Skip to Content

Tag Archives: jovenes

Mileniales cristianos están redefiniendo los Valores

Por: JENNA GIESOW

0 3 Continue Reading →

CÓMO AYUDAR A UN ADOLESCENTE A ENCONTRAR SU PROPÓSITO

Por Pr. Rick Warren

0 5 Continue Reading →

La diferencia que el cristianismo podría hacer en la ciudad

0 2 Continue Reading →

6 rasgos clave de los millennials que manejan las empresas y las iglesias deben conocer.

La Generación Millennials define a los nacidos entre 1.981 y 2.000, jóvenes entre 20 y 35 años que se hicieron adultos con el cambio de milenio (en plena prosperidad económica antes de la crisis). Según el reporte de Tendencias Digitales Conecta, actualmente en Latinoamérica un 30% de la población es Millennial. Y según una proyección de la consultora Deloitte, en 2025, representarán el 75 % de la fuerza laboral del mundo.

 

Los Millennials son, por tanto, la futura generación de emprendedores, profesionales, consumidores y usuarios, una generación con nuevas características, necesidades y demandas que conviene conocer por las repercusiones y transformaciones que exigirá en los próximos años.

 

Aquí una lista con los 6 rasgos claves de esta nueva generación de jóvenes llamados mileniales:

 

  1. Digitales

 

Son nativos digitales. Se caracterizan por dominar la tecnología como una prolongación de su propio cuerpo. Casi todas sus relaciones básicas cotidianas están intermediadas por una pantalla. Para ellos, realidad y virtualidad son dos caras de la misma moneda. On y off están integrados. Prefieren internet a la TV convencional. El 59% ve películas por internet y el 46% televisión, también a través de internet, un porcentaje sensiblemente más alto que en otros grupos de edad. Es evidente que ni el prime time de la TV ni la publicidad clásica son buenas estrategias para llegar a este colectivo.

 

  1. Multipantalla y multidispositivo

 

Utilizan múltiples canales y dispositivos digitales para sus actividades. Tienen un comportamiento multitasking, es decir, con capacidad (o necesidad) de hacer varias cosas a la vez. Esto es así especialmente en Latinoamérica donde los consumidores son mucho más multipantalla, que en otras regiones. Según AdReaction: Marketing in a multiscreen world, de Millward Brown, en promedio, dedican alrededor de 7 horas al día para la conectarse online, utilizando múltiples pantallas digitales, lo que supone un 5 % más que el promedio mundial.

 

Las organizaciones deben utilizar una amplia gama de canales y dispositivos y mantener una comunicación y experiencia consistente y bien orquestada entre ellos. Es lo que se denomina omnicanalidad, no se trata sólo de poder interactuar a través de cualquier canal, sino de poder cambiar de uno a otro (o incluso utilizar varios a la vez). Las estrategias integradas (on y offline), la concepción multiplataforma y la narrativa transmedia se impondrán en la comunicación.

 

Aunque no hablamos únicamente de nuevos formatos y soportes, sino de nuevas formas de comunicación y de otro lenguaje.

 

  1. Nomófobos y Appdictos

 

Su vida es móvil y su pantalla principal de entrada a la Red es ya una pantalla móvil. Un 78 % de los Millennials en Latinoamérica posee un móvil (un 10 % más que el año anterior), un 37 % tablet, un 70 % laptop y un 57 % desktop, según Telefónica Global Millennial Survey 2014. Este colectivo ha hecho de las pantallas de proximidad su acceso de referencia para la socialización, el trabajo y el ocio, integrándolas completamente en su vida cotidiana. Son adictos al móvil, sienten la necesidad de una constante conectividad y el 45 % admite que no podría estar un solo día sin su smartphone.

 

Existe una gran diferencia generacional en lo que se refiere a la interacción entre personas, organizaciones, iglesias o empresas a través de apps. Las demanda de los Millennials está impulsando el extraordinario crecimiento de las aplicaciones móviles (en el Appstore se registran a nivel mundial 5 millones de descargas de aplicaciones diarias). Ante esta realidad, las compañías deben construir y mejorar la funcionalidad de sus aplicaciones móviles ya que se han convertido en una potente herramienta de información y calidad de vida.

 

  1. Sociales

 

Son extremadamente sociales. Un 88% de los Millennials latinoamericanos tiene perfiles en redes sociales. No son sólo es un medio de comunicación para ellos sino una parte íntegra de su vida social. Consultar, compartir y comentar en ellas es la principal actividad que realizan a través de sus teléfonos inteligentes. Estos nuevos usuarios son activos y antes de comprar un articulo, ver una película o consumir cualquier contenido, buscan y escuchan opiniones, generan y comparten contenidos y son muy sensibles a su experiencia online. Si la experiencia con una empresa o servicios es positiva suelen compartirla y recomendarla y se fían más de la opinión de sus amigos que de la emitida por las propias marcas para tomar decisiones. También prefieren las redes sociales como medio para interactuar con las organizaciones, un 65 % prefiere las redes sociales al tradicional contact center para ser atendidos.

 

  1. Críticos y exigentes

 

Son mucho más críticos, exigentes y volátiles. De hecho, un 86% de los mileniales actuales declara que dejaría de hacer negocios con una empresa debido a una mala experiencia de cliente, frente al 59% de hace 4 años. Y, para los Millennials, las experiencias digitales negativas en línea y móvil tienen un impacto negativo mucho mayor que sobre otros grupos de edad.

 

De hecho, según el Quarterly Digital Intelligence Briefing: 2014 Digital Trends, el 20% de las organizaciones dice que la experiencia del usuario será la gran oportunidad. Los negocios ya no son sólo servicios y productos, son también relaciones y la experiencia de compra es casi tan relevante como el propio producto.

 

  1. Exigen personalización y nuevos valores

 

Los Millennials son una generación de personas que no buscan exclusivamente una buena atención, sino que exigen personalización y esperan que las organizaciones se adecúen a sus preferencias. Para atender sus demandas, las compañías deben ampliar el conocimiento sobre sus clientes incorporando información social sobre ellos con la idea de aportarles más valor.
Son autosuficientes y autónomos, y quieren sentirse protagonistas. Valoran la participación y la colaboración, prefieren compartir a poseer y exigen nuevos valores como la transparencia, la sostenibilidad y el compromiso social. Aquellas Organizaciones que sepan implicarlos, permitiéndoles aportar sus ideas en la creación y el desarrollo de sus productos y sentirse parte de la marca, conquistarán el corazón de los Millennials.

0 13 Continue Reading →

10 Estrategias de crecimiento para las Iglesias

Por Carey Nieuwhof

Entonces quieres que tu iglesia cumpla su misión y alcance personas.

Pero muy comúnmente en el liderazgo en la iglesia es fácil creer que el crecimiento no puede ocurrir a menos que gastes dinero en nuevas iniciativas.

Y eso deja a muchos líderes de la iglesia estancados. ¿Por qué? Porque la gran mayoría de las iglesias tienen pocos fondos, no muchos fondos.

Enfrentando una falta de recursos, muchos líderes de iglesias tiran la toalla y creen que el crecimiento no es posible.

Pero eso es una falacia.

La visión siempre precede los recursos. Si estas esperando que la gente y el dinero aparezcan para que continúes con tu misión, esperarás por siempre.

Entonces ¿cómo empiezas a crecer ahora, aún con cero pesos?

Aquí hay 10 maneras.

La visión siempre precede los recursos.

 

  • Irradia más pasión

 

Es asombroso para mi cuan poca pasión irradian muchos líderes en las iglesias.

Tenemos la misión más asombrosa en el planeta tierra. Y tenemos una generación de adultos jóvenes frente a nosotros que quieren dar sus vidas a una causa que es mucho más grande que ellos mismos.

Aun así es fácil creer que la única manera de alcanzar a la próxima generación es gastar dinero en luces, equipo y sonido. Eso no es verdad.

No necesitas una iglesia súper fina para alcanzar la próxima generación tanto como necesitas una iglesia apasionada. Porque cuando se trata de alcanzar la próxima generación, la pasión supera lo fino.

Cuando se trata de alcanzar la próxima generación, la pasión supera lo fino.

 

  • Deja lo raro

 

Los cristianos pueden ser socialmente raros.

Muy seguido, usamos lenguaje raro innecesario – como este:

“Este es un buen café, hermano”

“Amen, Aleluya”

¿Por qué no solo hablar en la iglesia de la manera en que hablas en la oficina o en un partido de futbol o un sábado en la piscina? (seamos realistas, si hablaras así normalmente, es probable que no te invitarían tan seguido.)

Esto es lo que realmente está en juego: si alguien tiene que aprender un código para unirse a tu iglesia, probablemente no tendrás mucha gente uniéndose a tu iglesia.

Nuestro reto es reducir las barreras humanas que alejan a las personas de Jesús, no crear nuevas.

Y, no, ser raro no significa que estas teniendo fe. Sólo significa que estas siendo raro.

Ser un cristiano raro no significa que estas teniendo fe. Sólo significa que estas siendo raro.

 

  • Expande tu visión

 

La visión es la mejor amiga de un líder, y es gratis.

Después de dos décadas de liderar y comunicar en la iglesia local. Estoy convencido de que es imposible sobreestimar o subestimar la visión de la iglesia. Como Bill Hybels ha dicho, la iglesia local realmente es la esperanza del mundo.

Si no sueñas grades sueños para tu iglesia, ¿quién lo hará?

Si no comunicas una visión grande para tu iglesia, ¿quién lo hará?

La visión es la mejor amiga de un líder, y es gratis.

 

  • Anima a las personas a enamorarse de tu misión, no de tus métodos.

 

La razón por la cual el cambio es tan difícil en muchas iglesias es porque los miembros se enamoran de los métodos, no de la misión.

Un método es una forma de hacer las cosas: programas que la iglesia hace, el estilo de la música, la arquitectura del edificio o la facilidad, el modelo del equipo o de la gestión.

Esos son simplemente métodos que pueden y deben cambiar con cada generación o aún más frecuentemente.

La misión es lo que estás haciendo (como alcanzar personas con el amor y la esperanza de Jesús). Y eso nunca cambia.

Mientras más te enfoques en la misión, más fácil será cambiar los métodos.

Mientras más te enfoques en la misión, más fácil será cambiar los métodos.

 

  • Sonríe mas

 

Yo sé que ‘sonreír más’ suena trivial. Pero mira alrededor tuyo. Casi nadie sonríe.

Si el Evangelio son buenas noticias, tú nunca lo sabrías luego de haber visto a muchos cristianos.

Necesito recordarme a mí mismo a sonreír con más frecuencia cuando me comunico. No es mi expresión facial más natural.

Entonces sonríe más y recuérdale a tu gente que sonría más. Honestamente, esto hace una gran diferencia en cómo la gente te percibe.

Si el Evangelio son buenas noticias, tú nunca lo sabrías luego de haber visto a muchos cristianos.

 

  • Deja de pelear

 

No tengo estadísticas de esto, pero imagino que las peleas internas han matado más iglesias que los fracasos morales.

Cristianos, es difícil convencer al mundo de que Dios lo ama cuando constantemente peleamos unos con otros.

Si tu iglesia está peleando, no es un misterio por qué no está creciendo.

Si tu iglesia está peleando, no es un misterio por qué no está creciendo.

 

  • Presta más atención a los invitados que van por primera vez

 

Nunca he escuchado que una iglesia diga que sus miembros no fueron amistosos.

De hecho, la mayoría de los miembros de una iglesia se asombran de que a la gente no le guste su iglesia ya que son tan ‘amistosos’.

Pero ser una iglesia ‘amistosa’ puede significar muy a menudo que son amistosos entre ustedes, pero no con los visitantes.

Cambia eso.

Asegúrate de que los invitados se sientan genuinamente apreciados, bienvenidos y que sus preguntas sean respondidas. Esto NO quiere decir hacer que se levanten durante el servicio u otras cosas socialmente raras como esa.  (Mira el punto 2 más arriba)

Lo que si significa es tratar a los invitados de la manera en que quieren ser tratados.

Ser una iglesia ‘amistosa’ puede significar muy a menudo que son amistosos entre ustedes, pero no con los visitantes.

 

  • Trata mejor a tus voluntarios.

 

Muchos líderes caen en la trampa de pensar que un buen liderazgo llega solamente cuando puedes contratar un buen equipo.

Esto no tiene sentido.

Tienes un gran equipo – se llaman voluntarios. Y a tus voluntarios puedes pagarles de formas no financieras a través de oportunidades de desarrollo.

Si creas una cultura de voluntariado saludable, te asombrarás de lo bien que servirán tus voluntarios.

No importa que tan grande llegues a ser como iglesia, nunca vas a tener dinero suficiente para contratar todo el equipo que quieres. Y siempre vas a necesitar un grupo creciente de voluntarios apasionados, comprometidos y alineados.

En resumen, voluntarios apasionados crean una iglesia apasionada.

Voluntarios apasionados crean una iglesia apasionada.

 

  • Invita a alguien

 

Hay algo popular ahí afuera que se llama invitar personalmente a un amigo. ¿Lo has escuchado?

Okey, quizá eso fue un poco sarcástico. Pero me asombra como la mayoría de nosotros descuida el invitar personalmente a la iglesia a nuestros amigos que no tienen iglesia.

En realidad muchos de ellos dicen que si cuando se les invita.

Si todos invitaran a una persona el próximo fin de semana, piensa lo que podría pasar.

Líderes de iglesias, animen a las personas a invitar amigos y empiecen por invitar a alguien ustedes mismos.

 

  • Vuélvete amigo de personas no cristianas

 

Hasta donde yo sé, la amistad siempre ha sido libre. Eso es algo bueno.

La triste realidad es que la razón #9 es imposible para algunas personas porque muchos cristianos no conocen realmente gente no cristiana.

Cambia eso.

Sé amigo.

Relaciónate con esa persona en el trabajo. Organiza una fiesta en tu patio para los vecinos. Habla a otros padres en la escuela de tu hijo.

Sal de tu burbuja cristiana y entra al mundo por el cual Jesús murió.

Si estas en la iglesia 7 noches a la semana, no puedes ser amigo de no cristianos. Entonces recorta algunas noches y ve y vive la misión.

Esta es la razón por la cual nuestra iglesia casi no tiene programas las noches entre semana aparte de los grupos pequeños. Queremos que nuestra gente ame la comunidad.

La única manera de amar la comunidad es estar en la comunidad.

No puedes amar a la gente que no conoces.

La única manera de amar la comunidad es estar en la comunidad.

0 11 Continue Reading →

¿Cómo administrar tus emociones? 5 Cosas que Grandes Líderes hacen con sus emociones.

Por Carey Nieuwhof

 

Emociones.

Algunos días probablemente piensas que sería mejor si pudieras liderar sin ellas.

Te emocionas con una nueva idea solo para desilusionarte cuando nadie más piensa que es una gran idea… o que no funcionará.

Como líder de iglesia, pasas la mayor parte del Lunes deseando que el Domingo hubiera sido diferente, y eso no es saludable.

Recibes un correo electrónico desagradable y eso arruina tu semana.

Tu mal día en el trabajo se convierte en una mala noche en casa

Tu estado de ánimo determina demasiado del tono que utilizas en la oficina.

Las emociones mal entendidas y mal encaminadas hunden más potencial en el liderazgo de lo que la mayoría de nosotros nos damos cuenta.

Si no entiendes tus emociones o no sabes cómo manejarlas, nunca alcanzarás tu máximo potencial en el liderazgo.

Aun así, las emociones son absolutamente necesarias para los grandes líderes.

Entonces, ¿Cómo manejas tus emociones?

Hay 5 prácticas que los líderes efectivos adoptan cuando se trata de sus emociones. Conocerlas puede hacer una gran diferencia en tu liderazgo.

Emociones mal entendidas y mal encaminadas hunden más potencial en el liderazgo de lo que la mayoría de nosotros nos damos cuenta.

Entonces, ¿Qué hacen los líderes efectivos con sus emociones?

Bueno, grandes líderes:

 

  • Nunca dejan que las emociones de hoy conduzcan las decisiones de mañana

 

Cuando las emociones mueven decisiones, casi nunca tomas buenas decisiones

Ciertamente, tomar buenas decisiones es una combinación de la cabeza y el corazón.

Pero piensa en todas las terribles decisiones que has tomado cuando te has dejado llevar por tus emociones:

Has dicho cosas terribles.

Has despedido a alguien, y luego deseas no haberlo hecho.

Has contratado a alguien, y luego deseas no haberlo hecho.

Has perdido los estribos en una reunión.

Has terminado una relación.

Has comido demasiado.

Has manejado tan rápido que te dieron una multa.

Casi renunciaste.

Renunciaste.

Los líderes que son sabios, saben esto. Se dan cuenta de que las cosas que hagan por impulso hoy tendrán un impacto mañana.

Ellos se han dado cuenta de que no importa cómo se sientan en el momento, una buena noche de sueño, oración, discutir el tema con amigos sabios y aun un poco de distancia les guiará a tomar una mejor decisión más adelante.

He tenido que aprender esto a la mala, pero es un muy buen principio: No tomes las decisiones de mañana basándote en las emociones de hoy.

No tomes las decisiones de mañana basándote en las emociones de hoy.

 

  • Se rehusan a dejar que las emociones distorsionen la realidad

 

Las emociones distorsionan la realidad.

Nunca es tan malo como piensas que lo es cuando estas emocional. Y nunca es tan bueno como lo piensas tampoco.

Las emociones te hacen ver las cosas negativas más negativas de lo que son, y las cosas positivas más positivas de lo que son.

Las emociones distorsionan la realidad. Los líderes efectivos saben esto.

Aun las emociones positivas pueden lastimarte cuando están alejadas de la realidad. Si eres demasiado positivo, puedes ignorar la realidad, pasar por alto peligros y minimizar problemas que realmente requieren tu atención.

El tiempo es tu amigo cuando se trata de tomar decisiones sabias. Poner un poco de distancia entre tus emociones y tus decisiones es una gran estrategia.

Otra estrategia, es un consejo sabio. Grandes líderes confían en el sano juicio de otras personas tanto como confían en el suyo.

Y cuando están emocionales, confían más en el sano juicio de otras personas que en el de ellos.

Cuando están emocionales, los líderes sabios confían más en el sano juicio de otros que en el de ellos mismos.

 

 

  • No dejan que sus emociones produzcan comportamientos egoístas.

 

Malos días o malas emociones son generalmente alimentados por el dolor.

Un correo electrónico hiriente desata una herida profunda. Una mala situación en el equipo se come tu gozo. Una temporada sin impulso desvanece tu confianza en ti mismo.

Terminas siendo un líder en dolor. Y el dolor es egoísta.

En la misma manera que pegarte en el dedo chiquito del pie te hace olvidarte de lo que estabas por hacer hasta que el dolor se te pasa, tu dolor emocional (no importa la fuente) te hace más egoísta como líder.

Las personas en dolor:

No escuchan bien a los demás

Se retiran y fruncen el ceño.

Culpan a otros.

Eventualmente convierten todas las conversaciones en conversaciones acerca de ellos mismos y sus necesidades.

Quieren que otros compartan su miseria y su tristeza.

Buscan llamar la atención.

Y los líderes egoístas nunca son líderes efectivos.

Los líderes efectivos lo saben.

La mejor manera de deshacerte de tu egoísmo es deshacerte de tu dolor.

Ora por esto. Busca un consejero. Ve más profundo en tus problemas.

Los líderes egoístas nunca son líderes efectivos.

 

  • Dejan que las emociones alimenten su pasión.

 

No todas las emociones son malas.

Después de todo, ¿Quién quiere seguir a líderes sin emociones?

De hecho, cuando ves a iglesias que están haciendo un gran trabajo en alcanzar a adultos de menos de 35 años, la pasión es una característica que no se disputa. La pasión es alimentada directamente por la emoción y es increíblemente difícil (si no imposible) fingirla.

Consecuentemente, grandes líderes se dan cuenta de que la pasión no se sostiene ni se contagia sin emoción.

Eres atraído a las personas que son apasionadas, o al menos no las puedes desechar fácilmente.

Cuando lideras con pasión, enseñas con pasión y predicas con pasión, tu liderazgo se vuelve mucho más magnético.

En adición a esto, la pasión termina llenándote a ti. Es lo que te hace levantare en las mañanas y lo que te conduce hacia adelante.

Los líderes efectivos son emocionales, pero se aseguran de que las emociones que los conducen en el liderazgo sean las emociones que impactan positivamente a otros.

La gente es atraída a líderes apasionados… o al menos no los pueden desechar fácilmente.

 

  • Mantienen sus corazones completamente comprometidos

 

Tu corazón se ve muy golpeado en el liderazgo, y como resultado es fácil decidir alejarlo. Para nunca comprometerte. Para dejar de confiar. Para retirarte.

Los líderes efectivos no hacen eso.

Ellos se han dado cuenta de que los grandes líderes van más allá de la ofensa, del cinismo y del dolor, y mantienen sus corazones completamente comprometidos.

Ellos deciden volver a tener esperanza, volver a confiar y volver a creer.

¿Por qué? Porque cuando tu corazón está comprometido y activo, te conviertes en un mejor líder.

Cuando sientes una gran cantidad de emociones (positivas y negativas) puedes tener empatía con las personas que están heridas y puedes celebrar con las personas que están celebrando.

Puedes caminar con un grupo o una congregación a través de un mal tiempo y puedes celebrar con gozo en los buenos momentos.

Para hacer esto, necesitas mantener tu corazón sano y en la frecuencia correcta.

Grandes líderes van más allá de la ofensa, del cinismo y del dolor, y mantienen sus corazones completamente comprometidos.

1 12 Continue Reading →

5 Cosas que hacen los grandes líderes.

(Que la mayoría de la gente no hace)

Por AARON LOY

 

Hay una razón por la cual los grandes líderes están donde están.

Como pastor de una iglesia joven, interactúo mucho con jóvenes, muchos de los cuales sueñan con hacer algo significativo con sus vidas. Para citar al difunto Steve Jobs, desean dejar una huella en el universo. Quieren que su vida importe. Me encanta pasar tiempo con jóvenes que no están contentos con quedarse en el promedio y anhelan hacer una diferencia. Eso dicho, hay algunas cosas de las que me he dado cuenta que son comunes en los jóvenes y que normalmente se interponen entre ellos y ver sus sueños realizados.

Así que aquí están algunos consejos que tengo para líderes jóvenes:

 

  • Aprende a seguir Primero

 

Los líderes quieren liderar, y eso no es siempre algo malo. Después de todo, el apóstol Pablo dijo que el que anhela obispado buena obra desea (1Timoteo 3:1). Pero Pablo también nos dio una gran imagen de cómo se debe ver el liderazgo: “Imítenme a mí, así como yo imito a Cristo “(1Corintios 11:1)

En otras palabras, los líderes Cristianos están primeramente en el negocio de seguir. Esto es muy importante que los líderes lo entiendan, porque su idea de liderar puede sonar muy tentadora. Aspirar al liderazgo puede jugar con nuestro orgullo, pero ser seguidores desarrolla en nosotros humildad.

APRENDER A SEGUIR ES UNA PARTE IMPORTANTE PARA VOLVERTE UN LIDER DIGNO DE SER SEGUIDO.

Por esta razón, es de vital importancia que los líderes jóvenes aprendan primero a seguir. Esto no significa solamente aprender cómo seguir a Jesús, pero también aprender cómo seguir a quienes Él ha puesto por encima de nosotros. Hasta que no puedas hacer eso con gozo, no estarás listo para liderar. Aprender a seguir es una parte importante de volverte un líder digno de ser seguido.

 

  • Encuentra un Mentor

 

Los grandes líderes nunca dejan de aprender. Muchos de los mejores continúan teniendo entrenadores y mentores mientras se sientan en los niveles más altos de liderazgo en su compañía u organización.

La verdad es, nunca es muy tarde o muy temprano para encontrar un mentor. Entonces encuentra uno (o tres) y empieza a hacer preguntas. Escucha bien lo que tienen que decir. Dales permiso de hablar duras verdades a tu vida. Y toma muy buenas notas. No solamente esto te va a permitir acercarte a su riqueza de conocimiento y experiencia, pero te ayudará a evitar tener que aprender lo que ellos han aprendido a la mala.

 

  • Termina lo que empiezas

 

Uno de los mejores consejos que me dieron como líder joven fue, “haz todo lo que puedas para terminar lo que empiezas”. Esa no era mi canción favorita en ese entonces, pero tomé el consejo y cambio mi vida.

Conozco muchos jóvenes apasionados que brincan de una cosa a la otra sin terminar muchas de las cosas que empiezan. Como mi mentor me señaló a mí en mis veintes, este es un problema de carácter. Es una señal de inmadurez y egoísmo si le damos completa prioridad a lo que queremos o sentimos ahora mismo. Esto rompe la confianza con otros al darse cuenta de que no cuentan con nosotros para continuar con lo que hemos dicho. Desarrolla un muy mal hábito que no nos será de ayuda cuando crezcamos más. Y no permite que se dé el desarrollo de carácter que ocurre en el trabajo arduo de perseverar (Romanos 5:3-4), una cualidad necesaria para cada líder.

Entonces, termina lo que empiezas. No importa cuánto quieras renunciar, no importa que tan difícil se vuelva todo, termina y termina bien.

 

  • Decidan quienes quieren ser y actúen de acuerdo a eso

 

Esto puede sonar obvio, pero es importante darse cuenta de que no van a despertar un día y ser quienes quieren ser. No simplemente se van a tropezar con su trabajo soñado. No van a tener éxito de la noche a la mañana (No existe tal cosa). No te vas a volver accidentalmente más sabio, más talentoso, más conectado, más fiel, más espiritual, más maduro, más disciplinado, más desarrollado, más exitoso, más _____________-

VAS A SER QUIEN DECIDAS SER, YA SEA ACTIVAMENTE O  PASIVAMENTE.

Vas a ser quien decidas ser, ya sea activamente o pasivamente. Tu persona, y como resultado, tu vida, será un reflejo de las decisiones que tomas con el tiempo. Entonces necesitas decidir ya quien quieres ser y que tipo de vida quieres vivir y empezar a practicar los hábitos que te llevaran allá hoy.

 

  • No esperes permiso

 

Conozco muchos jóvenes que planean hacer algo algún día, pero hacen muy poco para moverse en esa dirección ahora.

Aquí está la cosa: Puedes empezar a  hacer algunas de las cosas que quieres hacer algún día, hoy. Y hacerlo ahora es la mejor manera para saber si realmente quieres hacerlas algún día.

¿Quieres empezar un negocio? Asombroso. Empieza uno. Aun si falla en seis meses y no ganas ni un peso, habrás aprendido más tratando y fallando de lo que aprenderás sentado leyendo una revista de negocios por los próximos cinco años. Lo mismo va para todo lo demás. ¿Quieres entrar en el ministerio? Genial. Empieza a hacer ministerio hoy. Toma responsabilidad de invertir espiritualmente en aquellos en tus círculos de relaciones ahora. Luego pon atención a lo que pasa. Si ves fruto, esa es una buena señal. Si no, al menos obtuviste experiencia en el proceso con tu mentor antes de que invirtieras muchos años y dinero en una educación ministerial que quizá nunca uses.

El punto es que puedes empezar en donde estas ahora. No esperes a tener permiso.

1 13 Continue Reading →

La fe golpeada de los jóvenes de hoy

Es un espectáculo verlo hablar y escuchar sus opiniones. Es directo, franco, sabe lo que quiere ahora y lo que no quiere también. Me parece un poco precoz, sobretodo, porque sólo cuenta con once años y algunos meses. Josué nació en este siglo y por eso no entiende lo que es un cassette, walkman o Nintendo 64. Tampoco conoció a Michael Jordan y los espectaculares Bulls de Chicago, aunque ha escuchado de ellos y yo me he encargado de instruirlo, gracias a mi amigo Youtube. Según un estudio, él es parte de la Generación Z (nacidos entre el 2.000 y 2.009) Su generación está marcada por varias cosas tales como: El riesgo, el optimismo hacia el futuro, la tecno-adicción y la necesidad de estar conectados online todo el tiempo.

Recientemente, leí un estudio hecho por Britt Beemer de la firma ARG, donde el 44% de los jóvenes entre las edades de 20 a 29 años que asistían regularmente ala iglesia no creen que los acontecimientos de la Biblia sean verdaderos. Un 18% contestó que estaban indecisos en esta respuesta. Entre los que confesaron no creer en la veracidad de la Biblia, 40% dijeron que sus dudas comenzaron en la secundaria y el 44% en la Universidad.

No es que los jóvenes no tengan fe, pero hoy hay demasiadas cosas que están compitiendo con ella. Ésta es la era del entretenimiento y vaya que son exitosos en eso, desde Hollywood hasta ESPN, de Apple hasta PlayStation, sin hablar aun de la universidad y la globalización. Hoy los chicos y chicas tienen un gran desafío en cuanto perseverar en sus creencias y convicciones. Ellos quieren pruebas,cuestionan nuestras enseñanzas, tienen argumentos sólidos, no quieren ser rebeldes, solo quieren confiar en la verdad en la que creen.

Para ellos, ser cristiano en este tiempo es un reto enorme. Estamos en la era del conocimiento y la globalización. Los medios manipulan la verdad para hacernos dudar de ella y son expertos en tomar mentiras y maquillarlas haciéndolas parecer una verdad.

En las universidades son atacados con filosofías humanas que se burlan de nuestra fe y de nuestro “poco intelecto” al confiar en las palabras de un libro escrito hace miles de años.

¿Cómo ayudar a nuestros chicos a que no desmayen en su Fe a pesar de los cuestionamientos?

¿Cómo podemos ayudarlos a desarrollar firmeza en sus convicciones?

¿Cómo podemos evitar que el éxodo de jóvenes siga aumentando?

Si eres líder juvenil, pastor o simplemente padres responsables por sus chicos, quiero compartir varias cosas que te ayudarán a fortalecer la fe de nuestros jóvenes hoy:

1. Escucha antes de hablar y antes de juzgar. Muchas veces en la iglesia y en la casa tenemos muchos más argumentos que dar sobre cómo cumplir con las reglas, que oídos para escuchar el corazón y perspectiva de los jóvenes. Si algo he notado de esta generación es que no da opiniones donde no las escucharan.

Desarrolla la capacidad de escucharlos, aprovecha el potencial, habilidades y creatividad que hay en ellos. En vez de cuestionar sus estilos, mira cómo puedes usar sus recursos para ser más efectivos en este tiempo.

También es importante que existan puentes seguros de comunicación, donde los chicos puedan abrir su corazón y hablar de sus temores, dudas y errores cometidos, crea un ambiente donde puedan ser ellos mismos y no tengan que fingir.

2. Métete en su mundo. Es muy difícil que puedas entender a los jóvenes de hoy desde tu mundo adulto. Debes aprender como trasladarte a su mundo para entender por qué piensan de esa manera, cómo se ve el resto del mundo desde su óptica y el lenguaje que usan. Cuando he hecho este viaje, he encontrado corazones dispuestos a abrirse; 87% de los jóvenes desean compartir más con un adulto que sea un mentor, pero desean que éste comprenda bien su mundo. Jesús mismo, lo hizo al dejar los cielos para venir a nuestro mundo, con un cuerpo humano, habló nuestro idioma y entendió nuestro contexto.

3. Oportunidades. Los jóvenes claman por oportunidades para desarrollar sus habilidades y su llamado particular. Dios ha puesto inquietudes reales en ellos y sensibilidad ante problemas a su alrededor. En la iglesia nos falta brindar más oportunidades para que ellos puedan manifestar su esencia. El destino de los próximos años de la iglesia estará en manos de ellos, así que debemos asegurarnos hoy de darles las herramientas para que ellos tomen sus dones y pasiones y traigan el reino de Dios a sus amigos, universidades o el lugar donde trabajen.

La mayoría de jóvenes cristianos según una encuesta (91%), expresaron que sienten que el mundo brinda mucho más oportunidades para desarrollar sus dones que la iglesia. Lo que hemos comunicado es que no confiamos en ellos, incluso hemos cometido un terrible error, sobreprotegerlos y evitar que ellos cometan errores a toda costa. Pero no funciona esta estrategia. ¿Si no les enseñamos a derribar gigantes, cuando ya no estemos, cómo lo harán sin nosotros? Nuestra fe ha crecido a través de pruebas, nuestros dones se han desarrollado porque alguien confió en nuestras habilidades y nos dio la oportunidad para manifestarlas. Jesús tomó a sus discípulos y después de tres años arduos de escucharlos, meterse en su mundo y darles oportunidades, les confió su Reino.

Esta generación necesita lo mismo y es nuestra tarea dirigirlos y encaminarlos en los planes que Dios tiene para ellos. Tenemos una tremenda responsabilidad con esta generación, los años por venir dependen de nuestras decisiones como líderes hoy.

Mi hijo Josué tiene tantos talentos y estoy comprometido a desarrollar su fe y descubrir con él lo que Dios tiene para su futuro.

0 17 Continue Reading →

¿Por qué los jóvenes no van a tu iglesia?

Unos años atrás, Soluciones Juveniles publicó en uno de sus libros, las 50 razones por las que un joven de tu ciudad no va a tu iglesia. Pues bien, quisimos rescatar algunas de esas razones de manera resumida y permitirte reflexionar como líder, pastor e integrante de la iglesia cristiana.

¿Qué nos falta? ¿Qué nos sobra? Y ¿Qué debemos mejorar?

Cuando evangelizamos y compartimos a otros de nuestra fe y amor por Dios, es vital que pensemos en el otro, en sus necesidades, conflictos, expectativas y en su manera de ser.

Eso nos ayudará a ser asertivos en la forma cómo les presentamos a nuestro mejor amigo: Jesús.

Estas son algunas de las razones más frecuentes y los argumentos que expresan los jóvenes:

Los pastores se roban la plata de los feligreses.  Las iglesias son un negocio: Esta es una de las principales barreras que colocan las personas para ir a una iglesia, afirmando que toda la plata que recogen los pastores es para su lucro, que éstos tienen los mejores carros y que no es justo que ellos vivan de la fe.

Las iglesias cristianas son aburridas, la gente cristiana es anticuada: A lo que se refieren con esta afirmación es que la asistencia a este lugar es molesta, no representa una actividad interesante y que entre otras cosas, no contiene una programación atractiva.  Además, un alto número de jóvenes piensan que los cristianos son anticuados en sus estilos de vida, tienen un vestuario acartonado y demasiado elegante para ser jóvenes y que no están a la moda en ningún aspecto.

No necesito ir a una iglesia porque basta con creer en Dios: Los que llegan a pensar así, se sienten satisfechos con saber que hay un Dios y que algunas veces le rezan. No le encuentran sentido a la iglesia y simplemente lo asocian con un espacio poco útil. Lo cierto del caso es que creen en Dios, pero probablemente no lo siguen y no lo obedecen.

En las iglesias hacen muchas prohibiciones y yo estoy muy joven para eso: Lo que suelen decir estas personas es que la juventud está asociada al placer y que por consiguiente, cohibirse de estas libertades es un fracaso para su vida, porque cuando sean adultos mayores ya no lo podrán hacer porque ya no tiene gracia.

Soy feliz y no me hace falta nada: La comodidad de sus vidas, la estabilidad económica, los buenos resultados en sus labores hace pensar a numerosos jóvenes que no les hace falta nada.  Tienen una buena familia, no tienen vicios y sus vidas rayan con el límite de la perfección.  Por esa razón, para ellos no es necesario asistir a una iglesia cristiana, porque asocian la iglesia con un lugar para los pobres, los débiles y los que tienen problemas.

La gente cristiana peca igual a los que no van a la iglesia: Para algunos jóvenes de tu ciudad, conocer los fracasos y los errores del cristiano es motivo para no ir a la iglesia, porque sus ojos se ponen en ellos y no en Dios.  Pero su mayor confrontación al respecto es que ir a la iglesia no cambia a la gente y por consiguiente, no hay razón para ir porque se peca igual dentro y fuera.

Me hacen falta mis amigos y mi mundo, no los puedo dejar: Ya sea porque se les dificulta hacer nuevos amigos dentro de la iglesia o porque se aferraron a los que tienen fuera de ella, para estos jóvenes que identificamos en este proceso, la amistad está por encima de todo, inclusive de Dios.  Disfrutan los planes sociales de cada semana con sus amigos.

No creo en lo que dicen los líderes y pastores, ellos mienten y manipulan a las personas: Dentro de las mayores críticas que tiene la iglesia cristiana es el tema de la manipulación de las masas. Algunos profesionales, por ejemplo, de las ciencias sociales (sociólogos, periodistas, psicólogos) aseveran que en este tipo de grupos no hay un proceso individual y que las personas no toman sus propias decisiones, sino que lo hacen bajo la presión de los otros.

A la iglesia cristiana le hace falta fundamentos teóricos, no hace parte de mis creencias: La solicitud de estos jóvenes son explicaciones científicas a los milagros,  tener claro de donde salió la iglesia y responder a todas sus preguntas aclaratorias.  Por último, dicen que no van a estas iglesias cristianas porque después de hacerle un estudio con rayos X, descubrieron que no se ajustan a sus creencias.

Las reuniones son muy largas y pierdo mucho tiempo: Al parecer tienen interés en asistir a la iglesia, pero este tipo de jóvenes se sienten abrumados por lo largas que son las reuniones juveniles y porque pierden mucho tiempo que podrían invertir en otras cosas.

En las iglesias se inventan los milagros y le pagan a la gente para que haga show: Este pensamiento es bastante común, sobre todo por la incredulidad de la gente.  La falta de fe hace pensar que los milagros y las señales son parte de un show que montan los pastores para hacer más reconocidas sus reuniones.  Es probable que su teoría sea: “Hasta no ver, no creer” y para eso tendrían que experimentar en carne propia algún tipo de milagro o manifestación espiritual para que comprueben la veracidad de la Palabra de Dios.

Los cristianos son como locos y son rechazados por la sociedad: Hay una canción que dice: “La gente dice que somos los locos de la ciudad” y tal vez no se equivocan cuando lo manifiestan, porque nuestra forma de vida como cristianos es diferente y en algunos casos, ilógica.

Como estas, son decenas de razones las que expresan los jóvenes cuando son invitados a una iglesia cristiana o se les habla de Dios. Es por esto, que Soluciones Juveniles ha desarrollado diferentes estrategias creativas para fortalecer el liderazgo, buscando que sean mucho más asertivos en su evangelización.

0 9 Continue Reading →