Skip to Content

Tag Archives: control

Cómo asegurarse de que sus temores no paralicen su vida.

Por: SCOTT SAVAGE

 

Muchos de nosotros tenemos miedo hoy. Vivimos en un mundo incierto y en tiempos especialmente inciertos. Sin embargo, nuestros temores podrían costarnos este año de formas que no podemos comprender aún.

Beth Moore, conocida maestra de la Biblia y autora, envió un tweet a principios de este mes, lo que produjo una tremenda reacción. Me desplacé a través de muchas de las más de 800 respuestas al tweet de Moore. Las historias y experiencias de la gente que leí eran arenosa, sin filtrar y desgarradora.

Beth Moore: Hey, algunos de ustedes podrían darme algo de perspective? Si jesús le preguntara justo en este preciso momento por qué tiene miedo, ¿Qué respondería?

La gente hablaba de dificultades financieras, diagnósticos médicos terminales, pérdida de su empleo o su seguro médico. Compartieron las luchas internas como preguntas de identidad y angustia acerca de la autoestima. Describieron sus miedos por amigos y familiares.

Mientras leía estas respuestas, pensaba en mis miedos y en cómo respondería a la pregunta. Pensé en mis inseguridades cuando se trata de mi carrera. Mis ambiciones y miedos cuando se trata de mi actividad como escritor. Reflexioné sobre mi matrimonio, mi papel como padre, mi nuevo comienzo en un nuevo lugar el año pasado y mucho más.

Una respuesta a un tweet sólo permite 140 caracteres y me sentí como si tuviera suficiente para 140 tweets separados!

¿Por qué tenemos miedo?

Nuestros miedos están en su peor momento cuando nos paralizan.

Una de las cosas que el miedo suele hacer es convencernos de que somos los únicos. Después de aislarnos, el miedo nos dice que nunca superaremos nuestra lucha.

 

¿Tiene miedo de ser rechazado? No iremos allí: demasiada exposición.

¿Teme que alguna persona poderosa tome una decisión que nos perjudique? Nos obsesionamos con cada movimiento, palabra y acción.

¿Miedo de tomar la decisión equivocada? Comenzamos a luchar para tomar cualquier decisión.

¿Teme que este año sea peor que el año pasado? Vivimos conteniendo el aliento, nunca realmente presente en el momento, incapaz de disfrutar de lo que tenemos.

Cuando los temores nos dominan, tienden a convertirse en profecías auto-realizables. Realizamos eventos para satisfacer nuestras peores expectativas. Escribimos una narración de hechos reales que encaja con nuestro punto de vista. Es un lugar terrible para estar, pero, de una manera enferma y retorcida, al menos sentimos que hemos recuperado un poco de control!

Tomemos por ejemplo, hablar en público. Para algunas personas, tienen más miedo de hablar en público que morir. Es por eso que el famoso Jerry Seinfeld bromeó, “si vas a un funeral, estás mejor en el ataúd que haciendo el elogio”

Entonces, ¿qué podemos hacer con esos miedos?

Determina dónde has puesto tu esperanza.

He encontrado la única manera de derrotar el miedo es elegir la esperanza en su lugar. Pero uno de los problemas con la esperanza ocurre cuando ponemos nuestra esperanza en los lugares equivocados.

Por lo tanto, podría ser una buena cosa preguntarse, “¿Cuál es el objeto de mi esperanza?”

Estoy realmente orgulloso de mí mismo porque me reprimí y me abstuve de hacer cualquier mensaje político en Facebook durante el ciclo electoral de 2016. Pero cuando el Presidente Trump dijo en su discurso de inauguración: “No te defraudaré”, sacudí la cabeza con incredulidad. Creo que literalmente me reí en voz alta, también.

Es totalmente falso. Porque todos nos vamos a decepcionar. Vamos a decepcionar a la gente que amamos, nuestra familia, esposos y amigos. Vamos a decepcionar a las personas que trabajan para nosotros y a las personas para las que trabajamos.

Me decepcionaron al menos siete personas la semana pasada. ¿Cómo puedo saber? Cancelaron la suscripción a mi lista de correo electrónico. No estoy seguro de por qué el correo electrónico de la semana pasada les hizo decir “¡adiós!”, Pero lo que les motivó a firmar para estar en la lista ya no estaba presente.

No debemos poner nuestra esperanza en la gente porque la gente siempre nos decepcionará. Una de las lecciones que he aprendido de la manera más difícil es “la fuerza de tu esperanza está basada en el objeto de tu esperanza”. Si tu esperanza está fijada en una persona (o un presidente), entonces te sentirás decepcionado .

Tenemos que determinar dónde hemos puesto nuestra esperanza. Y la crisis a menudo nos ayuda. La crisis revela dónde hemos colocado (o extraviado) nuestra esperanza. Cuando lo colocamos en algo que es más débil de lo que pensábamos, entonces descubrimos una posible razón para nuestra continua derrota a manos del miedo.

Neutralice sus temores.

Hay dos enfoques diferentes para neutralizar sus miedos que quiero explorar aquí.

En el libro de Steven Furtick, Crash the Chatterbox, el autor anima a sus lectores a hacerse dos preguntas cuando enfrentan temores. La primera es “¿Qué es lo peor que podría pasar?”

Después de responder a la primera pregunta, pregúntese “¿Y luego qué?” Siga preguntando la segunda pregunta hasta llegar a un resultado final. Muchas veces, el resultado final de nuestros miedos no son tan aterradores o debilitantes una vez que los nombramos y los sacamos a la luz.

Cuando nos involucramos en el ejercicio de Furtick, llegamos al mismo destino. Nos damos cuenta de cómo nuestras mentes nos engañan para que pensemos que el peor de los escenarios nos deja derrotados permanentemente. El miedo nos engaña al pensar que no debemos intentar cuando un retroceso temporal no es fatal. En el establecimiento del miedo, descubrimos todas las formas en que podemos mitigar los resultados desastrosos de antemano.

Si el miedo le está haciendo bullying-pateándole y robando su dinero para el almuerzo- tome algún tiempo esta semana para participar en una de estas prácticas y neutralice sus temores.

Concéntrese en lo que puede controlar y tome esas medidas.

A j Cronin dijo: “La preocupación nunca libra al mañana de su dolor, pero hace que hoy sólo pierde su fuerza”.

El miedo es una forma de preocupación que nos empodera con un sentido de control cuando sentimos que no tenemos ninguno.

Una de las mejores maneras de derrotar el miedo es ignorar lo que no podemos controlar y centrarnos en lo que podemos controlar en su lugar. Algunas medidas son imposibles de tomar hoy, pero hay algunas que sí podemos tomar.

Si usted está luchando contra la preocupación y el miedo hoy, pregúntese: “¿Qué puedo hacer hoy para influir en el mañana?” Como alguien dijo una vez, “La mejor opción es la que crea más opciones”.

En un episodio reciente de su podcast de liderazgo, Craig Groeschel compartió cómo se acerca al desarrollo personal. Él tiene un mantra. “Haré lo que pueda hacer hoy para poder hacer mañana lo que no puedo hacer hoy”. Groeschel ve más allá de su capacidad actual (o incluso sus temores actuales) a su potencial futuro. Al ver la conexión entre hoy y mañana, hace lo que puede con la esperanza de que algún día hará lo que una vez dijo que no podía.

Hoy tenemos oportunidades que hacen posibles nuevas oportunidades mañana. Las decisiones que tomamos hoy pueden abrir las puertas para el próximo año.

La semana pasada, tres jugadores de béisbol fueron anunciados como los nuevos en el Salón de la Fama del Béisbol. Me acordé de los hombres y mujeres que figuran en el Salón de la Fama dentro de las Escrituras. En Hebreos 11, el autor describe la naturaleza de la fe y luego enumera a muchos hombres y mujeres que exhibieron una gran fe en sus respectivas vidas.

Estos hombres y mujeres no eran cualitativamente diferentes de usted y yo. No sabían dónde acabarían cuando estuvieran vivos. Simplemente tomaron el siguiente paso que supieron tomar, haciendo la siguiente cosa correcta que sabían hacer. Cuando se sintieron llevados a obedecer a Dios, dieron un paso adelante y otra oportunidad se abrió.

Como con cualquier gran historia, vivimos nuestras historias, palabra por palabra, frase por frase, día a día. El miedo era una parte muy real de sus historias, como lo es en la suya y la mía. Sin embargo, la razón por la que todavía conocemos sus nombres y leemos sus historias es porque eligieron rechazar el miedo y actuar de todos modos.

0 3 Continue Reading →

¿Cómo alcanzar bienestar en una cultura del “nunca es suficiente”?

Vivimos en una cultura de descontento, y las señales están por todas partes.

0 5 Continue Reading →

¿Quién Controla tu Futuro?

¿Quién Controla tu Futuro?

cover_26Enero2016

“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos.” (Romanos 8:28 NTV)

Uno de los miedos más grandes que todos enfrentamos es el miedo al futuro. Tememos por el futuro de nuestras familias, nuestros amigos, nuestros trabajos, nuestras comunidades – y todo lo demás alrededor de eso.

Es natural. No estamos en control. Pero esa comprensión debería llevarnos a confiar en Dios más profundamente.

Podremos no estar en control de nuestro futuro, pero Dios lo está. Él creó todo el universo. Si quisiera, podría hacerlo desaparecer en un segundo. Sin embargo, está trabajando su plan en la historia. Está moviendo la historia hacia un clímax, hacia un destino. Un día Cristo Jesús regresará a la tierra. Nada detendrá eso. De la misma manera que trabaja en la historia para mover los eventos hacia ese día, también trabajará en tu vida hacia un propósito – si lo dejas.

La Biblia dice: “Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos.” (Romanos 8:28 NTV)

La Palabra de Dios no dice que todo es Bueno. Tampoco dice que Dios causa todo. Él no causa la guerra. Él no causa el cáncer. Él no causa la violación, el aborto, el incesto o el abuso sexual. Él no causa el mal. Nosotros lo hacemos. Dios nos da la libertad de elegir. El mal es el precio de la libertad.

Pero la Biblia dice que Dios hace que todo obre para bien. Dios puede tomar las decisiones tontas y malas que he hecho en mi vida y usarlas para bien si confío en Él. Sin embargo, Romanos 8:28 no es una promesa para todos. Es para “aquellos que aman a Dios”. Es para aquellos que confían en Dios y dicen: “Señor, toma todas las piezas rotas de mi vida y ármalas”.

Esta es la razón por la cual no me preocupo cuando leo los titulares todas las mañanas. Por supuesto, hay un montón de problemas en el mundo hoy, pero Dios sigue en control. Dios sigue moviendo la historia hacia un clímax. Y Dios sigue moviendo a su gente hacia lo mejor para ellos. Un día Dios hará que todo obre para su propósito.

Porque Dios está en control, podemos confiar en Él respecto a todo – incluso lo bueno, lo malo y lo feo de nuestras vidas.

4

¿Quién controla tu futuro?

¿Quién controla tu futuro?

blog_7diciembre

“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos.” (Romanos 8:28 NTV)

Uno de los miedos más grandes que todos enfrentamos es el miedo al futuro. Tememos por el futuro de nuestras familias, nuestros amigos, nuestros trabajos, nuestras comunidades – y todo lo demás alrededor de eso.

Es natural. No estamos en control. Pero esa comprensión debería llevarnos a confiar en Dios más profundamente.

Podremos no estar en control de nuestro futuro, pero Dios lo está. Él creó todo el universo. Si quisiera, podría hacerlo desaparecer en un segundo. Sin embargo, está trabajando su plan en la historia. Está moviendo la historia hacia un clímax, hacia un destino. Un día Cristo Jesús regresará a la tierra. Nada detendrá eso. De la misma manera que trabaja en la historia para mover los eventos hacia ese día, también trabajará en tu vida hacia un propósito – si lo dejas.

La Biblia dice: “Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos.” (Romanos 8:28 NTV)

La Palabra de Dios no dice que todo es Bueno. Tampoco dice que Dios causa todo. Él no causa la guerra. Él no causa el cáncer. Él no causa la violación, el aborto, el incesto o el abuso sexual. Él no causa el mal. Nosotros lo hacemos. Dios nos da la libertad de elegir. El mal es el precio de la libertad.

Pero la Biblia dice que Dios hace que todo obre para bien. Dios puede tomar las decisiones tontas y malas que he hecho en mi vida y usarlas para bien si confío en Él. Sin embargo, Romanos 8:28 no es una promesa para todos. Es para “aquellos que aman a Dios”. Es para aquellos que confían en Dios y dicen: “Señor, toma todas las piezas rotas de mi vida y ármalas”.

Esta es la razón por la cual no me preocupo cuando leo los titulares todas las mañanas. Por supuesto, hay un montón de problemas en el mundo hoy, pero Dios sigue en control. Dios sigue moviendo la historia hacia un clímax. Y Dios sigue moviendo a su gente hacia lo mejor para ellos. Un día Dios hará que todo obre para su propósito.

Porque Dios está en control, podemos confiar en Él respecto a todo – incluso lo bueno, lo malo y lo feo de nuestras vidas.

1