Por: jonathan Howe

Recuerda, tu audiencia incluye miembros de la iglesia e invitados potenciales. Así que es imperativo que crees mensajes para ambos y para cada uno por separado.

El proceso de Involucrar es más exitoso cuando partes de las metas qué quieres lograr y vas hacia atrás: considera el resultado deseado, decide la mejor plataforma para alcanzar tu objetivo, y piensa en las palabras correctas para tu mensaje. Esto puede entenderse mejor en estos seis pasos estratégicos:

  1. Mantén tu audiencia en mente. Una razón principal para que la comunicación fracase es no considerar a la audiencia a la cual dirijo el mensaje. Cuando no pienso desde la perspectiva de la audiencia, tiendo a obviar detalles o pistas del contexto que son necesarias en las comunicaciones. Un buen ejemplo de esto es usar acrónimos. Las personas de la iglesia deben saber a qué te refieres, pero normalmente los acrónimos de la iglesia no los entienden nuestros futuros invitados. Simplifica el mensaje para alcanzar la audiencia más grande posible y clarifícalo lo más que puedas.
  2. Decide el canal de comunicaciones: no pensar en la audiencia a menudo nos lleva a usar el canal de comunicación incorrecto. No todos los mensajes tienen la misma audiencia, y no todos los mensajes requieren el mismo canal. Algunos anuncios es mejor hacerlos impresos, otros son mejor online, y aún otros necesitan ser comunicados verbalmente.
  3. Encuentra el momento perfecto: el evento de una mega iglesia  necesita semanas de planeación para comunicarte con los miembros e invitados. Una salida para el miércoles en la noche no necesita tanta comunicación. Pero para los eventos semanales, no esperes hasta el último minuto o el día antes para promoverlo. Promuévelo con anterioridad y de forma continua. Finalmente, cuando usas las redes sociales, considera postear más a menudo cuando sabes que las personas van a estar en línea y disponibles para responder o compartir tus publicaciones.
  4. Piensa en el léxico. Cada palabra importa. Como etiquetes algo o las palabras que uses para comunicarte tendrán un efecto en cómo las personas responden o digieren la información. Un pastor una vez se refirió a los “diezmos y ofrendas” como “los ingresos de la iglesia” en una publicación de su blog. Recibió una gran cantidad de mails y cartas de personas enojadas como resultado. Fue un error real, pero esto demuestra cómo usar las palabras incorrectas puede causar que el mensaje se pierda.
  5. Usa imágenes apropiadas. Las imágenes deberían complementar el mensaje, no distraerte de él. Hay muchos sitios online de bajo costo o gratis para que las iglesias puedan usar. Si usas las imágenes sabiamente, mejorarás en comunicar mensajes a tu audiencia. Por favor, nada de arte de Word. Por favor.
  6. Prueba incansablemente. Algunos errores se van a filtrar. Pero debes hacer todo lo posible para probar todo lo que salga de tu iglesia. Encuentra alguien a parte del diseñador para que revise todo antes de enviarlo. La familiaridad con un documento o mensaje hará que cometas errores. Una mirada fresca de alguien siempre puede darse cuenta de errores de ortografía, redacción, o gramática.

Una vez hayas progresado y usado estos pasos, deberías tener un mensaje más desarrollado y evolucionado que comunicar.

Soluciones Juveniles About Soluciones Juveniles