En la epopeya religiosa de Martin Scorsese “Silencio”, Liam Neeson interpreta a un sacerdote jesuita que es torturado por su devoción a Cristo, y enfrenta dudas y una crisis de fe de frente. En una entrevista con el blog de Patheos, la Hermana Rose dijo que la película era “una meditación sobre la duda, la fe, un estudio serio sobre la creencia” y discutió cómo impactó su propia fe personal.

 

Al igual que el coprotagonista Andrew Garfield, Neeson dijo que los ejercicios espirituales de los jesuitas -que él practicaba en preparación para la película- tuvieron un efecto profundo en él: “Tú haces una relación con Cristo a través de los Evangelios, para que finalmente Cristo se convierta en tu Hermano, alguien con quien hablas regularmente, todos los días, durante todo el día”

 

Cuando la Hermana Rose preguntó cómo su propia fe se relacionaba con el carácter del Padre Ferreira, dijo,

 

Creo que la idea de Dios de Ferreira fue, en última instancia, una de amor, pero esto es lo que elijo creerme a mí mismo. Si Dios fuera un maestro severo, yo habría renunciado a la fe hace mucho tiempo. Dios es amor, el amor es Dios. He tenido experiencias personales del amor de Dios, hermosas y tranquilizadoras, todas las cosas de las que hablan los Salmos. Si era un maestro severo, bueno, no lo sé.

Soluciones Juveniles About Soluciones Juveniles