu liderazgo y tu legado.

Entonces, ¿qué deberías cuidar como líder?

 

  • Si cumples tus promesas

 

No es necesario que le digas a tu equipo que confíen en ti, para que determinen si pueden confiar en ti.

La confianza, después de todo, es seguridad.

La mejor manera de establecer confianza como un líder es hacer lo que dijiste que ibas a hacer cuando dijiste que ibas a hacerlo.

El reto está en que es mucho más difícil de hacer de lo que parece.

Ten cuidado con lo que prometes.

Se aún más cuidadoso con como lo cumples. Es mucho mejor prometer poco y dar más, de lo que es ofrecer recompensas que no vas a entregar.

Y si te equivocas, acepta la responsabilidad. La gente respeta eso.

Y después has todo lo que esté en tu poder para no repetir el mismo error.

No es necesario que le digas a tu equipo que confíen en ti, para que determinen si pueden confiar en ti.

 

  • Si realmente valoras a tu familia o a sus familias

 

La otra semana estaba hablando con un líder que estaba tratando de decidir cuánto tiempo libre iba a tomarse, aún si había demasiadas cosas que hacer en su iglesia ya que está creciendo muy rápidamente.

Mientras hablábamos de esto, me di cuenta de que lo mucho que el valora a su familia muestra lo mucho que el quisiera que su equipo valore a sus familias.

La mayoría de los miembros de un equipo quieren tener un líder que vaya a casa por la noche a ver a su familia.

Las noches largas, madrugadas y correos durante todo el fin de semana realmente desaniman a tu equipo. También las semanas de siete días de trabajo.

Aun si le dices a tu equipo “toma tiempo libre, yo necesito trabajar”, ellos raramente se sienten seguros en tomar ese tiempo libre.

Desafortunadamente, me tomó años aprender que mis jornadas largas de trabajo le comunican a mi equipo que nunca es seguro para ellos tomar tiempo libre.

Lo mucho que valoras a tu familia muestra a tu equipo lo mucho que valoras a las suyas.

Lo mucho que valoras a tu familia muestra a tu equipo lo mucho que valoras a las suyas.

 

  • Tus verdaderas prioridades

 

No necesitas decirle a la gente cuáles son tus prioridades; ellos las pueden ver.

Muchas veces hay una desconexión entre lo que muchos líderes creen que son sus prioridades y las que realmente son.

¿Qué revela tus verdaderas prioridades?

En las cosas que dedicas tiempo.

En las cosas que gastas dinero.

En las cosas que evalúas el progreso.

En las cosas que das reconocimiento.

Puedes decir que algo o alguien son importantes, pero si nunca inviertes en eso o en ellos, dedicas tiempo en eso o en ellos, nunca evalúas los resultados o retribuyes sus progresos, la gente concluirá acertadamente que no es una prioridad.

Si tú dices que alcanzar familias jóvenes es una prioridad pero tu presupuesto es de $500 al año para ello y te rehusas a poner a los mejores voluntarios y miembros de tu equipo en este proyecto, no es una prioridad.

Como líder, tu calendario y tu presupuesto organizacional revela lo que más valoras.

Como líder, tu calendario y tu presupuesto organizacional revela lo que más valoras.

 

  • Si la gente te importa

 

Los líderes lidian con tantas cosas que es difícil no distraerse constantemente o preocuparse cuando están hablando con alguien.

Es fácil volverse un líder que se sacude a la gente, se ve impaciente y simplemente ve a la gente como el medio para un fin.

La gente no es el medio para conseguir un fin; de hecho son el fin. En último, todos estamos en el negocio de tratar personas.

Cuando conoces a alguien, pregúntate a ti mismo:

¿Te detuviste?

¿Lo Escuchaste?

¿Lo viste a los ojos?

¿Le diste seguimiento?

Como tratas a las personas es una señal de que te importan. O una señal de que no.

Como tratas a las personas es una señal de que te importan. O una señal de que no.

 

  • Como eres realmente cuando estas presionado

 

La mayoría de nosotros nos gusta evaluarnos en nuestros días buenos o en nuestros días promedio.

Y eso marca mucho el ritmo de tu liderazgo

Pero ¿realmente que quiere la gente?

Como manejas las cosas en días malos.

Como respondiste durante tu última crisis te dirá exactamente en donde esta tu carácter.

La mayoría de nosotros mirará atrás hacia la última crisis y respingará. Pero eso está bien: determina la línea base desde la cual se debe progresar.

La crisis revela carácter, y, por mucho que desees que no fuera verdad, tu equipo está viéndote intensamente en tus días malos.

La crisis revela carácter, y, por mucho que desees que no fuera verdad, tu equipo está viéndote intensamente en tus días malos.

1 9 Continue Reading →

¿Cómo administrar tus emociones? 5 Cosas que Grandes Líderes hacen con sus emociones.

Por Carey Nieuwhof

 

Emociones.

Algunos días probablemente piensas que sería mejor si pudieras liderar sin ellas.

Te emocionas con una nueva idea solo para desilusionarte cuando nadie más piensa que es una gran idea… o que no funcionará.

Como líder de iglesia, pasas la mayor parte del Lunes deseando que el Domingo hubiera sido diferente, y eso no es saludable.

Recibes un correo electrónico desagradable y eso arruina tu semana.

Tu mal día en el trabajo se convierte en una mala noche en casa

Tu estado de ánimo determina demasiado del tono que utilizas en la oficina.

Las emociones mal entendidas y mal encaminadas hunden más potencial en el liderazgo de lo que la mayoría de nosotros nos damos cuenta.

Si no entiendes tus emociones o no sabes cómo manejarlas, nunca alcanzarás tu máximo potencial en el liderazgo.

Aun así, las emociones son absolutamente necesarias para los grandes líderes.

Entonces, ¿Cómo manejas tus emociones?

Hay 5 prácticas que los líderes efectivos adoptan cuando se trata de sus emociones. Conocerlas puede hacer una gran diferencia en tu liderazgo.

Emociones mal entendidas y mal encaminadas hunden más potencial en el liderazgo de lo que la mayoría de nosotros nos damos cuenta.

Entonces, ¿Qué hacen los líderes efectivos con sus emociones?

Bueno, grandes líderes:

 

  • Nunca dejan que las emociones de hoy conduzcan las decisiones de mañana

 

Cuando las emociones mueven decisiones, casi nunca tomas buenas decisiones

Ciertamente, tomar buenas decisiones es una combinación de la cabeza y el corazón.

Pero piensa en todas las terribles decisiones que has tomado cuando te has dejado llevar por tus emociones:

Has dicho cosas terribles.

Has despedido a alguien, y luego deseas no haberlo hecho.

Has contratado a alguien, y luego deseas no haberlo hecho.

Has perdido los estribos en una reunión.

Has terminado una relación.

Has comido demasiado.

Has manejado tan rápido que te dieron una multa.

Casi renunciaste.

Renunciaste.

Los líderes que son sabios, saben esto. Se dan cuenta de que las cosas que hagan por impulso hoy tendrán un impacto mañana.

Ellos se han dado cuenta de que no importa cómo se sientan en el momento, una buena noche de sueño, oración, discutir el tema con amigos sabios y aun un poco de distancia les guiará a tomar una mejor decisión más adelante.

He tenido que aprender esto a la mala, pero es un muy buen principio: No tomes las decisiones de mañana basándote en las emociones de hoy.

No tomes las decisiones de mañana basándote en las emociones de hoy.

 

  • Se rehusan a dejar que las emociones distorsionen la realidad

 

Las emociones distorsionan la realidad.

Nunca es tan malo como piensas que lo es cuando estas emocional. Y nunca es tan bueno como lo piensas tampoco.

Las emociones te hacen ver las cosas negativas más negativas de lo que son, y las cosas positivas más positivas de lo que son.

Las emociones distorsionan la realidad. Los líderes efectivos saben esto.

Aun las emociones positivas pueden lastimarte cuando están alejadas de la realidad. Si eres demasiado positivo, puedes ignorar la realidad, pasar por alto peligros y minimizar problemas que realmente requieren tu atención.

El tiempo es tu amigo cuando se trata de tomar decisiones sabias. Poner un poco de distancia entre tus emociones y tus decisiones es una gran estrategia.

Otra estrategia, es un consejo sabio. Grandes líderes confían en el sano juicio de otras personas tanto como confían en el suyo.

Y cuando están emocionales, confían más en el sano juicio de otras personas que en el de ellos.

Cuando están emocionales, los líderes sabios confían más en el sano juicio de otros que en el de ellos mismos.

 

 

  • No dejan que sus emociones produzcan comportamientos egoístas.

 

Malos días o malas emociones son generalmente alimentados por el dolor.

Un correo electrónico hiriente desata una herida profunda. Una mala situación en el equipo se come tu gozo. Una temporada sin impulso desvanece tu confianza en ti mismo.

Terminas siendo un líder en dolor. Y el dolor es egoísta.

En la misma manera que pegarte en el dedo chiquito del pie te hace olvidarte de lo que estabas por hacer hasta que el dolor se te pasa, tu dolor emocional (no importa la fuente) te hace más egoísta como líder.

Las personas en dolor:

No escuchan bien a los demás

Se retiran y fruncen el ceño.

Culpan a otros.

Eventualmente convierten todas las conversaciones en conversaciones acerca de ellos mismos y sus necesidades.

Quieren que otros compartan su miseria y su tristeza.

Buscan llamar la atención.

Y los líderes egoístas nunca son líderes efectivos.

Los líderes efectivos lo saben.

La mejor manera de deshacerte de tu egoísmo es deshacerte de tu dolor.

Ora por esto. Busca un consejero. Ve más profundo en tus problemas.

Los líderes egoístas nunca son líderes efectivos.

 

  • Dejan que las emociones alimenten su pasión.

 

No todas las emociones son malas.

Después de todo, ¿Quién quiere seguir a líderes sin emociones?

De hecho, cuando ves a iglesias que están haciendo un gran trabajo en alcanzar a adultos de menos de 35 años, la pasión es una característica que no se disputa. La pasión es alimentada directamente por la emoción y es increíblemente difícil (si no imposible) fingirla.

Consecuentemente, grandes líderes se dan cuenta de que la pasión no se sostiene ni se contagia sin emoción.

Eres atraído a las personas que son apasionadas, o al menos no las puedes desechar fácilmente.

Cuando lideras con pasión, enseñas con pasión y predicas con pasión, tu liderazgo se vuelve mucho más magnético.

En adición a esto, la pasión termina llenándote a ti. Es lo que te hace levantare en las mañanas y lo que te conduce hacia adelante.

Los líderes efectivos son emocionales, pero se aseguran de que las emociones que los conducen en el liderazgo sean las emociones que impactan positivamente a otros.

La gente es atraída a líderes apasionados… o al menos no los pueden desechar fácilmente.

 

  • Mantienen sus corazones completamente comprometidos

 

Tu corazón se ve muy golpeado en el liderazgo, y como resultado es fácil decidir alejarlo. Para nunca comprometerte. Para dejar de confiar. Para retirarte.

Los líderes efectivos no hacen eso.

Ellos se han dado cuenta de que los grandes líderes van más allá de la ofensa, del cinismo y del dolor, y mantienen sus corazones completamente comprometidos.

Ellos deciden volver a tener esperanza, volver a confiar y volver a creer.

¿Por qué? Porque cuando tu corazón está comprometido y activo, te conviertes en un mejor líder.

Cuando sientes una gran cantidad de emociones (positivas y negativas) puedes tener empatía con las personas que están heridas y puedes celebrar con las personas que están celebrando.

Puedes caminar con un grupo o una congregación a través de un mal tiempo y puedes celebrar con gozo en los buenos momentos.

Para hacer esto, necesitas mantener tu corazón sano y en la frecuencia correcta.

Grandes líderes van más allá de la ofensa, del cinismo y del dolor, y mantienen sus corazones completamente comprometidos.

1 12 Continue Reading →

7 habilidades relacionales que deben tener líderes cristianos.

Por Thom Rainer

 

Estas son las dos causas más comunes de porque pastores se ven forzados a renunciar.

 

  1. Habilidades de liderazgo débil.
  2. Habilidades relacionales deficientes.

 

Se ha escrito mucho en la última década en las habilidades de liderazgo. La literatura sobre el tema es enorme y sigue creciendo. Ciertamente tengo poco que añadir en este breve blog que quiero compartirles.

 

Es por esa razón que me enfoco específicamente en las habilidades relacionales de grandes líderes de la iglesia. Es cierto que mi enfoque es anecdótico y subjetivo. Pero he estado en el Ministerio de trabajo con líderes de la iglesia durante treinta años. Creo que mi resumen podría ser apoyado por una investigación más profunda.

 

La mayoría de los pastores y líderes de iglesias nunca han recibido entrenamiento formal en habilidades relacionales. Así que tal vez estos siete observaciones de líderes destacados que mencionaré resultarán útiles para muchos de ustedes.

 

  1. Tienen una vida de oración vibrante. Cuanto más estamos en conversación con Dios, más nos damos cuenta de su misericordia y gracia. Ese descubrimiento conduce a una mayor humildad, que es una característica clave de los que tienen grandes habilidades relacionales.

 

  1. Se preguntan acerca de los demás. Escucha a la gente con quien tienes conversaciones regulares. ¿Cuántos de ellos centran la conversación en usted y otros? Un signo clave de la salud relacional es el deseo de conducir la conversación hacia una preocupación sobre los demás. ¿Como te va en el trabajo? ¿Familia? ¿todo bien en tu vida?

 

  1. Rara vez hablan sobre sí mismos. Este rasgo es el resultado de la característica anterior. ¿Alguna vez has conocido a alguien que siempre parece hablar acerca de sí mismo? Por lo general son aburridos o irritante. Ellos son sin duda absortos en sí mismo.

 

  1. Ellos son intencionales acerca de las relaciones. Ellos no esperan a que otros tomen la iniciativa. Ellos están tan centrados en los demás, siempre están en la búsqueda natural de oportunidades para desarrollar  y mejorar sus relaciones.

 

  1. Tienen un sentido del humor sano. Este rasgo es natural porque los líderes no están pensando obsesivamente sobre sí mismos. De hecho, son propensos a reírse de sí mismos y de sus propias deficiencias. Son frescos  y respetuosos en sus relaciones y siempre crean un clima familiar.

 

  1. Nunca están a la defensiva. Pastores y otros líderes de la iglesia se ocupan de los críticos con regularidad. A veces una defensa es justo y necesario. La mayoría de las veces, los líderes con grandes habilidades relacionales no se llevarán a las críticas como algo personal. Ellos saben como manejar estas situaciones y sacarles provecho para el bien de todos.

 

  1. Buscan constantemente la entrada. Sus egos están tan controlados que siempre están dispuestos a recibir críticas constructivas con el fin de mejorar. Por el contrario, muchos de estos líderes buscan obtener opiniones sinceras sobre su desempeño para seguir creciendo, por lo tanto para ellos todo aporte es un tesoro.

Mi hipótesis es que más de la mitad de los fracasos pastorales tienen su origen en la falta de liderazgo y/o habilidades relacionales del líder. Espero que esta breve lista de comprobación te ayude a mirar en el espejo con mayor claridad.

1 10 Continue Reading →

No Nos Corresponde Decidir Quien Merece Ayuda

3 principios para alcanzar a aquellos en necesidad.

Por CRAIG GREENFIELD

 

Mis vecinos fueron desalojados ayer.

Volví a casa y me encontré con todas sus pertenencias – un par de sabanas sucias, una almohada rosa y ropa – apiladas en un charco afuera de la puerta principal de mi casa.

Anteriormente, ellos vivieron amontonados en uno de los pequeños cuartos sin ventana de nuestro corredor. Aparentemente nuestra administradora (una señora muy difícil y adulta, dueña de varias casas por esta zona) decidió que ya no podía mas con sus peleas de borrachos. Entonces, madre, padre y cuatro hijos (edades entre uno y 12) fueron echados a la calle.  Se fueron antes de que me pudiera dar cuenta.  Su desoladora existencia se volvió más desoladora.

Pero aquí está el dilema: No hay duda de que la incesante manera de tomar y pelear de la mamá contribuyó con la situación en la que ahora se encuentran. Ella era difícil de querer y aún más difícil de ayudar. Ella rechazó a sus hijos para poder sentarse a tomar y jugar cartas con los vecinos. Ella gritaba a sus hijas cuando se les olvidaba cocinar el arroz o lavar la ropa, mientras se sentaba a no hacer nada.

LA OBRA DE DIOS AL TRANSFORMAR VIDAS, SE TRATA MUCHO MAS DEL AMOR DE DIOS QUE DE SI LOS BENEFICIARIOS LA MERECEN O NO. NADIE SE LO MERECE. ES POR ESO QUE NECESITAMOS LA GRACIA DE DIOS.

Entonces ¿por qué debería ayudarla?

¿Alguna vez te has dado cuenta de que hay algo en nuestra naturaleza humana que busca encasillar a las personas como “los pobres que merecen” y “los pobres que no merecen”? Fácilmente marcamos como “in merecedores” a aquellos que viven en pobreza y que no parece que trabajan suficientemente duro, o aquellos que pueden ser alcohólicos o adictos. Cuando ponemos a los niños y a aquellos que marcamos como que simplemente están pasando por tiempos difíciles en la categoría de “merecedores” de nuestra compasión y ayuda. Pero preguntar si la gente es “merecedora” o “in merecedora” de ayuda no es la pregunta correcta. Y cuando preguntamos incorrectamente, siempre tendremos la respuesta incorrecta.

Lo interesante es que Jesús lidió con este problema. En su tiempo, la incapacidad y pobreza estaban vistos como un resultado del pecado. Muchos en el mundo aún creen que es de esta manera. Lo llaman Karma – La idea de que tus pecados en tus vidas pasadas impactan directamente esta vida. Pero Jesús rechazó este análisis. Cuando los discípulos se atravesaron con un hombre ciego, ellos querían que Jesús les dijera quién causó su condición. En cambio, Jesús escogió mostrar la más importante verdad:

—Ni él pecó, ni sus padres —respondió Jesús—, sino que esto sucedió para que la obra de Dios se hiciera evidente en su vida. (Juan 9:1-3).

Jesús dejó claro que la obra de Dios en transformar vidas se trata más del amor de Dios que de si los beneficiarios la merecen o no. Nadie se la merece. Es por eso que necesitamos la gracia de Dios. En Mateo 25, Jesús no categoriza a la gente basándose en si son “pecadores” ni los juzga por si ya han tenido múltiples oportunidades. Su obra fue simplemente para alcanzar a aquellos cuyas necesidades no habían sido alcanzadas y amarlos: “Tuve hambre. Tuve sed. Estuve desnudo. Estuve preso. Estuve enfermo”.

He aprendido a mantener estos tres principios en mente mientras me relaciono con aquellos que pueden ser vistos como “inmerecedores” en mi propia vida y ministerio. Y creo que te pueden ayudar a ti también:

  1. Extiende la misma Gracia quejas recibido.

“Haz a otros lo que quieras que te hagan a ti” es bellamente aplicable en esta situación. Después de todo, todos hemos pecado y nos hemos quedado cortos con los estándares de Dios para nuestras vidas. Si medimos cuanta gracia, perdón y amor merece cada uno de nosotros, tú y yo, nos quedaríamos cortos.

No estoy sugiriendo que ignoremos el pecado o permitamos a alguien comportamientos destructivos. Soy apasionado de la transformación. Pero reconozco esto “Ahí, pero por la gracia de Dios voy yo “. Yo no sé de cuáles demonios esté buscando escapar mi vecina. Yo no sé qué traumas o abusos ha sufrido ella por las manos de otros. Yo no la conozco lo suficiente para juzgarla. Solo Dios sabe. Entonces mi rol es simplemente amarla, servirle, y orar por un cambio.

  1. Busca comprender, en lugar de juzgar.

Somos rápidos para etiquetar a aquellos que vemos como in merecedores, usando términos como “divas” y “flojos”. Y al hacer eso, los juzgamos como in merecedores de nuestro amor y esfuerzo. Yo no creo que esta actitud refleja el amor de Jesús. En lugar de eso, busca comprender en lo individual que le sucede a una persona que es desmoralizada, envuelta en comportamientos destructivos, o buscando suplir sus necesidades de formas no saludables.

SI MEDIMOS CUANTA GRACIA, PERDON Y AMOR MERECE CADA UNO DE NOSOTROS, TU Y YO, NOS QUEDARIAMOS CORTOS.

Segundo, busca entender las razones sistemáticas de pobreza y como la gente terminó siendo marginada y echada fuera del sistema (y por tanto desmoralizada y envuelta en hábitos destructivos). Para aquellos de nosotros que venimos de trasfondos privilegiados, busca entender tus privilegios, para que puedas entender mejor la pobreza. Reconoce que es mucho más fácil para alguien con recursos recibir ayuda con una adicción o esconder el problema. Este es un punto ciego para la mayoría de las personas de un trasfondo pudiente y educado, pero es absolutamente crucial que nos involucremos en esta manera de pensar, o terminaremos  haciendo más daño.

 

  1. Haz Las preguntas correctas

La pregunta no es si la persona “merece” o “no merece”. La pregunta correcta es “¿Cómo puedo hoy extender de la mejor manera el amor de Dios a esta persona?” o “¿Cuál sería la acción más amorosa y transformadora en la vida de esta persona?” Estas preguntas nos invitan a alejarnos del juicio y acercarnos a la transformación. Estas preguntas nos permiten responder con el tipo de gracia que Jesús nos ofreció primero a nosotros.

Una noche, un par de semanas atrás, escuché el sonido de un llanto afuera de mi casa. Prendí las luces y al abrir la puerta, encontré a mi vecina alcoholizada temblando en el suelo, gimiendo y llorando. Ella había tomado mucho y tenía un ojo morado. Tuvo otra discusión con su esposo y estaba lista para desahogarse y dormir afuera. Me arrodillé detrás de ella, tratando evitar la suciedad en que estaba recostada, y la escuche hablar acerca de sus problemas por un tiempo. Ella había tocado fondo y lo sabía. Pero no podía ver una salida. Mi llamado en ese momento y en cada interacción con ella, es simplemente extender amor, gracia y tratar de ayudarla a encontrar un mejor camino.

Yo sé que Jesús puede sanarla y liberarla. Yo sé que cuando Dios la ve, El ve a su hija amada que desesperadamente necesita amor, gracia, perdón y transformación. Quizá ella no sea lo que la mayoría de personas, incluyéndome, vemos como “merecedora”. Y precisamente eso, es lo que nos hace excelentes candidatos para la gracia.

0 8 Continue Reading →

Manejo del Estrés: ¡No te Preocupes!

“No se preocupen por nada.” (Filipenses 4:6 NTV)

 

La fuente principal del estrés en tu vida no es el trabajo; es la preocupación. El trabajo no te mantiene despierto toda la noche; la preocupación sí.

 

Dios es muy claro en la Biblia cuando dice lo que piensa de la preocupación. Filipenses 4:6 dice “No se preocupen por nada.”

 

¿Por qué necesitas dejar a un lado tu preocupación?

 

  • La preocupación es irrazonable por un par de razones. Primero, la preocupación exagera el problema. ¿Has notado que si alguien dice algo malo acerca de ti, mientras más piensas en ello, más grande se hace? En segundo lugar, la preocupación no funciona. El preocuparte por algo que no vas a poder cambiar, es algo inútil. Y preocuparte por algo que puedes cambiar es una tontería. Simplemente cámbialo.

 

  • La preocupación es antinatural. Nadie nace con preocupaciones. Podrías pensar que tú sí, pero no es así. La preocupación es algo que se aprende. La preocupación no es natural, ni tampoco saludable. Tu cuerpo no está diseñado para lidiar con preocupaciones. Cuando la gente dice, “Estoy enfermo de preocupación” están en lo cierto. Los doctores dicen que una gran cantidad de personas podrían salir hoy del hospital si supieran como deshacerse de la culpa, el resentimiento y de las preocupaciones. Proverbios 14:30 dice: “La paz en el corazón da salud al cuerpo” NTV.  

 

  • La preocupación es inútil, La preocupación no puede cambiar el pasado y la preocupación no puede controlar el futuro. Todo lo que hace es estropear el presente. La única cosa que la preocupación cambia es a ti. ¡Te hace miserable! La preocupación nunca ha resuelto un problema, ¡Es inútil!

 

  • La preocupación es innecesaria. Dios te hizo, te creó, te ha salvado, y Él pone Su espíritu en ti. ¿No crees que Él se va a encargar de tus necesidades? No hay necesidad de preocuparse.

 

El primer paso en el control del estrés es rechazar el preocuparse por algo. ¿Por qué? Porque es irrazonable, es antinatural, es innecesario y es inútil.

 

La Biblia dice en 1 Pedro 5:7 “Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes” NTV.

 

Dios se interesa personalmente por ti y por tus necesidades. ¿Ves todas estas cosas por las que estás estresado, ansioso y preocupado?  

 

Déjalas ir.  Entrégaselas a Dios.

0 12 Continue Reading →