Recientemente descubrí algo extraordinario que cambiaría toda mi carrera como empresario.

Para empezar, noté que  había una increíble tensión en mi trabajo. Era la tensión de mi carrera y mi personalidad. Para que me entiendan, cuando me enfocaba en hacer crecer mi carrera y construir una hoja de vida impecable, terminaba más estresado que nunca y le restaba importancia a otras prioridades en mi vida: mi familia.

Ahora, sé que es importante tener una carrera sostenible. Sobre esto es que está construida mi empresa -Essential Hustle- ¡ayudar a las personas a construir sus carreras online! Si bien es importante hacer una carrera, no es algo esencial en tu vida.

Las cosas esenciales de la vida son: amar a tu familia, proveer a tus seres queridos, vivir con principios claros, ayudar a otros, etc.

Fama, riqueza, abundancia, y poder tener lujos no son cosas esenciales en la vida.

Aquí es a dónde voy llegando:

Nuestras carreras se vuelven nocivas cuando nos llevan a priorizar las cosas que no son esenciales en la vida. Pero en el otro lado de la moneda, carácter es aprender a darle prioridad a aquellas cosas esenciales.

Y así es como defino el carácter: el resultado de tener una estricta concentración en lo que de verdad importa en la vida.

Dicho esto, no quiero ser ese tipo de empresario que solo está enfocado en su carrera. Mientras más hago eso, más tengo cosas que no son esenciales en la vida.

Quiero ser un empresario con carácter –o, el empresario con una estricta concentración en lo que de verdad importa en la vida.

Digo esto porque muchos empresarios o emprendedor viven súper enfocados en construir sus carreras y luego olvidan lo que de verdad es esencial. Estos empresarios viven su vida de una manera completamente distinta a los empresarios que tienen carácter. De hecho, los empresarios con carácter hacen negocios y viven sus vidas de una manera más simple.

Para mostrarte exactamente a qué me refiero, considera estas 9 cosas que los empresarios con carácter hacen de forma diferente:

  1. Los empresarios con carácter conocen sus prioridades: Cuando priorizamos nuestras carreras, puede volverse fácil cargarnos con los negocios, hasta el punto que nuestras prioridades quedan sesgadas. Esto es lo que pasa con muchos emprendedores. Hay muchos que viven en el constante ajetreo del día a día y olvidan lo que de verdad es importante. No debemos permitir que el ajetreo sesgue nuestras prioridades. Enfocados en el carácter esto nunca pasará.
  2. Los empresarios con carácter ven los fracasos como peldaños para avanzar: cuando te concentras demasiado en tu carrera, los fracasos están a la vuelta de cada esquina. Pero cuando te concentras en tu carácter y en la persona que quieres ser, ves los fracasos como una fuerza que te ayuda a moldearte y seguir adelante. La verdad es que detrás de cada gran empresario, hay un gran historial de fracasos. El fracaso nos moldea más que lo que nos destruye. Los empresarios con carácter saben esto.
  3. Los empresarios con carácter viven para ayudar a otros: Muchos emprendedores se lanzan al mundo de los negocios creyendo que serán ricos. Muchos buscan más la riqueza que la oportunidad de servir a otros. Priorizando el carácter mantiene a las personas en el tope de tu lista en tu agenda. Esto significa que ellos no se sienten satisfechos cuando tienen mucho dinero, pero no están ayudando a nadie.
  4. Los empresarios con carácter se enfocan más en la calidad que en la cantidad: Mientras muchos empresarios buscan alargar la lista de emails hasta tener miles, yo busco nutrir el pequeño número que tengo. La verdad es, no necesitas hablarles a miles para hacer una diferencia. Algunos de tus mejores trabajos los puedes hacer con un puñado de personas. Los empresarios con carácter miran más la calidad que la cantidad. Así es como hacemos un impacto.
  5. Los empresarios con carácter desean una vida tranquila: El empresarismo nunca ha sido sinónimo de una vida tranquila. Es atrevida, emocionante y llena de adrenalina. Pero sólo si nos concentramos en hacer crecer nuestra fortuna. Si mantenemos nuestros negocios intencionalmente pequeños y enfocados, podría llevarnos a una vida tranquila –donde solo nos enfocamos en trabajar duro y hacer las cosas bien.

No estoy diciendo que los empresarios no puedan construir grandes compañías. Lo que quiero decir es que los empresarios con carácter no sentimos la necesidad de crear grandes compañías cada vez que entran a un nuevo negocio porque ellos entienden que no necesitan una vida supremamente movida y llena de adrenalina.

No vayamos detrás de una vida emocionante y atrevida solo porque la sociedad nos diga que debemos hacerlo. Tengamos el coraje de bajarle el ritmo y vivir una vida tranquila, para que podamos enfocarnos en lo que de verdad importa.

  1. Los empresarios con carácter se levantan temprano o se acuestan tarde: Muchos empresarios se levantan antes de que salga el sol o se acuestan muy tarde. Pero la diferencia entre estos empresarios y los empresarios con carácter es la motivación que tienen al momento de levantarse temprano o acostarse tarde. Los empresarios que tienen carácter hacen esto porque no quieren tener mucho más tiempo del necesario alejados de su familia durante el día. Ellos trabajan mientras sus familias duermen. Y como resultado, su vida en el hogar es sólida. Ahora, esto no significa que no duerman. Por el contrario, como tienen claras las cosas importantes en la vida, ellos priorizan el dormir.
  2. Los empresarios con carácter no tratan de probar su valor: Cuando eres un empresario, es fácil caer en la trampa de sentir la necesidad de probar tu valor al mundo. La lucha con esta inseguridad, y como resultado trabajan hasta el cansancio para demostrarle a todos lo que son capaces. Pero esto es exactamente lo que mantiene a los empresarios demasiados ocupados y estresados. Los empresarios aun luchan con la inseguridad pero no se cansan de ella. En vez de soltarla, trabajan más duro para mantenerla.
  3. Los empresarios con carácter admiten sus fallas: Los empresarios con carácter priorizan lo que son y su integridad. Así que cuando se equivocan, lo reconocen. Pero los que priorizan su carrera les importa más mantener su imagen, y como resultado, no admiten sus faltas sino que buscan culpar a otros. Esta no es la forma como deberíamos dirigir nuestros negocios.
  4. Los empresarios con carácter aparecen. Finalmente, los empresarios con carácter están presentes. Ellos no son cobardes para el trabajo duro, y tampoco niegan sus responsabilidades. Ellos se presentan y hacen su trabajo.

Para darte un ejemplo, tengo un grupo en Facebook de empresarios con los que amo estar en contacto. He estado en muchos grupos en donde lo único que quieren los empresarios es crear un nuevo mercado para sus productos. Los empresarios que solo buscan promocionar sus productos, sólo aparecen cuando ven una oportunidad para promocionarse. Ellos rechazan la responsabilidad de mantenerse con el grupo y no aparecen.

En este momento probablemente te estás preguntando: ¿Cómo puedo desarrollar carácter en mi vida?

Bueno, es simple de decir pero difícil de hacer. Para ser un empresario con carácter debemos saber qué es lo esencial y escogerlo siempre, por encima de todo.

Eso es todo. En el abrumador mar de decisiones, opiniones y excesos, tenemos que priorizar siempre lo que más importa en la vida. Mientras más escojamos lo que de verdad tiene importancia en la vida –Como la familia y los principios-más desarrollaremos carácter.

Es  tiempo que dejemos de enfocarnos en ser los empresarios más exitosos. Esto no es esencial. En vez de eso, enfócate en lo que más importa en la vida. La recompensa no tiene precio.

Por: Neal Samudre

Soluciones Juveniles About Soluciones Juveniles