“«Todo me está permitido», pero no dejaré que nada me domine.” 1 Corintios 6:12 (NVI).

¿Por qué los jardineros podan árboles y plantas? Por el bien de la planta y para que dé fruto la próxima temporada. Si no se podan, no habrá ningún fruto la próxima temporada.

Cada año de nuestras vidas, nos brotan nuevas ramas de actividad. Estas haciendo algunas cosas que no hacías hace un año. Las has añadido. ¿Pero qué has cortado? ¿Qué has podado? No simplemente puedes seguir añadiendo y añadiendo cosas a tu horario sin cortar algunas, sin podar tus actividades.

Aquí está el secreto: cuando podas, no nada más estas cortando madera para leña. Cortas ramas con vida que aún son productivas. Cortas algunas actividades que todavía son buenas, que siguen dando frutos. Tienes que cortarlas porque estás en una nueva temporada.

Pablo dice en 1 Corintios 6:12, “«Todo me está permitido», pero no dejaré que nada me domine” (NVI).

Dios te ha dado libre albedrío. Tienes permitido hacer cualquier cosa. Puedes salir y sobrecargar tu horario 10 veces más, y Dios no va a detenerte. Pero eso no significa que sea la cosa más beneficiosa que puedas hacer.

En tu vida tendrás que aprender a decir “no” mucho más de lo que tendrás que aprender a decir que “sí”. Hay más cosas que no puedes hacer, que tienes el tiempo, la energía, el esfuerzo y el deseo de Dios para que lo hagas. Incluso no puedes hacer todas las cosas buenas en la vida. ¿Te habías dado cuenta de eso? No puedes hacer todo, así que tienes que determinar las cosas correctas para hacer. ¿Qué quiere Dios que hagas con tu tiempo y energía? 

La selección es la clave para una vida efectiva. Serás más eficaz si descubres que no vas a hacer tan bien como lo que vas a hacer. ¡Podrás realmente lograr más en la vida haciendo menos!

Si periódicamente no podas las actividades en tu vida, Dios las podará por ti. Será mediante una enfermedad o una crisis o algo, porque no puedes vivir más allá de tus límites mes tras mes.

Soluciones Juveniles About Soluciones Juveniles