Skip to Content

Tag Archives: fe

Aislado no puedes crecer Espiritualmente

0 2 Continue Reading →

Actor LIAM NEESON habla de su fe: Dios es amor. Si Dios fuera un maestro severo, yo habría renunciado a mi Fe.

0 2 Continue Reading →

Elige la Fe en lugar del Miedo

1 14 Continue Reading →

Los Mileniales: La generación más estresada.

0 16 Continue Reading →

¿Lo que estás haciendo es Importante?

“¡Deja que los muertos espirituales entierren a sus propios muertos! Tu deber es ir y predicar acerca del reino de Dios” (Lucas 9:60 NTV)

 

Cuando te conviertes en un seguidor de Cristo, Dios te llena de Su Espíritu Santo. La prueba de que el Espíritu Santo está en ti no es una experiencia emocional. No es el hablar en lenguas o lo alto que saltes.

 

Lo que prueba que tú tienes el Espíritu de Dios en ti es el hecho de que vayas. ¿Estás compartiendo las Buenas Nuevas con alguien?

 

Jesús dijo en Lucas 9:60, “¡Deja que los muertos espirituales entierren a sus propios muertos! Tu deber es ir y predicar acerca del Reino de Dios” (NTV).

 

¿Qué es lo que quiere decir con esa afirmación? Suena bastante insensible. Pero lo que está diciendo aquí es que tienes que considerarte indispensable. Hay algunos oficios en la vida que cualquiera puede hacer, pero hay algunos trabajos que sólo un creyente puede hacer. Sólo un cristiano puede decirle a la gente acerca de Cristo. Sólo un cristiano puede decirle a la gente cómo llegar al Cielo. Sólo un cristiano puede mostrar la compasión de Cristo como Cristo quiere que se muestre.

 

Dios quiere que hagas lo que es indispensable. Deja que las personas que están espiritualmente muertas hagan las cosas que cualquiera puede hacer. Tú debes pasar más de tu vida haciendo cosas que sólo tú puedes hacer.

 

Hay un montón de cosas que puedes estar haciendo por el resto de tu vida que no van a importar en absoluto cuando llegues al Cielo.

 

Pero hay algo que puedes hacer que hará una diferencia eterna. ¿Alguien va a estar en el Cielo porque tú lo ayudaste? ¿Qué clase de legado vas a dejar? El mejor legado es  que alguien en el cielo se te acerque y te diga: “Estoy aquí por ti.” Eso es usar tu vida de una manera valiosa.

0 14 Continue Reading →

Concéntrate en tu propósito, no en tu problema.

“Si sigo viviendo en este cuerpo, aprovecharé más mi trabajo. Por eso no sé qué escoger. Es muy difícil escoger entre vivir o morir. Algunas veces quisiera dejar esta vida y estar con Cristo, pues eso sería mucho mejor, pero quedarme en la tierra es mucho más necesario para seguirles ayudando a ustedes. Sé que me quedaré aquí con ustedes porque estoy convencido de que me necesitan. Me quedaré aquí para que ustedes aumenten su felicidad y su fe.” (Filipenses 1:22-25 PDT)

 

Cuando te mantienes enfocado en tu propósito, no en tu problema, puedes ser feliz aun cuando la vida parezca que se cae a pedazos.

 

Pablo ya era un hombre mayor cuando estuvo preso en Roma. Estaba muy lejos de casa. Estaba esperando su ejecución. Todo le había sido quitado – sus amigos, su libertad, su ministerio, aún su privacidad, con un guardia encadenado a él las 24 horas del día. No era exactamente un tiempo feliz para Pablo.

 

Pero había una cosa que no pudieron quitarle: su propósito. Pablo tomó la decisión de permanecer enfocado en su propósito, aun cuando había perdido todo lo demás. ¿Cuál era su propósito? Servir a Dios al servir a otros.

 

Pablo dice en Filipenses 1:22-25, “Si sigo viviendo en este cuerpo, aprovecharé más mi trabajo. Por eso no sé qué escoger. Es muy difícil escoger entre vivir o morir. Algunas veces quisiera dejar esta vida y estar con Cristo, pues eso sería mucho mejor, pero quedarme en la tierra es mucho más necesario para seguirles ayudando a ustedes. Sé que me quedaré aquí con ustedes porque estoy convencido de que me necesitan. Me quedaré aquí para que ustedes aumenten su felicidad y su fe.” (Filipenses 1:22-25 PDT)

 

Nunca voy a olvidar la lectura del libro de Viktor Frankl “El hombre en Busca de Sentido”. Frankl fue un psiquiatra judío llevado a uno de los campos de concentración de la Alemania Nazi. Toda su familia y todos sus amigos murieron en la cámara de gases y asesinados. Él cuenta en su libro acerca de un día cuando estaba parado frente a la Gestapo completamente desnudo. Le habían quitado sus ropas de prisionero y aun también su anillo de bodas. Estuvo parado allí con absolutamente nada cuando de repente se dio cuenta que había una cosa que los nazis no podían quitarle: su elección de cómo iba a responder.

 

No puedes controlar lo que otras personas te hacen. No puedes controlar lo que otras personas hacen alrededor tuyo. Pero puedes controlar cómo tu respondes.

 

1 16 Continue Reading →

Nunca dejes de crecer

Seguir a Jesús es una decisión y luego un proceso para el resto de tu vida. No puedes seguirlo sin caminar. ¡Te tienes que mover!

 

Filipenses 3:12-13 dice, “No quiero decir que ya llegué a la perfección en todo, sino que sigo adelante. Estoy tratando de alcanzar esa meta, pues esa es la razón por la cual Jesucristo me alcanzó a mí. Hermanos, no considero haber llegado ya a la meta, pero esto sí es lo que hago: me olvido del pasado y me esfuerzo por alcanzar lo que está adelante.” (PDT)

 

Cuando Pablo escribió ese versículo, era anciano y estaba en la prisión de Roma. Estaba al final de su vida. Era una persona increíblemente madura. Y aun así dijo que no había terminado. Si alguien tendría el derecho a decir, “He alcanzado la meta espiritualmente”. Tendría que ser la persona que escribió la mayoría del Nuevo Testamento. Pero Pablo dijo, no, no he llegado a la meta. Sigo creciendo. Todavía estoy aprendiendo. Todavía me estoy creciendo para ser más como Cristo.

 

¿Cuál es la trampa que evita que sigas el ejemplo de Pablo y continúes creciendo en Cristo? El orgullo.

 

El orgullo evitará que crezcas, porque cuando pretendes que lo tienes todo, no harás ningún esfuerzo para ser más maduro espiritualmente. ¡Nadie lo ha conseguido todo! La humildad lleva a la felicidad porque te hace enseñable.

 

Las personas felices no dejan de crecer. Las personas felices nunca dejan de explorar, no dejan de expenderse, no dejan de aprender. Si dejas de crecer, eres miserable, porque fuiste hecho para crecer.

 

La felicidad y la humildad van juntas porque las personas humildes son enseñables. Siempre están preguntando, “¿Cómo puedo ser un mejor esposo? ¿Cómo puedo ser un mejor amigo? ¿Cómo puedo ser un mejor jefe? ¿Cómo puedo ser un mejor seguidor de Jesús?”

 

“Examínense a ustedes mismos y pónganse a prueba para ver si están firmes en su fe. De seguro ustedes saben que Jesucristo vive en ustedes a menos que no pasen la prueba” (2 Corintios 13:5 PDT)

0 22 Continue Reading →

La Fe Produce Resistencia

La Fe Produce Resistencia

cover_blog-marts12Enero2016

Por Rick Warren

La fe desata las promesas de Dios, nos muestra el poder de Dios, convierte los sueños en realidad y nos da el poder para sostenernos en tiempos difíciles.

Pero la fe no siempre te saca del problema. La fe a menudo te lleva a través del problema. La fe no siempre quita el dolor. La fe te da la capacidad para manejar el dolor. La fe no te lleva lejos de la tormenta. La fe te calma en medio de la tormenta.

Recuerdo haber leído las historias de Corrie ten Boom, una joven cristiana holandesa que ayudó a muchos judíos a escapar del Holocausto antes de ser enviada a los campos de exterminio nazi. Ella dijo que la gente que duraba en esos campos eran los que tenían la más profunda fe. ¿Por qué? Porque la fe le da el poder para sostenerse en tiempos difíciles. Produce perseverancia.

Estudio tras estudio ha demostrado que probablemente la característica más importante que puedes enseñar a un niño (y que tu necesita en tu propia vida) es la capacidad de resistir. Es la capacidad de recuperarse. Es la capacidad para seguir adelante. Nadie va por la vida con una cadena ininterrumpida de éxitos. Todo el mundo tiene fallos y errores. Todos llegamos a avergonzamos a nosotros mismos. Todos tenemos dolor. Todos tenemos problemas. Todos tenemos presiones. Las personas que lo hacen en la vida tienen la capacidad de recuperación.

¿Sabes cuántas veces he querido renunciar como pastor de la Iglesia Saddleback? Todos los lunes en la mañana. Voy diciendo: “Dios mío, esto es demasiado grande. Es demasiada gente, demasiada responsabilidad. No soy lo suficientemente inteligente. ¿Qué se supone que debo decir a tanta gente? Consigue a alguien más que pueda hacer un trabajo mejor que este”.

Sin embargo, Dios dice: “Sigue adelante”.

¿De dónde sacas la resistencia para seguir adelante? Fe. Es creer que Dios podía hacer algo en cualquier momento que podría cambiar el rumbo de tu vida y no querrás perderlo, por lo que sigue adelante. Es creer que Dios te dará exactamente lo que necesitas cuando lo necesitas a medida que aprendes a confiar en Él para lograr su propósito en ti.

Este es el testimonio de Pablo, un gran hombre de fe: “Por todos lados nos presionan las dificultades, pero no nos aplastan. Estamos perplejos pero no caemos en la desesperación. Somos perseguidos pero nunca abandonados por Dios. Somos derribados, pero no destruidos” (2 Corintios 4:8-9 NTV).

3

Moviendo Montañas

mountain-1
Por Levi Lusko.
“—Ustedes no tienen la fe suficiente —les dijo Jesús—. Les digo la verdad, si tuvieran fe, aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza, podrían decirle a esta montaña: “Muévete de aquí hasta allá”, y la montaña se movería. Nada sería imposible.” Mateo 17:20
CUANDO LA MONTAÑA QUE NECESITAS MOVER ESTÁ EN TU INTERIOR.

Es increíble pensar en lo poderosa que es la fe. A través de la oración se nos ha dado los medios para dar rienda suelta al poder del cielo aquí en la tierra. Sabemos que Dios contesta cada oración. Montañas se mueven cada vez que confiamos en Dios en situaciones imposibles. Tal vez usted podría oponerse a lo que afirmo en este momento diciendo: “Espera un segundo, puedo decir que en este momento hay algunas oraciones que he hecho durante años que Dios no ha contestado. Tuve fe como un grano de mostaza, pero siento que él desvió mis llamadas y me fui directamente al correo de voz, porque la montañas no se movió.”

Permítame repetirlo, Dios contesta cada oración. Quizás la respuesta que recibimos no es siempre la que queremos oír. Pero, “No” también es una respuesta. Si Dios dice “No” esto es una respuesta con el mismo peso como si la respuesta fuera “Sí”. Recuerda Dios tiene el mapa. Él ve el panorama completo, y en su sabiduría él puede también decirnos que no. Algunos días las respuestas a nuestras oraciones serán negativas y otras afirmativas, pero ten la seguridad que nuestras oraciones siempre serán contestadas.

Ok, debes estar pensando, pero ¿cómo se concilia esto con la idea de que la fe mueve montañas? ¿Qué pasa cuando estamos en una situación de emergencia y oramos por un milagro, y necesitamos que esa montaña se mueva pero no lo hace?¿Qué pasa cuando creemos que Dios puede hacer algo y orar con fe para que suceda, pero la montaña no se mueve ni un centímetro?¿Qué está sucediendo?.

Es en esos momentos que nos sentimos muy tentados a estar desilusionados, pero creo que una montaña todavía se puede mover, incluso cuando la respuesta de Dios es “no” al milagro que esperábamos. Mientras estamos sentados allí sacudiendo nuestras cabezas queriendo preguntarle a Dios por qué negó nuestra petición, creo que es en este momento cuando él está listo para trabajar. Sólo que Él se centrará en la montaña que hay que mover dentro de ti. Es un proyecto de movimiento de terreno interno. No va a ser el milagro donde él toma una prueba y la aleja de ti, sino donde Él te sostiene para que puedas permanecer.

Pablo oró tres veces: “Dios toma saca de mi carne esta espina. Creo que tu puedes hacerlo. Creo que todas las cosas son posibles para ti. Dios mueve este aguijón en la carne.” Dios dijo: “Yo podría sanarte”. Yo podría hacer que esto desaparezca, pero hay algunas cosas dentro de ti que nunca se activarán si no te permites vivir esto. Él dijo, “En tu debilidad, mi fuerza te va a perfeccionar. Tú vas a llegar a ser todo lo que diseñé que serías”.

En mi diario caminar noto a menudo que Dios decide no conceder algo que sería para mi mal. Hay un poder y una unción que se libera cuando la fe persiste en medio del dolor. La paz que sobrepasa todo entendimiento definitivamente es un milagro. Estar en un lugar donde deberías estar desesperado y temeroso, pero no  estarlo, eso es una montaña que se ha movido, una montaña interna. No es tan agradable, pero esa gracia sustentadora es tan grande como los milagros, señales y prodigios.

Pasar por algo tan duro puede hacer que fácilmente te tomes una botella de vino hasta secarla o tomar calmantes a la hora, cada hora, y mantener la sabana sobre tu cabeza y querer nunca levantarte de la cama. Yo también he estado así de bajo. He estado en tiempos muy oscuros, he tenido el tipo de pensamientos: “podría terminar con mi vida en este momento.” En mis peores días he experimentado la mayor gracia de Dios en mi vida. Cuando Dios te da el poder y la fuerza para levantarte en medio de la aflicción  o depresión, o cuando tu hijo pródigo todavía no ha llegado a casa, o en medio de un proceso de divorcio. Continua creyendo, continua soñando, sigue confiado, sigue luchando, sigue adelante y sigue avanzando… Esto es un milagro tan grande como el milagro que estabas esperando conseguir en tu oración.

7

Cómo hacer que los adolescentes se preocupen por su fe

wall_youth

Estábamos terminando una sesión al final de un taller que llevo sobre el “impacto de algunas tendencias de la cultura sobre el crecimiento espiritual de  los adolescentes.” Había cerca de un centenar de maestros, trabajadores y líderes juveniles en el auditorio, las preguntas a lo largo del taller habían sido excelentes. Justo antes de terminar, un caballero bastante mayor levantó la mano y preguntó:

“En su opinión, ¿cómo hacemos para que los adolescentes se preocupen más por su fe?”

La pregunta me pareció muy significativa. Debo confesar, que me reí un poco cuando este hombre hizo la pregunta. A primera vista, parecía estar terriblemente formulada. ¿Cómo hacemos para que los adolescentes se preocupen y se cuiden mejor?

¡Ellos no se preocupan y su tendencia no es cuidarse! 

Una parte de mí quería decir que no estoy seguro de querer estar en el negocio de cuidar a la gente de nada. Cuando se trata de cuidar, yo preferiría que las personas desearan ¡cuidarse a si mismo!

Sin embargo, por otro lado, esta pregunta puede muy bien ser “la pregunta”. Me imagino que su cuestionamiento nace de su historia personal de inversión de tiempo y esfuerzo en el crecimiento espiritual de sus estudiantes. Había una buena posibilidad de que él había observado a lo largo de los años a algunos estudiantes llegar a preocuparse verdaderamente por su fe y como resultado lograron prosperar y crecer. También puedo imaginar que él ha observado con frustración, y tal vez con tristeza, como otros adolescentes no pudieron abrazar con la misma importancia el cuidado de su fe.

Y así, interpreté su pregunta de ésta manera: “¿Qué podemos hacer nosotros, como obreros en pro de la juventud, para dirigir a los adolescentes a entender que su fe, su identidad como seguidores de Cristo, es de primordial importancia?”

La verdad sea dicha, esto comenzó un animado debate en la sala, que tuvo que ser interrumpido porque simplemente se acabó el tiempo. Por varios días mi cabeza solo pensaba en su pregunta, y la respuesta que provocó en los presentes ese día en el auditorio.

Aunque sé que no soy lo suficientemente inteligente como para llegar a una respuesta integral a prueba de balas, he pensado en algunos principios esenciales que deben estar en su lugar para que los adolescentes vean su fe de manera importante.

Sus padres deben ver la fe como algo muy importante.

Uno de los puntos principales del Estudio Nacional sobre la Juventud y Religión era que los padres son la influencia clave en la fe de sus hijos. En su libro “Casi Cristiano”, la Dra. Kenda Dean demostró que los adolescentes promedio imitan con regularidad la fe de sus padres. Si sus padres tienen una fe débil, esto será la marca de fe más propensos a ser modelados por sus hijos adolescentes. Si los padres ven la fe como algo muy importante, es probable que sus hijos desde la adolescencia lo hagan igual. Por supuesto, sabemos también que hay adolescentes que no tienen padres cristianos pero pueden vivir con su fe activa. De esta manera concluyo que tener en el hogar un valor por la fe y la vida espiritual y considerarlo como algo muy importante es vital para la transferencia de esa fe a los adolescentes.

Deben conocer a Dios y deben invertir en conocerlo más.

Yo les digo a nuestros estudiantes todo el tiempo: no podemos seguir a alguien que no conocemos. Porque la fe es muy importante, cada adolescentes tiene que entender que su identidad como seguidor de Cristo va mucho más allá de  algo moral, o lo que algunas personas llaman “cristianismo cultural.” Ellos no pueden ver ser “cristiano” como otra etiqueta aplicada en la descripción de ellos. La fe que importa es la fe que fluye de una proximidad, de una relación cercana a Cristo. Leyendo la Biblia. Orando activamente. Hablando y haciendo el Evangelio. Estas son acciones que edifican y hacen que la fe se vuelva permanente.

Deben comprender lo enorme que es nuestra rebelión y la verdad acerca de la perdición.

En nuestra cultura, esto se está volviendo más difícil. En un mundo que no ve el carácter de Dios o su Palabra como estándares, nuestro pecado (definido como cualquier desviación de estas normas) se está convirtiendo en un concepto que es más difícil de comprender. Creo que los adolescentes tienen que enfrentarse con lo que es pecado y lo que esto le hace a la relación entre Dios y sus hijos. Ellos  tienen que preocuparse por como es una vida separada de Dios como resultado de su pecado. Si podemos ayudar en la conducción de los estudiantes a ver más allá de una visión miope, de miradas estrechas y egoístas de sus mundos, podemos empezar a mostrarles cómo la fe es verdaderamente importante.

Es cierto que hay muchos más aspectos relevantes para ayudar a nuestros jóvenes a vivir y cuidar su fe como algo vital. Aquí solo abordamos tres elementos esenciales que he visto en la vida de muchos adolescentes que conozco que sé que se preocupan y cuidan de su fe.

¿Cómo responderías a la pregunta?

¿Qué otros conceptos crees que son vitales para que los adolescentes cuiden de su fe?

Deja tu comentario al final de este articulo, tu opinión es my importante para nosotros.

Por: Andy Blanks

3

La fe golpeada de los jóvenes de hoy

Es un espectáculo verlo hablar y escuchar sus opiniones. Es directo, franco, sabe lo que quiere ahora y lo que no quiere también. Me parece un poco precoz, sobretodo, porque sólo cuenta con once años y algunos meses. Josué nació en este siglo y por eso no entiende lo que es un cassette, walkman o Nintendo 64. Tampoco conoció a Michael Jordan y los espectaculares Bulls de Chicago, aunque ha escuchado de ellos y yo me he encargado de instruirlo, gracias a mi amigo Youtube. Según un estudio, él es parte de la Generación Z (nacidos entre el 2.000 y 2.009) Su generación está marcada por varias cosas tales como: El riesgo, el optimismo hacia el futuro, la tecno-adicción y la necesidad de estar conectados online todo el tiempo.

Recientemente, leí un estudio hecho por Britt Beemer de la firma ARG, donde el 44% de los jóvenes entre las edades de 20 a 29 años que asistían regularmente ala iglesia no creen que los acontecimientos de la Biblia sean verdaderos. Un 18% contestó que estaban indecisos en esta respuesta. Entre los que confesaron no creer en la veracidad de la Biblia, 40% dijeron que sus dudas comenzaron en la secundaria y el 44% en la Universidad.

No es que los jóvenes no tengan fe, pero hoy hay demasiadas cosas que están compitiendo con ella. Ésta es la era del entretenimiento y vaya que son exitosos en eso, desde Hollywood hasta ESPN, de Apple hasta PlayStation, sin hablar aun de la universidad y la globalización. Hoy los chicos y chicas tienen un gran desafío en cuanto perseverar en sus creencias y convicciones. Ellos quieren pruebas,cuestionan nuestras enseñanzas, tienen argumentos sólidos, no quieren ser rebeldes, solo quieren confiar en la verdad en la que creen.

Para ellos, ser cristiano en este tiempo es un reto enorme. Estamos en la era del conocimiento y la globalización. Los medios manipulan la verdad para hacernos dudar de ella y son expertos en tomar mentiras y maquillarlas haciéndolas parecer una verdad.

En las universidades son atacados con filosofías humanas que se burlan de nuestra fe y de nuestro “poco intelecto” al confiar en las palabras de un libro escrito hace miles de años.

¿Cómo ayudar a nuestros chicos a que no desmayen en su Fe a pesar de los cuestionamientos?

¿Cómo podemos ayudarlos a desarrollar firmeza en sus convicciones?

¿Cómo podemos evitar que el éxodo de jóvenes siga aumentando?

Si eres líder juvenil, pastor o simplemente padres responsables por sus chicos, quiero compartir varias cosas que te ayudarán a fortalecer la fe de nuestros jóvenes hoy:

1. Escucha antes de hablar y antes de juzgar. Muchas veces en la iglesia y en la casa tenemos muchos más argumentos que dar sobre cómo cumplir con las reglas, que oídos para escuchar el corazón y perspectiva de los jóvenes. Si algo he notado de esta generación es que no da opiniones donde no las escucharan.

Desarrolla la capacidad de escucharlos, aprovecha el potencial, habilidades y creatividad que hay en ellos. En vez de cuestionar sus estilos, mira cómo puedes usar sus recursos para ser más efectivos en este tiempo.

También es importante que existan puentes seguros de comunicación, donde los chicos puedan abrir su corazón y hablar de sus temores, dudas y errores cometidos, crea un ambiente donde puedan ser ellos mismos y no tengan que fingir.

2. Métete en su mundo. Es muy difícil que puedas entender a los jóvenes de hoy desde tu mundo adulto. Debes aprender como trasladarte a su mundo para entender por qué piensan de esa manera, cómo se ve el resto del mundo desde su óptica y el lenguaje que usan. Cuando he hecho este viaje, he encontrado corazones dispuestos a abrirse; 87% de los jóvenes desean compartir más con un adulto que sea un mentor, pero desean que éste comprenda bien su mundo. Jesús mismo, lo hizo al dejar los cielos para venir a nuestro mundo, con un cuerpo humano, habló nuestro idioma y entendió nuestro contexto.

3. Oportunidades. Los jóvenes claman por oportunidades para desarrollar sus habilidades y su llamado particular. Dios ha puesto inquietudes reales en ellos y sensibilidad ante problemas a su alrededor. En la iglesia nos falta brindar más oportunidades para que ellos puedan manifestar su esencia. El destino de los próximos años de la iglesia estará en manos de ellos, así que debemos asegurarnos hoy de darles las herramientas para que ellos tomen sus dones y pasiones y traigan el reino de Dios a sus amigos, universidades o el lugar donde trabajen.

La mayoría de jóvenes cristianos según una encuesta (91%), expresaron que sienten que el mundo brinda mucho más oportunidades para desarrollar sus dones que la iglesia. Lo que hemos comunicado es que no confiamos en ellos, incluso hemos cometido un terrible error, sobreprotegerlos y evitar que ellos cometan errores a toda costa. Pero no funciona esta estrategia. ¿Si no les enseñamos a derribar gigantes, cuando ya no estemos, cómo lo harán sin nosotros? Nuestra fe ha crecido a través de pruebas, nuestros dones se han desarrollado porque alguien confió en nuestras habilidades y nos dio la oportunidad para manifestarlas. Jesús tomó a sus discípulos y después de tres años arduos de escucharlos, meterse en su mundo y darles oportunidades, les confió su Reino.

Esta generación necesita lo mismo y es nuestra tarea dirigirlos y encaminarlos en los planes que Dios tiene para ellos. Tenemos una tremenda responsabilidad con esta generación, los años por venir dependen de nuestras decisiones como líderes hoy.

Mi hijo Josué tiene tantos talentos y estoy comprometido a desarrollar su fe y descubrir con él lo que Dios tiene para su futuro.

0 17 Continue Reading →