Skip to Content

Tag Archives: iglesia

Cómo asegurarse de que sus temores no paralicen su vida.

Por: SCOTT SAVAGE

 

Muchos de nosotros tenemos miedo hoy. Vivimos en un mundo incierto y en tiempos especialmente inciertos. Sin embargo, nuestros temores podrían costarnos este año de formas que no podemos comprender aún.

Beth Moore, conocida maestra de la Biblia y autora, envió un tweet a principios de este mes, lo que produjo una tremenda reacción. Me desplacé a través de muchas de las más de 800 respuestas al tweet de Moore. Las historias y experiencias de la gente que leí eran arenosa, sin filtrar y desgarradora.

Beth Moore: Hey, algunos de ustedes podrían darme algo de perspective? Si jesús le preguntara justo en este preciso momento por qué tiene miedo, ¿Qué respondería?

La gente hablaba de dificultades financieras, diagnósticos médicos terminales, pérdida de su empleo o su seguro médico. Compartieron las luchas internas como preguntas de identidad y angustia acerca de la autoestima. Describieron sus miedos por amigos y familiares.

Mientras leía estas respuestas, pensaba en mis miedos y en cómo respondería a la pregunta. Pensé en mis inseguridades cuando se trata de mi carrera. Mis ambiciones y miedos cuando se trata de mi actividad como escritor. Reflexioné sobre mi matrimonio, mi papel como padre, mi nuevo comienzo en un nuevo lugar el año pasado y mucho más.

Una respuesta a un tweet sólo permite 140 caracteres y me sentí como si tuviera suficiente para 140 tweets separados!

¿Por qué tenemos miedo?

Nuestros miedos están en su peor momento cuando nos paralizan.

Una de las cosas que el miedo suele hacer es convencernos de que somos los únicos. Después de aislarnos, el miedo nos dice que nunca superaremos nuestra lucha.

 

¿Tiene miedo de ser rechazado? No iremos allí: demasiada exposición.

¿Teme que alguna persona poderosa tome una decisión que nos perjudique? Nos obsesionamos con cada movimiento, palabra y acción.

¿Miedo de tomar la decisión equivocada? Comenzamos a luchar para tomar cualquier decisión.

¿Teme que este año sea peor que el año pasado? Vivimos conteniendo el aliento, nunca realmente presente en el momento, incapaz de disfrutar de lo que tenemos.

Cuando los temores nos dominan, tienden a convertirse en profecías auto-realizables. Realizamos eventos para satisfacer nuestras peores expectativas. Escribimos una narración de hechos reales que encaja con nuestro punto de vista. Es un lugar terrible para estar, pero, de una manera enferma y retorcida, al menos sentimos que hemos recuperado un poco de control!

Tomemos por ejemplo, hablar en público. Para algunas personas, tienen más miedo de hablar en público que morir. Es por eso que el famoso Jerry Seinfeld bromeó, “si vas a un funeral, estás mejor en el ataúd que haciendo el elogio”

Entonces, ¿qué podemos hacer con esos miedos?

Determina dónde has puesto tu esperanza.

He encontrado la única manera de derrotar el miedo es elegir la esperanza en su lugar. Pero uno de los problemas con la esperanza ocurre cuando ponemos nuestra esperanza en los lugares equivocados.

Por lo tanto, podría ser una buena cosa preguntarse, “¿Cuál es el objeto de mi esperanza?”

Estoy realmente orgulloso de mí mismo porque me reprimí y me abstuve de hacer cualquier mensaje político en Facebook durante el ciclo electoral de 2016. Pero cuando el Presidente Trump dijo en su discurso de inauguración: “No te defraudaré”, sacudí la cabeza con incredulidad. Creo que literalmente me reí en voz alta, también.

Es totalmente falso. Porque todos nos vamos a decepcionar. Vamos a decepcionar a la gente que amamos, nuestra familia, esposos y amigos. Vamos a decepcionar a las personas que trabajan para nosotros y a las personas para las que trabajamos.

Me decepcionaron al menos siete personas la semana pasada. ¿Cómo puedo saber? Cancelaron la suscripción a mi lista de correo electrónico. No estoy seguro de por qué el correo electrónico de la semana pasada les hizo decir “¡adiós!”, Pero lo que les motivó a firmar para estar en la lista ya no estaba presente.

No debemos poner nuestra esperanza en la gente porque la gente siempre nos decepcionará. Una de las lecciones que he aprendido de la manera más difícil es “la fuerza de tu esperanza está basada en el objeto de tu esperanza”. Si tu esperanza está fijada en una persona (o un presidente), entonces te sentirás decepcionado .

Tenemos que determinar dónde hemos puesto nuestra esperanza. Y la crisis a menudo nos ayuda. La crisis revela dónde hemos colocado (o extraviado) nuestra esperanza. Cuando lo colocamos en algo que es más débil de lo que pensábamos, entonces descubrimos una posible razón para nuestra continua derrota a manos del miedo.

Neutralice sus temores.

Hay dos enfoques diferentes para neutralizar sus miedos que quiero explorar aquí.

En el libro de Steven Furtick, Crash the Chatterbox, el autor anima a sus lectores a hacerse dos preguntas cuando enfrentan temores. La primera es “¿Qué es lo peor que podría pasar?”

Después de responder a la primera pregunta, pregúntese “¿Y luego qué?” Siga preguntando la segunda pregunta hasta llegar a un resultado final. Muchas veces, el resultado final de nuestros miedos no son tan aterradores o debilitantes una vez que los nombramos y los sacamos a la luz.

Cuando nos involucramos en el ejercicio de Furtick, llegamos al mismo destino. Nos damos cuenta de cómo nuestras mentes nos engañan para que pensemos que el peor de los escenarios nos deja derrotados permanentemente. El miedo nos engaña al pensar que no debemos intentar cuando un retroceso temporal no es fatal. En el establecimiento del miedo, descubrimos todas las formas en que podemos mitigar los resultados desastrosos de antemano.

Si el miedo le está haciendo bullying-pateándole y robando su dinero para el almuerzo- tome algún tiempo esta semana para participar en una de estas prácticas y neutralice sus temores.

Concéntrese en lo que puede controlar y tome esas medidas.

A j Cronin dijo: “La preocupación nunca libra al mañana de su dolor, pero hace que hoy sólo pierde su fuerza”.

El miedo es una forma de preocupación que nos empodera con un sentido de control cuando sentimos que no tenemos ninguno.

Una de las mejores maneras de derrotar el miedo es ignorar lo que no podemos controlar y centrarnos en lo que podemos controlar en su lugar. Algunas medidas son imposibles de tomar hoy, pero hay algunas que sí podemos tomar.

Si usted está luchando contra la preocupación y el miedo hoy, pregúntese: “¿Qué puedo hacer hoy para influir en el mañana?” Como alguien dijo una vez, “La mejor opción es la que crea más opciones”.

En un episodio reciente de su podcast de liderazgo, Craig Groeschel compartió cómo se acerca al desarrollo personal. Él tiene un mantra. “Haré lo que pueda hacer hoy para poder hacer mañana lo que no puedo hacer hoy”. Groeschel ve más allá de su capacidad actual (o incluso sus temores actuales) a su potencial futuro. Al ver la conexión entre hoy y mañana, hace lo que puede con la esperanza de que algún día hará lo que una vez dijo que no podía.

Hoy tenemos oportunidades que hacen posibles nuevas oportunidades mañana. Las decisiones que tomamos hoy pueden abrir las puertas para el próximo año.

La semana pasada, tres jugadores de béisbol fueron anunciados como los nuevos en el Salón de la Fama del Béisbol. Me acordé de los hombres y mujeres que figuran en el Salón de la Fama dentro de las Escrituras. En Hebreos 11, el autor describe la naturaleza de la fe y luego enumera a muchos hombres y mujeres que exhibieron una gran fe en sus respectivas vidas.

Estos hombres y mujeres no eran cualitativamente diferentes de usted y yo. No sabían dónde acabarían cuando estuvieran vivos. Simplemente tomaron el siguiente paso que supieron tomar, haciendo la siguiente cosa correcta que sabían hacer. Cuando se sintieron llevados a obedecer a Dios, dieron un paso adelante y otra oportunidad se abrió.

Como con cualquier gran historia, vivimos nuestras historias, palabra por palabra, frase por frase, día a día. El miedo era una parte muy real de sus historias, como lo es en la suya y la mía. Sin embargo, la razón por la que todavía conocemos sus nombres y leemos sus historias es porque eligieron rechazar el miedo y actuar de todos modos.

0 4 Continue Reading →

MARK ZUCKERBERG SE REUNIÓ CON LOS PASTORES PARA ENTENDER CÓMO LAS IGLESIAS “ENCUENTRAN UN SIGNIFICADO MÁS PROFUNDO EN UN MUNDO CAMBIANTE”

0 0 Continue Reading →

EVANGELISMO EN UNA ERA DIGITAL Y SOCIAL

Por: Pastor Rick Warren

1 6 Continue Reading →

Cómo ayudar a tu pastor o líder a tener una visión para los medios de comunicación

By: Phil Cooke

0 3 Continue Reading →

5 RAZONES POR LAS QUE TU IGLESIA NECESITA UN SITIO WEB PARA MÓVIL

By: Travis Sink

0 0 Continue Reading →

Mileniales cristianos están redefiniendo los Valores

Por: JENNA GIESOW

0 3 Continue Reading →

CREANDO INNOVACIÓN EN TU IGLESIA

Por Team LifeChurch

0 9 Continue Reading →

5 MANERAS CREATIVAS PARA USAR EL STORIES DE INSTAGRAM EN TU IGLESIA

By Jonthan Howe

1 9 Continue Reading →

6 Formas de conectar mejor con tu audiencia

Por: jonathan Howe

2 5 Continue Reading →

La diferencia que el cristianismo podría hacer en la ciudad

0 2 Continue Reading →

Lo que necesitan los equipos de liderazgo en la iglesia

0 14 Continue Reading →

10 Estrategias de crecimiento para las Iglesias

Por Carey Nieuwhof

Entonces quieres que tu iglesia cumpla su misión y alcance personas.

Pero muy comúnmente en el liderazgo en la iglesia es fácil creer que el crecimiento no puede ocurrir a menos que gastes dinero en nuevas iniciativas.

Y eso deja a muchos líderes de la iglesia estancados. ¿Por qué? Porque la gran mayoría de las iglesias tienen pocos fondos, no muchos fondos.

Enfrentando una falta de recursos, muchos líderes de iglesias tiran la toalla y creen que el crecimiento no es posible.

Pero eso es una falacia.

La visión siempre precede los recursos. Si estas esperando que la gente y el dinero aparezcan para que continúes con tu misión, esperarás por siempre.

Entonces ¿cómo empiezas a crecer ahora, aún con cero pesos?

Aquí hay 10 maneras.

La visión siempre precede los recursos.

 

  • Irradia más pasión

 

Es asombroso para mi cuan poca pasión irradian muchos líderes en las iglesias.

Tenemos la misión más asombrosa en el planeta tierra. Y tenemos una generación de adultos jóvenes frente a nosotros que quieren dar sus vidas a una causa que es mucho más grande que ellos mismos.

Aun así es fácil creer que la única manera de alcanzar a la próxima generación es gastar dinero en luces, equipo y sonido. Eso no es verdad.

No necesitas una iglesia súper fina para alcanzar la próxima generación tanto como necesitas una iglesia apasionada. Porque cuando se trata de alcanzar la próxima generación, la pasión supera lo fino.

Cuando se trata de alcanzar la próxima generación, la pasión supera lo fino.

 

  • Deja lo raro

 

Los cristianos pueden ser socialmente raros.

Muy seguido, usamos lenguaje raro innecesario – como este:

“Este es un buen café, hermano”

“Amen, Aleluya”

¿Por qué no solo hablar en la iglesia de la manera en que hablas en la oficina o en un partido de futbol o un sábado en la piscina? (seamos realistas, si hablaras así normalmente, es probable que no te invitarían tan seguido.)

Esto es lo que realmente está en juego: si alguien tiene que aprender un código para unirse a tu iglesia, probablemente no tendrás mucha gente uniéndose a tu iglesia.

Nuestro reto es reducir las barreras humanas que alejan a las personas de Jesús, no crear nuevas.

Y, no, ser raro no significa que estas teniendo fe. Sólo significa que estas siendo raro.

Ser un cristiano raro no significa que estas teniendo fe. Sólo significa que estas siendo raro.

 

  • Expande tu visión

 

La visión es la mejor amiga de un líder, y es gratis.

Después de dos décadas de liderar y comunicar en la iglesia local. Estoy convencido de que es imposible sobreestimar o subestimar la visión de la iglesia. Como Bill Hybels ha dicho, la iglesia local realmente es la esperanza del mundo.

Si no sueñas grades sueños para tu iglesia, ¿quién lo hará?

Si no comunicas una visión grande para tu iglesia, ¿quién lo hará?

La visión es la mejor amiga de un líder, y es gratis.

 

  • Anima a las personas a enamorarse de tu misión, no de tus métodos.

 

La razón por la cual el cambio es tan difícil en muchas iglesias es porque los miembros se enamoran de los métodos, no de la misión.

Un método es una forma de hacer las cosas: programas que la iglesia hace, el estilo de la música, la arquitectura del edificio o la facilidad, el modelo del equipo o de la gestión.

Esos son simplemente métodos que pueden y deben cambiar con cada generación o aún más frecuentemente.

La misión es lo que estás haciendo (como alcanzar personas con el amor y la esperanza de Jesús). Y eso nunca cambia.

Mientras más te enfoques en la misión, más fácil será cambiar los métodos.

Mientras más te enfoques en la misión, más fácil será cambiar los métodos.

 

  • Sonríe mas

 

Yo sé que ‘sonreír más’ suena trivial. Pero mira alrededor tuyo. Casi nadie sonríe.

Si el Evangelio son buenas noticias, tú nunca lo sabrías luego de haber visto a muchos cristianos.

Necesito recordarme a mí mismo a sonreír con más frecuencia cuando me comunico. No es mi expresión facial más natural.

Entonces sonríe más y recuérdale a tu gente que sonría más. Honestamente, esto hace una gran diferencia en cómo la gente te percibe.

Si el Evangelio son buenas noticias, tú nunca lo sabrías luego de haber visto a muchos cristianos.

 

  • Deja de pelear

 

No tengo estadísticas de esto, pero imagino que las peleas internas han matado más iglesias que los fracasos morales.

Cristianos, es difícil convencer al mundo de que Dios lo ama cuando constantemente peleamos unos con otros.

Si tu iglesia está peleando, no es un misterio por qué no está creciendo.

Si tu iglesia está peleando, no es un misterio por qué no está creciendo.

 

  • Presta más atención a los invitados que van por primera vez

 

Nunca he escuchado que una iglesia diga que sus miembros no fueron amistosos.

De hecho, la mayoría de los miembros de una iglesia se asombran de que a la gente no le guste su iglesia ya que son tan ‘amistosos’.

Pero ser una iglesia ‘amistosa’ puede significar muy a menudo que son amistosos entre ustedes, pero no con los visitantes.

Cambia eso.

Asegúrate de que los invitados se sientan genuinamente apreciados, bienvenidos y que sus preguntas sean respondidas. Esto NO quiere decir hacer que se levanten durante el servicio u otras cosas socialmente raras como esa.  (Mira el punto 2 más arriba)

Lo que si significa es tratar a los invitados de la manera en que quieren ser tratados.

Ser una iglesia ‘amistosa’ puede significar muy a menudo que son amistosos entre ustedes, pero no con los visitantes.

 

  • Trata mejor a tus voluntarios.

 

Muchos líderes caen en la trampa de pensar que un buen liderazgo llega solamente cuando puedes contratar un buen equipo.

Esto no tiene sentido.

Tienes un gran equipo – se llaman voluntarios. Y a tus voluntarios puedes pagarles de formas no financieras a través de oportunidades de desarrollo.

Si creas una cultura de voluntariado saludable, te asombrarás de lo bien que servirán tus voluntarios.

No importa que tan grande llegues a ser como iglesia, nunca vas a tener dinero suficiente para contratar todo el equipo que quieres. Y siempre vas a necesitar un grupo creciente de voluntarios apasionados, comprometidos y alineados.

En resumen, voluntarios apasionados crean una iglesia apasionada.

Voluntarios apasionados crean una iglesia apasionada.

 

  • Invita a alguien

 

Hay algo popular ahí afuera que se llama invitar personalmente a un amigo. ¿Lo has escuchado?

Okey, quizá eso fue un poco sarcástico. Pero me asombra como la mayoría de nosotros descuida el invitar personalmente a la iglesia a nuestros amigos que no tienen iglesia.

En realidad muchos de ellos dicen que si cuando se les invita.

Si todos invitaran a una persona el próximo fin de semana, piensa lo que podría pasar.

Líderes de iglesias, animen a las personas a invitar amigos y empiecen por invitar a alguien ustedes mismos.

 

  • Vuélvete amigo de personas no cristianas

 

Hasta donde yo sé, la amistad siempre ha sido libre. Eso es algo bueno.

La triste realidad es que la razón #9 es imposible para algunas personas porque muchos cristianos no conocen realmente gente no cristiana.

Cambia eso.

Sé amigo.

Relaciónate con esa persona en el trabajo. Organiza una fiesta en tu patio para los vecinos. Habla a otros padres en la escuela de tu hijo.

Sal de tu burbuja cristiana y entra al mundo por el cual Jesús murió.

Si estas en la iglesia 7 noches a la semana, no puedes ser amigo de no cristianos. Entonces recorta algunas noches y ve y vive la misión.

Esta es la razón por la cual nuestra iglesia casi no tiene programas las noches entre semana aparte de los grupos pequeños. Queremos que nuestra gente ame la comunidad.

La única manera de amar la comunidad es estar en la comunidad.

No puedes amar a la gente que no conoces.

La única manera de amar la comunidad es estar en la comunidad.

0 11 Continue Reading →

¿Cómo administrar tus emociones? 5 Cosas que Grandes Líderes hacen con sus emociones.

Por Carey Nieuwhof

 

Emociones.

Algunos días probablemente piensas que sería mejor si pudieras liderar sin ellas.

Te emocionas con una nueva idea solo para desilusionarte cuando nadie más piensa que es una gran idea… o que no funcionará.

Como líder de iglesia, pasas la mayor parte del Lunes deseando que el Domingo hubiera sido diferente, y eso no es saludable.

Recibes un correo electrónico desagradable y eso arruina tu semana.

Tu mal día en el trabajo se convierte en una mala noche en casa

Tu estado de ánimo determina demasiado del tono que utilizas en la oficina.

Las emociones mal entendidas y mal encaminadas hunden más potencial en el liderazgo de lo que la mayoría de nosotros nos damos cuenta.

Si no entiendes tus emociones o no sabes cómo manejarlas, nunca alcanzarás tu máximo potencial en el liderazgo.

Aun así, las emociones son absolutamente necesarias para los grandes líderes.

Entonces, ¿Cómo manejas tus emociones?

Hay 5 prácticas que los líderes efectivos adoptan cuando se trata de sus emociones. Conocerlas puede hacer una gran diferencia en tu liderazgo.

Emociones mal entendidas y mal encaminadas hunden más potencial en el liderazgo de lo que la mayoría de nosotros nos damos cuenta.

Entonces, ¿Qué hacen los líderes efectivos con sus emociones?

Bueno, grandes líderes:

 

  • Nunca dejan que las emociones de hoy conduzcan las decisiones de mañana

 

Cuando las emociones mueven decisiones, casi nunca tomas buenas decisiones

Ciertamente, tomar buenas decisiones es una combinación de la cabeza y el corazón.

Pero piensa en todas las terribles decisiones que has tomado cuando te has dejado llevar por tus emociones:

Has dicho cosas terribles.

Has despedido a alguien, y luego deseas no haberlo hecho.

Has contratado a alguien, y luego deseas no haberlo hecho.

Has perdido los estribos en una reunión.

Has terminado una relación.

Has comido demasiado.

Has manejado tan rápido que te dieron una multa.

Casi renunciaste.

Renunciaste.

Los líderes que son sabios, saben esto. Se dan cuenta de que las cosas que hagan por impulso hoy tendrán un impacto mañana.

Ellos se han dado cuenta de que no importa cómo se sientan en el momento, una buena noche de sueño, oración, discutir el tema con amigos sabios y aun un poco de distancia les guiará a tomar una mejor decisión más adelante.

He tenido que aprender esto a la mala, pero es un muy buen principio: No tomes las decisiones de mañana basándote en las emociones de hoy.

No tomes las decisiones de mañana basándote en las emociones de hoy.

 

  • Se rehusan a dejar que las emociones distorsionen la realidad

 

Las emociones distorsionan la realidad.

Nunca es tan malo como piensas que lo es cuando estas emocional. Y nunca es tan bueno como lo piensas tampoco.

Las emociones te hacen ver las cosas negativas más negativas de lo que son, y las cosas positivas más positivas de lo que son.

Las emociones distorsionan la realidad. Los líderes efectivos saben esto.

Aun las emociones positivas pueden lastimarte cuando están alejadas de la realidad. Si eres demasiado positivo, puedes ignorar la realidad, pasar por alto peligros y minimizar problemas que realmente requieren tu atención.

El tiempo es tu amigo cuando se trata de tomar decisiones sabias. Poner un poco de distancia entre tus emociones y tus decisiones es una gran estrategia.

Otra estrategia, es un consejo sabio. Grandes líderes confían en el sano juicio de otras personas tanto como confían en el suyo.

Y cuando están emocionales, confían más en el sano juicio de otras personas que en el de ellos.

Cuando están emocionales, los líderes sabios confían más en el sano juicio de otros que en el de ellos mismos.

 

 

  • No dejan que sus emociones produzcan comportamientos egoístas.

 

Malos días o malas emociones son generalmente alimentados por el dolor.

Un correo electrónico hiriente desata una herida profunda. Una mala situación en el equipo se come tu gozo. Una temporada sin impulso desvanece tu confianza en ti mismo.

Terminas siendo un líder en dolor. Y el dolor es egoísta.

En la misma manera que pegarte en el dedo chiquito del pie te hace olvidarte de lo que estabas por hacer hasta que el dolor se te pasa, tu dolor emocional (no importa la fuente) te hace más egoísta como líder.

Las personas en dolor:

No escuchan bien a los demás

Se retiran y fruncen el ceño.

Culpan a otros.

Eventualmente convierten todas las conversaciones en conversaciones acerca de ellos mismos y sus necesidades.

Quieren que otros compartan su miseria y su tristeza.

Buscan llamar la atención.

Y los líderes egoístas nunca son líderes efectivos.

Los líderes efectivos lo saben.

La mejor manera de deshacerte de tu egoísmo es deshacerte de tu dolor.

Ora por esto. Busca un consejero. Ve más profundo en tus problemas.

Los líderes egoístas nunca son líderes efectivos.

 

  • Dejan que las emociones alimenten su pasión.

 

No todas las emociones son malas.

Después de todo, ¿Quién quiere seguir a líderes sin emociones?

De hecho, cuando ves a iglesias que están haciendo un gran trabajo en alcanzar a adultos de menos de 35 años, la pasión es una característica que no se disputa. La pasión es alimentada directamente por la emoción y es increíblemente difícil (si no imposible) fingirla.

Consecuentemente, grandes líderes se dan cuenta de que la pasión no se sostiene ni se contagia sin emoción.

Eres atraído a las personas que son apasionadas, o al menos no las puedes desechar fácilmente.

Cuando lideras con pasión, enseñas con pasión y predicas con pasión, tu liderazgo se vuelve mucho más magnético.

En adición a esto, la pasión termina llenándote a ti. Es lo que te hace levantare en las mañanas y lo que te conduce hacia adelante.

Los líderes efectivos son emocionales, pero se aseguran de que las emociones que los conducen en el liderazgo sean las emociones que impactan positivamente a otros.

La gente es atraída a líderes apasionados… o al menos no los pueden desechar fácilmente.

 

  • Mantienen sus corazones completamente comprometidos

 

Tu corazón se ve muy golpeado en el liderazgo, y como resultado es fácil decidir alejarlo. Para nunca comprometerte. Para dejar de confiar. Para retirarte.

Los líderes efectivos no hacen eso.

Ellos se han dado cuenta de que los grandes líderes van más allá de la ofensa, del cinismo y del dolor, y mantienen sus corazones completamente comprometidos.

Ellos deciden volver a tener esperanza, volver a confiar y volver a creer.

¿Por qué? Porque cuando tu corazón está comprometido y activo, te conviertes en un mejor líder.

Cuando sientes una gran cantidad de emociones (positivas y negativas) puedes tener empatía con las personas que están heridas y puedes celebrar con las personas que están celebrando.

Puedes caminar con un grupo o una congregación a través de un mal tiempo y puedes celebrar con gozo en los buenos momentos.

Para hacer esto, necesitas mantener tu corazón sano y en la frecuencia correcta.

Grandes líderes van más allá de la ofensa, del cinismo y del dolor, y mantienen sus corazones completamente comprometidos.

1 14 Continue Reading →

7 habilidades relacionales que deben tener líderes cristianos.

Por Thom Rainer

 

Estas son las dos causas más comunes de porque pastores se ven forzados a renunciar.

 

  1. Habilidades de liderazgo débil.
  2. Habilidades relacionales deficientes.

 

Se ha escrito mucho en la última década en las habilidades de liderazgo. La literatura sobre el tema es enorme y sigue creciendo. Ciertamente tengo poco que añadir en este breve blog que quiero compartirles.

 

Es por esa razón que me enfoco específicamente en las habilidades relacionales de grandes líderes de la iglesia. Es cierto que mi enfoque es anecdótico y subjetivo. Pero he estado en el Ministerio de trabajo con líderes de la iglesia durante treinta años. Creo que mi resumen podría ser apoyado por una investigación más profunda.

 

La mayoría de los pastores y líderes de iglesias nunca han recibido entrenamiento formal en habilidades relacionales. Así que tal vez estos siete observaciones de líderes destacados que mencionaré resultarán útiles para muchos de ustedes.

 

  1. Tienen una vida de oración vibrante. Cuanto más estamos en conversación con Dios, más nos damos cuenta de su misericordia y gracia. Ese descubrimiento conduce a una mayor humildad, que es una característica clave de los que tienen grandes habilidades relacionales.

 

  1. Se preguntan acerca de los demás. Escucha a la gente con quien tienes conversaciones regulares. ¿Cuántos de ellos centran la conversación en usted y otros? Un signo clave de la salud relacional es el deseo de conducir la conversación hacia una preocupación sobre los demás. ¿Como te va en el trabajo? ¿Familia? ¿todo bien en tu vida?

 

  1. Rara vez hablan sobre sí mismos. Este rasgo es el resultado de la característica anterior. ¿Alguna vez has conocido a alguien que siempre parece hablar acerca de sí mismo? Por lo general son aburridos o irritante. Ellos son sin duda absortos en sí mismo.

 

  1. Ellos son intencionales acerca de las relaciones. Ellos no esperan a que otros tomen la iniciativa. Ellos están tan centrados en los demás, siempre están en la búsqueda natural de oportunidades para desarrollar  y mejorar sus relaciones.

 

  1. Tienen un sentido del humor sano. Este rasgo es natural porque los líderes no están pensando obsesivamente sobre sí mismos. De hecho, son propensos a reírse de sí mismos y de sus propias deficiencias. Son frescos  y respetuosos en sus relaciones y siempre crean un clima familiar.

 

  1. Nunca están a la defensiva. Pastores y otros líderes de la iglesia se ocupan de los críticos con regularidad. A veces una defensa es justo y necesario. La mayoría de las veces, los líderes con grandes habilidades relacionales no se llevarán a las críticas como algo personal. Ellos saben como manejar estas situaciones y sacarles provecho para el bien de todos.

 

  1. Buscan constantemente la entrada. Sus egos están tan controlados que siempre están dispuestos a recibir críticas constructivas con el fin de mejorar. Por el contrario, muchos de estos líderes buscan obtener opiniones sinceras sobre su desempeño para seguir creciendo, por lo tanto para ellos todo aporte es un tesoro.

Mi hipótesis es que más de la mitad de los fracasos pastorales tienen su origen en la falta de liderazgo y/o habilidades relacionales del líder. Espero que esta breve lista de comprobación te ayude a mirar en el espejo con mayor claridad.

1 10 Continue Reading →

¿POR QUÉ LAS IGLESIAS NECESITAN MÁS LIDERES?

Por Mike Breen

 

El liderazgo es uno de los temas más utilizados y saturados en el ministerio cristiano de hoy. Sin embargo, para todos los libros, blogs y conferencias, hay dos realidades asombrosas tenemos que luchar a brazo partido con:

 

En primer lugar, mientras que la mayoría de las iglesias creen tener programas de desarrollo de liderazgo, en la actualidad lo que tienen son programas que reclutan y forman voluntarios. Un voluntario es una persona que realiza la visión de otro. Un líder es una persona que tiene una visión propia.

 

En verdad, a menudo hay sólo unos pocos líderes en la iglesia promedio, y todos los demás se reducen a ejecutar su visión. Es el efecto del “genio con mil ayudantes” paradigma que Jim Collins utiliza para describir las organizaciones que son buenas, pero nunca se hacen grandes. Este es el movimiento de liderazgo que se encuentra estrechamente expuesto en la iglesia hoy.

 

Vamos a ser muy claros: Una estructura de voluntarios no es lo mismo que una estructura que multiplica líderes. Estas son dos cosas diferentes. Se necesitan las dos. En la actualidad, la mayoría de las iglesias tienen una sola.

 

Me encuentro con miles de líderes de la iglesia cada año, y aunque no había puesto a todos en estas dos categorías generales, en lo que respecta al tema de la dirección de la iglesia muchos caen en una de dos campos:

 

  1. Las personas que quieren multiplicar los líderes cristianos, pero realmente no saben cómo obtenerlos.

 

  1. Las personas que creen que su visión es lo suficientemente grande para todo el mundo y no quieren tener más líderes.  Es decir, realmente sólo quieren voluntarios.

 

Ayudar al primer tipo de personas es bastante fácil. Ser un discípulo significa ser un aprendiz de todas las cosas que Jesús era y Jesús era experto en multiplicar líderes. La Biblia describe modelos verdaderamente prácticos y reproducibles para el liderazgo de la iglesia, donde se puede aprender a poner en práctica según sea el contexto para comenzar a identificar, la formación y la empoderar a líderes cristianos a hacer la obra de Dios en el mundo. Yo lo he hecho y he visto otras personas que lo hacen en todo el mundo. Se puede hacer, de hecho, los resultados son increíbles.

 

Pero luego está ese segundo grupo, los que, honestamente, no desean tener líderes, en cambio desean un amplio personal que ejecuta la visión de uno solo. Me pregunto si eso es en realidad donde la mayoría de líderes cristianos en todo el mundo se encuentran hoy.

 

¿Por qué la mayoría de los pastores no querrían tener más líderes en sus iglesias?

 

Creo que es probable que haya muchas respuestas a esta pregunta (no sé cómo entrenar los, miedo de empoderar, renunciar a cierto control sobre ellos, etc.). Pero sospecho que la gran respuesta es la siguiente: (!Y cada pastor ha sido entrenado así!) Al final del día, lo que quieren la mayoría de los pastores es subordinados que ejecuten la visión más importante de todas. La visión del pastor. Al hacer esto, se matan con eficacia toda capacidad de las personas para tener una visión personal.

 

Lo delicado es que este enfoque es la antítesis del Evangelio.

 

Liderazgo cristiano se trata de escuchar la visión de Dios y luego recibir la autoridad y el poder para ejecutar esa visión. Ese es el derecho de todo cristiano nacido nuevo: escuchar la voz de su padre. Sin embargo, en la forma en que hacemos liderazgo hoy, de repente es como que estamos en una era anterior a la Reforma, donde sólo un selecto grupo élite se les da este privilegio. Y seamos claros: Nuestro ego tiene mucho que ver con esto.

 

Ahora no estoy sugiriendo que cambiamos un paradigma completo de puros jefes y de ningún indio. No estoy sugiriendo que no hay momentos en los que aprovechar nuestra capacidad colectiva para ofrecer una visión central. Estoy diciendo que hay muchos lugares en su comunidad donde el Reino necesita avanzar. Y si usted quiere tomar ese territorio, vas a necesitar algo más que un grupo de voluntarios. Tienes que aprender a operar en un modelo que empodera los líderes a tomar esos frentes, o vas a estar en pausa ministerial. Usted puede pensar que su visión es lo suficientemente grande para todas esas grietas y hendiduras, pero te lo digo honestamente, no lo es.

 

Por supuesto, las iglesias necesitan una visión amplia y general de que hacer. Hay un arte en involucrar la visión que Dios da a nuestros líderes cómo parte de la visión general de la iglesia. Y esto no es voluntariado sino liderazgo.

 

¿Nuestros programas de desarrollo liberan el potencial de nuestros líderes? o, más probablemente, todo se trata de un reclutamiento de voluntarios para mantener la máquina en marcha de la iglesia?

 

Debemos aprender de nuevo la técnica que Jesús utilizó: La tarea de multiplicar líderes con una misión y enviarlos a ocupar las grietas y vacíos de la sociedad donde hay poca o ninguna presencia del Evangelio.

 

He oído muchos líderes de la iglesia decir, “Queremos ser conocidos más por nuestra capacidad de envío que por nuestra capacidad de asientos.” He conocido muy pocos los que realmente abrazan esta realidad y que saben cómo hacerlo. No puedo sino pensar a veces que toda la charla de liderazgo cristiano en las iglesias es un como organizar sillas en el Titanic. Estamos gastando tanta energía en lograr algo, pero no estamos cambiando la trayectoria general hacia dónde se dirige este barco.

 

Lo que estamos hablando es de una nueva clase de líderes empoderados y con habilidades mejoradas. Eso es lo que requiere el futuro de la iglesia. Es lo que incluso, nos revela el pasado.

 

¿Qué necesita la iglesia de hoy y del futuro?

 

  • Líderes que son discípulos en primer lugar.

 

  • Líderes dentro de cualquier área de la iglesia que tienen el permiso, son animados, capacitados y empoderados para escuchar la voz del Señor por una visión para impactar el mundo fuera de las cuatro paredes del edificio de la iglesia y que se les ha dado la autoridad y poder de hacer algo con esta visión.

 

  • Líderes que saben cómo entrenar y empoderar a otros, en otras palabras, que tienen la habilidad y el permiso para multiplicar líderes.

En mi opinión, esto es donde la iglesia del futuro debe estar. Mi preocupación es que, en la cultura del “genio con mil ayudantes” y la cultura predominante del mantenimiento de la máquina pueden alejarnos de la verdadera tarea, del verdadero desarrollo del liderazgo bíblico: empoderar a otros.

1 11 Continue Reading →

La Iglesia: El Lugar donde aprendemos a amar

La Iglesia: El Lugar donde aprendemos a amar

blog_as

“Edificaré mi iglesia, y el poder de la muerte no la conquistará.”

(Mateo 16:18b NTV)

Sólo la Iglesia va a durar para siempre.

Nada más va a durar. El negocio no va a durar para siempre. El gobierno no va a durar para siempre. La nación no va a durar para siempre. Sólo la Iglesia va a durar para siempre.

Jesús dijo en Mateo 16:18, “Edificaré mi iglesia, y todos los poderes del infierno no van a conquistarla” (NTV). La Iglesia es la más magnífica idea que Dios o cualquier ser humano jamás pudo haber pensado.

Todo el universo fue creado para la familia de Dios. ¿Cómo se le llama a la familia de Dios? La Iglesia.

La Iglesia no es un edificio. La Iglesia es la familia de Dios. Dios quería una familia, por lo que decidió crear el universo entero sólo para poder crear la Tierra, sólo para poder crear seres humanos y así poder tener la opción libre de elegirlo o rechazarlo. Él sabía que algunos de nosotros elegiríamos amarlo, y Él va a llevarnos al Cielo para ser parte de su familia para siempre.

¿Qué significa esto para ti, si tú ya estás en la familia de Dios? Significa que ya todos vamos a vivir juntos para siempre, por eso es mejor aprender a llevarse bien. Mientras que tú estás aquí en la Tierra, debes amar a la familia de Dios.

No basta con amar a Dios. Tienes que amar a la Iglesia. ¿Quieres saber lo mucho que Dios ama a la iglesia? Él murió por ella. Cualquier persona que dice: “Yo amo a Jesús, pero no necesito la Iglesia”, esa persona no lo entiende. Esa persona es un creyente inmaduro. Mucha gente usa la Iglesia pero no la ama.

¿Amas a la Iglesia? ¿O simplemente utilizas la Iglesia? Cristo murió por ella. Recuerda, si eres parte de esta familia, tienes que aprender a amar a cada creyente en el Cuerpo de Cristo.

14

8 Cosas que Jesús nunca dijo

8cosas-compressor

Hay muchas cosas que Jesús dijo y que están escritas en La Biblia, pero también hay un montón de cosas que no dijo que muchos creen que si. Aquí hay ocho cosas que Jesús nunca dijo:

1. Se reserva el derecho de admisión.
Jesús nunca dio listas de requisitos para poder encontrarse con su amor. Independientemente de su pasado, el amor de Cristo está disponible para cualquiera que esté dispuesto a aceptarlo. Nadie es demasiado imperfecto para su perdón y obtener la salvación eterna.

2. Síganme, y yo les traeré fama y mucha fortuna.
Jesús nunca promete fama o fortuna, pero al mismo tiempo éstas no son cosas que se oponen al emplearse para su gloria. Si su razonamiento para la búsqueda de una relación con Dios se centra estrictamente en lo material, es posible que usted deba evaluar realmente lo que Dios está anhelando en esta relación.

3. Todo va a ir de acuerdo a tus propios planes.
Muchos de nosotros oramos a Jesús pensando que todo lo que pidamos a él debe ser respondido en base a nuestro calendario. La realidad es que no todas las oraciones serán contestadas, pero Jesús tiene el poder para cumplir cualquier oración que se le pida. Es así de grande! El hecho de que una oración no es contestada en su momento no significa que su oración sea ignorada. Dios oye todo, lo sabe todo y sabe lo que es mejor para cada uno de nosotros como individuos. No te afanes, pon tu confianza en Dios, en su calendario y en su voluntad.

4. Te bendeciré sólo si oras demasiado.
La bendición de la oración está en la misma oración. La comunicación y el diálogo entre nuestro padre celestial y nosotros es más gratificante que cualquier otra cosa que se pueda pedir y mucho mejor que la misma respuesta. Jesús no es un genio de la lámpara o un mago. Si sus oraciones se parecen más a los “tres deseos” que ha conversaciones profundas que llegan tocan el corazón, es posible que desee volver a pensar en cómo se construye el verdadero fundamento de la fe.

5. Tu vida estará apartada de momentos difíciles.
Muchas personas piensan que sólo porque creen en Jesús significa que todo va a ser impecable y perfecto. Esto realmente no es cierto en lo absoluto. Usted puede tener una relación con Jesús, pero esto no significa que en la vida no desaparecerán las circunstancias difíciles o que tiempos incomodos dejaran de existir. A pesar de que Jesús nunca dijo que la vida sería fácil, sí dijo que él estaría allí para usted en cualquier momento de necesidad. El mensaje del Evangelio no es que la vida será perfecta, pero que en medio de su imperfección tenemos un Salvador perfecto y sin defectos.

6. Voy a responder a las oraciones en tu tiempo.
Aunque Dios es fiel en su contestador nuestra oración, no podemos esperar que conteste cada oración con nuestras mediciones exactas. Fe es confiar en Dios aun cuando las cosas no tienen sentido, y esto incluye en ocasiones una oración que el no contestara por nuestro bien, o por que lo que pedimos sea en el momento equivocado. La fe es confiar en el tiempo de Dios, no el nuestro.

7. Estás demasiado lejos y extraviado para ser salvo.
Nadie está demasiado lejos para tener una relación con Dios. No importa de donde la vida te ha traído, siempre tienes la oportunidad de mirar a Jesús y ver sus brazos abiertos extendidos hacia ti. No importa cuan sucio y apartado te sientas, el perdón y el amor que Jesús ofrece no es algo de lo que podemos alejarnos.

8. Tu mereces tener sólo cosas bonitas.
Jesús nunca dijo que tu merecías solo una casa enorme, un buen coche, un gran cheque mensual o un empleo increíble. De hecho, todo en el Evangelio apunta a la simplicidad en vez del lujo. Esto no quiere decir que usted no está permitido tener cosas bonitas, pero el punto, es que Jesús no prometió que el se encargaría de darnos esas cosas. El plan de Dios para nuestras vidas es diferente, y tenemos que entender que no todo el mundo va a tener acceso a la misma cantidad de dinero, conducir el mismo tipo de coches o incluso vivir en el mismo tipo de vivienda.

Lo que tenemos que entender es que Jesús dijo que debemos amar a nuestro prójimo, ayudar a aquellos que están en necesidad, y que la viuda, los pobres, las personas sin hogar, merecen ser amados como Cristo amó a la iglesia. Más allá de las cosas bonitas, llegar a experimentar el amor de Cristo y amar a nuestro prójimo vale mucho más que cualquier cosa que este mundo puede ofrecer.

Por Jarrid Wilson

8

¿A dónde se dirige la iglesia hoy?

church_

¿A dónde se dirige la iglesia hoy?

Es necesario que hoy en día replanteemos la manera cómo hacemos iglesia. Debemos mirar el modelo de Hechos y tomar en cuenta nuestra cultura para influenciar y afectar naciones con el poder del evangelio. Mientras tomo un café, escribo estas líneas expresando mi genuina preocupación por nuestra labor como creyentes y como la comunidad que construyó Jesús hace más de dos mil años. Hago un estudio minucioso de los evangelios, y encuentro que Jesús menciona más de 160 veces la expresión “Reino” y sólo 3 veces la palabra “Iglesia”, este dato es muy importante para entender el propósito de nuestro Señor a la hora de elegir una docena de hombres, para crear una comunidad de personas que establecerían “Su Reino” en el corazón de otros.

Vemos que la meta de los cielos no es solo llenar un auditorio, más bien es invadir una ciudad y una nación por completo. La iglesia local es una extensión de ese reino. El reino de los cielos se expresa a través de la iglesia pero no solo en el interior de los templos. Tampoco el propósito de Jesús es tener fans, sino discípulos que sigan y obedezcan sus mandamientos y los enseñen a otros en todas las áreas de la sociedad.

No me mal entiendas, la iglesia local es el vehículo por medio del cual Dios quiere tocar la humanidad, pero esto no debe ocurrir solo dentro del formato de nuestros templos o con el programa que realizamos cada domingo. Jesús desea conquistar el corazón de las personas que no vienen a la iglesia. Para esto ha dotado a los creyentes de poder para influenciar naciones completas, en cada estrato, cultura, edad, profesión y sexo.

Mi preocupación, viene porque veo el enfoque tradicional de formar a los creyentes solo como ministros dentro de la iglesia, pero según un estudio reciente, el perfil de esta generación es tres veces más apasionada por responder a la injusticia y solventar problemas sociales que las generaciones anteriores. Esto nos lleva a la necesidad de crear espacios para equipar a los creyentes que van a afectar al sector financiero, académico, político, deportivo, artístico, incluso el científico.

No nos sirve de nada tener templos llenos pero sociedades vacías. Transformación viene cuando llevamos la luz de Jesús a lugares de oscuridad, sentándonos con pecadores como el maestro lo hizo. Todo lo que hacemos dentro de los templos es importante y necesario, pero también debemos atender las necesidades de afuera, y muchos creyentes tienen un llamado muy fuerte a atender esto, ellos han sido dotado de una gracia para traer justicia y respuesta, por eso Dios les ha asignado un lugar en la sociedad para afectar.

Hay culturas y subcultura que no podemos afectar dentro de un templo, pero si lo podemos hacer cuando creyentes penetran esos sistemas para establecer el reino de los cielos. Es urgente dar oportunidades a artistas y creativos, a científicos y deportistas, a comunicadores, abogados, ingenieros, empresarios y profesores, que aman a Jesús y tienen el deseo de conquistar a sus amigos con el evangelio.

Mi oración y predicación es por una nueva mentalidad en la iglesia y en el liderazgo de hoy, que entiende el rol de formar una generación de creyentes que se levanta del conformismo en contra de las injusticias y anti-valores, y extienden el reino de Dios a través de los dones, talentos y gracia que Dios ha puesto dentro de ellos.

8

Sanando una iglesia fracturada

Pensando y orando en cómo hacer la iglesia relevante, no podemos pasar por alto la historia que tal vez hemos escuchado por tantos años. Quizás como cristianos, en número, podemos ser muchos; pero cada vez más la división y el afán por ¨comentar¨ y criticar ministerios existentes crece hoy en día.

Sin duda alguna Dios quiere traer algo nuevo, fresco y diferente que alcance la próxima generación, pero es sabio reconocer con gratitud el camino que Dios les ha permitido abrir y recorrer a otros, que nos permite pararnos dónde estamos y desde ahí sin darnos cuenta nosotros mismos empezar a soñar. Cada vez más aumentan las críticas de los ministerios unos a otros, dejando a lado una gran verdad. Jesús nos llamo a hacer discípulos, cumplir sus mandamientos, amarlo de verdad. Hace años escuché el consejo de un pastor que impacto mi manera de pensar.

Él me dijo que nuestra vida como cristianos debe ser como la vainilla pura que utilizan los chefs. Este tipo de vainilla se puede utilizar en infinidad de recetas: panes, comidas con diferentes formas, etc.; pero el sabor y la esencia de la vainilla pura, sea cual sea el platillo, siempre permanece distinguibles al paladar. Un buen chef siempre podrá reconocer el sabor de la vainilla pura dentro de cualquier receta.

Como cristianos, Dios requiere que nuestra esencia sea la misma y debemos reconocer que teniendo un Dios creativo como el que tenemos, las formas, la manera de hacer las cosas y el resultado final no siempre se verán igual. Sin embargo, los frutos y la esencia en lo que hacemos siempre resaltará.

Dios promete hacer cosa nueva en medio de nosotros, mayores cosas que las que Él hizo haremos en su nombre. Sin embargo, conocemos siempre que alguien que se atreve a hacer las cosas de una manera nueva o diferente, por lo regular siempre sorprenderá y atraerá críticas.

Como iglesia en lugar de juzgar o criticar, siento que Dios nos empuja a pensar afuera de la caja, a honrar el trabajo que Dios ha hecho a través de otros y desde ahí empezar a soñar. No ganamos nada con seguir criticando los ministerios de música ó alabanza, como se viste el pastor, si engordó ó perdió peso tal hermano y ni siquiera criticando o calculando cuanto ganarán. Dios quiere impulsarnos a soñar, no pasando unos sobre otros sino permaneciendo en su verdad.

Mi oración es que tú y yo siempre permanezcamos en la esencia de su amor, su reino y que apreciemos las diferentes formas que Él nos permite realizar y soñemos con lo nuevo que viene en camino ya.

2 15 Continue Reading →

¿Por qué los jóvenes no van a tu iglesia?

Unos años atrás, Soluciones Juveniles publicó en uno de sus libros, las 50 razones por las que un joven de tu ciudad no va a tu iglesia. Pues bien, quisimos rescatar algunas de esas razones de manera resumida y permitirte reflexionar como líder, pastor e integrante de la iglesia cristiana.

¿Qué nos falta? ¿Qué nos sobra? Y ¿Qué debemos mejorar?

Cuando evangelizamos y compartimos a otros de nuestra fe y amor por Dios, es vital que pensemos en el otro, en sus necesidades, conflictos, expectativas y en su manera de ser.

Eso nos ayudará a ser asertivos en la forma cómo les presentamos a nuestro mejor amigo: Jesús.

Estas son algunas de las razones más frecuentes y los argumentos que expresan los jóvenes:

Los pastores se roban la plata de los feligreses.  Las iglesias son un negocio: Esta es una de las principales barreras que colocan las personas para ir a una iglesia, afirmando que toda la plata que recogen los pastores es para su lucro, que éstos tienen los mejores carros y que no es justo que ellos vivan de la fe.

Las iglesias cristianas son aburridas, la gente cristiana es anticuada: A lo que se refieren con esta afirmación es que la asistencia a este lugar es molesta, no representa una actividad interesante y que entre otras cosas, no contiene una programación atractiva.  Además, un alto número de jóvenes piensan que los cristianos son anticuados en sus estilos de vida, tienen un vestuario acartonado y demasiado elegante para ser jóvenes y que no están a la moda en ningún aspecto.

No necesito ir a una iglesia porque basta con creer en Dios: Los que llegan a pensar así, se sienten satisfechos con saber que hay un Dios y que algunas veces le rezan. No le encuentran sentido a la iglesia y simplemente lo asocian con un espacio poco útil. Lo cierto del caso es que creen en Dios, pero probablemente no lo siguen y no lo obedecen.

En las iglesias hacen muchas prohibiciones y yo estoy muy joven para eso: Lo que suelen decir estas personas es que la juventud está asociada al placer y que por consiguiente, cohibirse de estas libertades es un fracaso para su vida, porque cuando sean adultos mayores ya no lo podrán hacer porque ya no tiene gracia.

Soy feliz y no me hace falta nada: La comodidad de sus vidas, la estabilidad económica, los buenos resultados en sus labores hace pensar a numerosos jóvenes que no les hace falta nada.  Tienen una buena familia, no tienen vicios y sus vidas rayan con el límite de la perfección.  Por esa razón, para ellos no es necesario asistir a una iglesia cristiana, porque asocian la iglesia con un lugar para los pobres, los débiles y los que tienen problemas.

La gente cristiana peca igual a los que no van a la iglesia: Para algunos jóvenes de tu ciudad, conocer los fracasos y los errores del cristiano es motivo para no ir a la iglesia, porque sus ojos se ponen en ellos y no en Dios.  Pero su mayor confrontación al respecto es que ir a la iglesia no cambia a la gente y por consiguiente, no hay razón para ir porque se peca igual dentro y fuera.

Me hacen falta mis amigos y mi mundo, no los puedo dejar: Ya sea porque se les dificulta hacer nuevos amigos dentro de la iglesia o porque se aferraron a los que tienen fuera de ella, para estos jóvenes que identificamos en este proceso, la amistad está por encima de todo, inclusive de Dios.  Disfrutan los planes sociales de cada semana con sus amigos.

No creo en lo que dicen los líderes y pastores, ellos mienten y manipulan a las personas: Dentro de las mayores críticas que tiene la iglesia cristiana es el tema de la manipulación de las masas. Algunos profesionales, por ejemplo, de las ciencias sociales (sociólogos, periodistas, psicólogos) aseveran que en este tipo de grupos no hay un proceso individual y que las personas no toman sus propias decisiones, sino que lo hacen bajo la presión de los otros.

A la iglesia cristiana le hace falta fundamentos teóricos, no hace parte de mis creencias: La solicitud de estos jóvenes son explicaciones científicas a los milagros,  tener claro de donde salió la iglesia y responder a todas sus preguntas aclaratorias.  Por último, dicen que no van a estas iglesias cristianas porque después de hacerle un estudio con rayos X, descubrieron que no se ajustan a sus creencias.

Las reuniones son muy largas y pierdo mucho tiempo: Al parecer tienen interés en asistir a la iglesia, pero este tipo de jóvenes se sienten abrumados por lo largas que son las reuniones juveniles y porque pierden mucho tiempo que podrían invertir en otras cosas.

En las iglesias se inventan los milagros y le pagan a la gente para que haga show: Este pensamiento es bastante común, sobre todo por la incredulidad de la gente.  La falta de fe hace pensar que los milagros y las señales son parte de un show que montan los pastores para hacer más reconocidas sus reuniones.  Es probable que su teoría sea: “Hasta no ver, no creer” y para eso tendrían que experimentar en carne propia algún tipo de milagro o manifestación espiritual para que comprueben la veracidad de la Palabra de Dios.

Los cristianos son como locos y son rechazados por la sociedad: Hay una canción que dice: “La gente dice que somos los locos de la ciudad” y tal vez no se equivocan cuando lo manifiestan, porque nuestra forma de vida como cristianos es diferente y en algunos casos, ilógica.

Como estas, son decenas de razones las que expresan los jóvenes cuando son invitados a una iglesia cristiana o se les habla de Dios. Es por esto, que Soluciones Juveniles ha desarrollado diferentes estrategias creativas para fortalecer el liderazgo, buscando que sean mucho más asertivos en su evangelización.

0 9 Continue Reading →

¿Debe la iglesia involucrarse en Política?

Como Daniel o José, muchos líderes cristianos se han levantado para ejercer en medio del campo político. Con alguna dificultad han logrado escalar esta montaña que tiene unas grandes complejidades. Algunos han sabido aprovechar este espacio de poder e influencia para defender la vida, la integridad y los derechos de los ciudadanos.

Colombia es quizás una de las naciones con más corrupción en Latinoamérica. Cada día los noticieros exponen ante la opinión pública los grandes desfalcos y errores del Estado, así como los robos descarados que realizan a temas como la salud, la educación y la infraestructura, entre otras. Es por esta razón que la Iglesia tiene un reto fundamental en la política y en las estructuras gubernamentales locales, departamentales y nacionales.

Por muchos años la iglesia ha sido bastante sigilosa con respecto a su participación en política. En algunos casos, la iglesia se ha visto comprometida con algún político, que sin ser cristiano, asume una postura neutral y afín a los principios bíblicos. En otras ocasiones, las iglesias también han promovido sus propios personajes y líderes en política. El error en todo esto, es que son los líderes y pastores quienes imponen sus posturas frente a la iglesia y hay una especie de efecto de masas en las que todos terminan pensando como su líder más por obediencia que por convicción.

Cuando uno habla con algunos cristianos es probable escuchar apreciaciones como las siguientes:

“No deberíamos prestar el púlpito para que hablen de política”, “para qué votamos si siempre va a pasar lo mismo en nuestro país” o peor aún “los cristianos son los peores políticos. Que ganen mejor los del mundo, ellos si saben hacerlo”.

Justo estas frases reflejan la posición de una iglesia dormida en política. Proverbios 29:2 dice que: “cuando los justos dominan, el pueblo se alegra; mas cuando domina el impío, el pueblo gime”, por eso la iglesia no puede ser pasiva y mucho menos, cliente lista en sus prácticas políticas. Es la Iglesia la que debería influenciar y gobernar nuestras ciudades y países. No todos los esfuerzos se deberían concentrar al interior de las cuatro paredes de nuestras congregaciones, tendríamos además que pensar en maneras sabias de hacer iglesia fuera de ella.

Sin embargo, es interesante apreciar casos de algunos cristianos que han dado la batalla para ingresar a la política y destacarse, logrando con ello defender los principios que Dios nos ha dado, pero así mismo, legislar en función de los derechos de los ciudadanos y no sólo de la iglesia.

Actualmente en Latinoamérica hay cristianos que participan en la política como senadores, concejales, asesores de gobierno u otros puestos políticos, muchos de ellos han sido de buen testimonio por su integridad y su preocupación por resolver problemas sociales. Su trabajo político toma fuerza cada vez más y han podido influenciar las decisiones que afectan sus ciudades con principios bíblicos y cristianos.

Desafortunadamente, también hay casos de desprestigio que ensucian el nombre de la iglesia. Quizás por falta de preparación o por creer que gobernar desde la política es como gobernar en la iglesia local. Imponiendo a toda una población su criterio personal o peor aun cometiendo actos de corrupción.

Por razones como estas, quienes son cristianos no pueden caer en el error de ignorar la política y mucho menos, de que algunos creyentes tienen un llamado genuino a ser parte del gobierno trayendo transformación y un nuevo pensamiento a la política, desde donde Dios quiere influenciar a los gobernantes para traer justicia a cada nación. Nuestro llamado es levantar un liderazgo sano que gobierne nuestras naciones y que no sólo participen en las urnas, también deben ser los secretarios de despacho, los ministros, los profesionales que integran las instituciones públicas.

0 4 Continue Reading →