Skip to Content

Tag Archives: mundo

Cómo asegurarse de que sus temores no paralicen su vida.

Por: SCOTT SAVAGE

 

Muchos de nosotros tenemos miedo hoy. Vivimos en un mundo incierto y en tiempos especialmente inciertos. Sin embargo, nuestros temores podrían costarnos este año de formas que no podemos comprender aún.

Beth Moore, conocida maestra de la Biblia y autora, envió un tweet a principios de este mes, lo que produjo una tremenda reacción. Me desplacé a través de muchas de las más de 800 respuestas al tweet de Moore. Las historias y experiencias de la gente que leí eran arenosa, sin filtrar y desgarradora.

Beth Moore: Hey, algunos de ustedes podrían darme algo de perspective? Si jesús le preguntara justo en este preciso momento por qué tiene miedo, ¿Qué respondería?

La gente hablaba de dificultades financieras, diagnósticos médicos terminales, pérdida de su empleo o su seguro médico. Compartieron las luchas internas como preguntas de identidad y angustia acerca de la autoestima. Describieron sus miedos por amigos y familiares.

Mientras leía estas respuestas, pensaba en mis miedos y en cómo respondería a la pregunta. Pensé en mis inseguridades cuando se trata de mi carrera. Mis ambiciones y miedos cuando se trata de mi actividad como escritor. Reflexioné sobre mi matrimonio, mi papel como padre, mi nuevo comienzo en un nuevo lugar el año pasado y mucho más.

Una respuesta a un tweet sólo permite 140 caracteres y me sentí como si tuviera suficiente para 140 tweets separados!

¿Por qué tenemos miedo?

Nuestros miedos están en su peor momento cuando nos paralizan.

Una de las cosas que el miedo suele hacer es convencernos de que somos los únicos. Después de aislarnos, el miedo nos dice que nunca superaremos nuestra lucha.

 

¿Tiene miedo de ser rechazado? No iremos allí: demasiada exposición.

¿Teme que alguna persona poderosa tome una decisión que nos perjudique? Nos obsesionamos con cada movimiento, palabra y acción.

¿Miedo de tomar la decisión equivocada? Comenzamos a luchar para tomar cualquier decisión.

¿Teme que este año sea peor que el año pasado? Vivimos conteniendo el aliento, nunca realmente presente en el momento, incapaz de disfrutar de lo que tenemos.

Cuando los temores nos dominan, tienden a convertirse en profecías auto-realizables. Realizamos eventos para satisfacer nuestras peores expectativas. Escribimos una narración de hechos reales que encaja con nuestro punto de vista. Es un lugar terrible para estar, pero, de una manera enferma y retorcida, al menos sentimos que hemos recuperado un poco de control!

Tomemos por ejemplo, hablar en público. Para algunas personas, tienen más miedo de hablar en público que morir. Es por eso que el famoso Jerry Seinfeld bromeó, “si vas a un funeral, estás mejor en el ataúd que haciendo el elogio”

Entonces, ¿qué podemos hacer con esos miedos?

Determina dónde has puesto tu esperanza.

He encontrado la única manera de derrotar el miedo es elegir la esperanza en su lugar. Pero uno de los problemas con la esperanza ocurre cuando ponemos nuestra esperanza en los lugares equivocados.

Por lo tanto, podría ser una buena cosa preguntarse, “¿Cuál es el objeto de mi esperanza?”

Estoy realmente orgulloso de mí mismo porque me reprimí y me abstuve de hacer cualquier mensaje político en Facebook durante el ciclo electoral de 2016. Pero cuando el Presidente Trump dijo en su discurso de inauguración: “No te defraudaré”, sacudí la cabeza con incredulidad. Creo que literalmente me reí en voz alta, también.

Es totalmente falso. Porque todos nos vamos a decepcionar. Vamos a decepcionar a la gente que amamos, nuestra familia, esposos y amigos. Vamos a decepcionar a las personas que trabajan para nosotros y a las personas para las que trabajamos.

Me decepcionaron al menos siete personas la semana pasada. ¿Cómo puedo saber? Cancelaron la suscripción a mi lista de correo electrónico. No estoy seguro de por qué el correo electrónico de la semana pasada les hizo decir “¡adiós!”, Pero lo que les motivó a firmar para estar en la lista ya no estaba presente.

No debemos poner nuestra esperanza en la gente porque la gente siempre nos decepcionará. Una de las lecciones que he aprendido de la manera más difícil es “la fuerza de tu esperanza está basada en el objeto de tu esperanza”. Si tu esperanza está fijada en una persona (o un presidente), entonces te sentirás decepcionado .

Tenemos que determinar dónde hemos puesto nuestra esperanza. Y la crisis a menudo nos ayuda. La crisis revela dónde hemos colocado (o extraviado) nuestra esperanza. Cuando lo colocamos en algo que es más débil de lo que pensábamos, entonces descubrimos una posible razón para nuestra continua derrota a manos del miedo.

Neutralice sus temores.

Hay dos enfoques diferentes para neutralizar sus miedos que quiero explorar aquí.

En el libro de Steven Furtick, Crash the Chatterbox, el autor anima a sus lectores a hacerse dos preguntas cuando enfrentan temores. La primera es “¿Qué es lo peor que podría pasar?”

Después de responder a la primera pregunta, pregúntese “¿Y luego qué?” Siga preguntando la segunda pregunta hasta llegar a un resultado final. Muchas veces, el resultado final de nuestros miedos no son tan aterradores o debilitantes una vez que los nombramos y los sacamos a la luz.

Cuando nos involucramos en el ejercicio de Furtick, llegamos al mismo destino. Nos damos cuenta de cómo nuestras mentes nos engañan para que pensemos que el peor de los escenarios nos deja derrotados permanentemente. El miedo nos engaña al pensar que no debemos intentar cuando un retroceso temporal no es fatal. En el establecimiento del miedo, descubrimos todas las formas en que podemos mitigar los resultados desastrosos de antemano.

Si el miedo le está haciendo bullying-pateándole y robando su dinero para el almuerzo- tome algún tiempo esta semana para participar en una de estas prácticas y neutralice sus temores.

Concéntrese en lo que puede controlar y tome esas medidas.

A j Cronin dijo: “La preocupación nunca libra al mañana de su dolor, pero hace que hoy sólo pierde su fuerza”.

El miedo es una forma de preocupación que nos empodera con un sentido de control cuando sentimos que no tenemos ninguno.

Una de las mejores maneras de derrotar el miedo es ignorar lo que no podemos controlar y centrarnos en lo que podemos controlar en su lugar. Algunas medidas son imposibles de tomar hoy, pero hay algunas que sí podemos tomar.

Si usted está luchando contra la preocupación y el miedo hoy, pregúntese: “¿Qué puedo hacer hoy para influir en el mañana?” Como alguien dijo una vez, “La mejor opción es la que crea más opciones”.

En un episodio reciente de su podcast de liderazgo, Craig Groeschel compartió cómo se acerca al desarrollo personal. Él tiene un mantra. “Haré lo que pueda hacer hoy para poder hacer mañana lo que no puedo hacer hoy”. Groeschel ve más allá de su capacidad actual (o incluso sus temores actuales) a su potencial futuro. Al ver la conexión entre hoy y mañana, hace lo que puede con la esperanza de que algún día hará lo que una vez dijo que no podía.

Hoy tenemos oportunidades que hacen posibles nuevas oportunidades mañana. Las decisiones que tomamos hoy pueden abrir las puertas para el próximo año.

La semana pasada, tres jugadores de béisbol fueron anunciados como los nuevos en el Salón de la Fama del Béisbol. Me acordé de los hombres y mujeres que figuran en el Salón de la Fama dentro de las Escrituras. En Hebreos 11, el autor describe la naturaleza de la fe y luego enumera a muchos hombres y mujeres que exhibieron una gran fe en sus respectivas vidas.

Estos hombres y mujeres no eran cualitativamente diferentes de usted y yo. No sabían dónde acabarían cuando estuvieran vivos. Simplemente tomaron el siguiente paso que supieron tomar, haciendo la siguiente cosa correcta que sabían hacer. Cuando se sintieron llevados a obedecer a Dios, dieron un paso adelante y otra oportunidad se abrió.

Como con cualquier gran historia, vivimos nuestras historias, palabra por palabra, frase por frase, día a día. El miedo era una parte muy real de sus historias, como lo es en la suya y la mía. Sin embargo, la razón por la que todavía conocemos sus nombres y leemos sus historias es porque eligieron rechazar el miedo y actuar de todos modos.

0 3 Continue Reading →

MARK ZUCKERBERG SE REUNIÓ CON LOS PASTORES PARA ENTENDER CÓMO LAS IGLESIAS “ENCUENTRAN UN SIGNIFICADO MÁS PROFUNDO EN UN MUNDO CAMBIANTE”

0 0 Continue Reading →

Mileniales cristianos están redefiniendo los Valores

Por: JENNA GIESOW

0 3 Continue Reading →

8 formas de combatir el tráfico humano.

Por: Laura Parker.

0 2 Continue Reading →

Elige la Fe en lugar del Miedo

1 14 Continue Reading →

¿Cuál Será tu Contribución?

0 2 Continue Reading →

Tres características que tienen en común las personas que cambian el mundo

0 10 Continue Reading →

SI DIOS TIENE EL CONTROL, ¿POR QUÉ SIGUEN PASANDO COSAS MALAS?

Entrevista a  N.T Wright

Personas alrededor de los Estados Unidos y del mundo todavía están lidiando con la tragedia en Orlando, Dallas y Turquía.

Y esa no es la única crisis en el mundo: personas alrededor del globo están siendo perseguidas y asesinadas por sus creencias. Las guerras están demostrando una violencia sin control. Millones están viviendo hoy en extrema pobreza.

Escuchando todas estas cosas, a veces nos encontramos preguntándonos a nosotros mismos y a veces en voz alta, otras veces en nuestra mente:

“¿Dónde está Dios en todo esto?”

Es una pregunta con la que los creyentes han sufrido por siglos, y solo un teólogo, N.T Wright está interesado en resolver. Su libro, Simply Good News, habla sobre la forma en que la verdad del evangelio transforma nuestra realidad presente, creando un nuevo periodo de tiempo entre la muerte de Jesús y su segunda venida.

En el libro, usted afirma que los cristianos han distorsionado el evangelio convirtiéndolo en solo “buenos consejos”. ¿Podrías explicarlo?

El punto clave del libro es la diferencia entre “buenos consejos” y “buenas nuevas”. La palabra “evangelio” originalmente significaba “buenas nuevas o buenas noticias”, y son las noticias acerca de que algo ha ocurrido y por este hecho, todo será diferente, incluyendo quienes somos, y esto es el comienzo porque es mucho más grande que esto.

Hemos convertido esto de los “buenos consejos” como tomando un seguro de vida para el futuro. Como asegurando una vida mejor, Ven, tal vez te gustaría firmar por esta opción porque será mejor para ti”.

Ahora, no hay nada malo con los buenos consejos, pero no son tan buenos como las buenas nuevas. Vivimos entre las noticias de que algo ha pasado y la promesa de que algo pasará. Las noticias de lo que Dios ha hecho en y a través de Jesús crea un mundo completamente nuevo, y nuestra invitación debe ser hacia esa propuesta de Jesus, que implica un cambio de adentro hacia afuera.

Este mundo necesita buenos consejos, pero aun más, necesita de manera urgente las buenas noticias del evangelio.

Así que en este nuevo periodo de tiempo entre escuchar las noticias y el cumplimiento de ellas. ¿Cómo cree que vivimos en esa tensión?

Parte de nuestro problema es, y es una característica del mundo moderno occidental, que hemos olvidado, por así decirlo, diferentes capas del tiempo.

Incluso si suena chiflado o extraño, la gente dice: “¿A qué te refieres con diferentes capas de tiempo?” Debido a la forma en que vivimos en el mundo de hoy, vemos el tiempo como una línea recta y mientras más avanzamos, las cosas se ven cada vez mas y mas lejos. Pero a través de la mayoría de los periodos de la historia, la gente sabía perfectamente que en realidad, las cosas podrían cambiar con el tiempo. Usted puede estar mucho más cercano a un evento de la fundación, a pesar de que fue hace mucho tiempo por orden cronológico, pero podría estar mucho más cerca de su realidad.

La vida de la iglesia en cuanto a adoración, oración, sacramentos y lectura de la escritura es una forma de hacer esto realidad, así que aunque podamos encontrar complicado describir qué está pasando, la realidad de la fusión de las capas del tiempo- El tiempo de Dios y nuestro tiempo- es una realidad muy presente.

Eso nos trae a la siguiente pregunta: Si Dios es bueno y Él está en control, ¿Por qué deja que pasen cosas malas?

Nunca podrás leer los propósitos de Dios a partir de cómo está el mundo. Siempre es mucho más complicado y confuso que eso. En este momento, estoy mirando una ventana con un hermoso cielo azul, en una hermosa mañana de invierno, y usted solo piensa “este es un mundo maravilloso, es tan hermoso, tan lleno de promesas y vida” Y así he tenido un desayuno con una amiga cuyo esposo murió unos años atrás, y ella todavía está procesando la pregunta de por qué en la mitad de la vida de alguien pasaría algo como esto.

“Si, el dolor es real, pero Dios ha lidiado con eso y todavía lo sigue haciendo. La belleza y el poder de la creación es real. Dios va a hacer cosa nueva.

Vivimos en un mundo donde no puedes simplemente mirar la evidencia y decir: “Ahí estás, hay un Dios bueno, todo está bien”. Es por eso que las buenas nuevas de Jesús es eso en el medio de este confuso mundo, con mucha belleza pero también con mucho dolor, lo que Dios ha hecho en Jesús lanza un proyecto que dice:”Si, la pena es real, pero Dios ha lidiado con eso y todavía lo sigue haciendo. La belleza y el poder de la creación son reales. Dios va a hacer algo nuevo.

Parte de los problemas del mundo occidental, es que hemos asumido que Dios es, o como si fuera, el Presidente Ejecutivo Celestial de esta corporación llamada universo. Y entonces, como uno de los personajes de Woody Allen dijo: “Creo más o menos en Dios, pero parece que él básicamente tiene bajo rendimiento”. En otras palabras, no es un muy buen Presidente Ejecutivo.

Pero realmente, el mundo es mucho más complicado que eso. No es simplemente una maquina de negocios con Dios como el Presidente. Dios está involucrado con él de unas maneras que es difícil para nosotros ahora, particularmente en el mundo moderno, comprendamos.

Cuando leemos las historias sobre Jesús y vemos lo que ocurre en esas historias, tal vez necesitamos reformular el significado de la palabra Dios en torno a lo que vemos en Jesús. Entonces todo tipo de cosas se vuelven más claras y con un enfoque más preciso. No es simplemente una cuestión de ¿Dios ha sido descuidado? ¿Lo habrá entendido mal? ¿Ya no nos ama?, nada de esto es cierto, Él ha estado en el medio de este caos con nosotros y ha tomado lo peor que el mundo puede hacerse como una oportunidad. Él ha puesto en marcha su proyecto de una nueva creación. De esto se trata toda la historia de Jesús.

En un nivel práctico, estamos en el medio de este caos y nos cuesta realmente ver lo que Dios está haciendo, ¿Cómo vivimos a la luz de esa realidad?

Esto siempre será un misterio, pero la disciplina clásica de los cristianos, de oración, de adoración, de estudio de la palabra, y particularmente, el servicio a los pobres, en cada una de esas maneras, estamos realmente enchufados al proyecto de Dios de una nueva creación. Es decir con cada disciplina espiritual que practicamos estamos acercando el reino de Dios a las personas. Y debemos saber que esto esta funcionando.

No es que podamos construir la nueva creación por nuestros propios esfuerzos –Dios la hace en su tiempo. Nosotros no construimos el Reino, nosotros construimos por y para el Reino. Dios es el que construye el Reino, pero lo que hacemos en el presente es permitirle a Dios usarnos para un proyecto que es a largo plazo.

Me parece a mí que esto es lo que la iglesia, en su mejor momento, siempre está haciendo, usualmente por debajo del radar e invisible de las noticias. El aporte de cada creyente de compartir las buenas noticias desde sus lugares de trabajo, estudio o vivienda, día tras día y año tras año será parte al final de la nueva creación que Dios hará.

Comparte las buenas noticias hoy!

0 4 Continue Reading →

Entrevista a Eugene Cho: Dónde el cambio del Mundo empieza

Entrevista a Eugene Cho: Dónde el cambio del Mundo empieza

cho

Eugene Cho pastor y activista, contesta porque tenemos que empezar en pequeño, pero no podemos quedarnos allí.

Por STEPHANIE S. SMITH

Cuando te enfrentas con un mundo lleno de necesidades abrumadoras, aún la persona más compasiva se puede sentir insegura acerca de cómo empezar a llevar la carga de un verdadero cambio. Después de todo, ¿puede una persona realmente cambiar la pobreza mundial, la guerra, la enfermedad y la violación de los derechos humanos?

La respuesta, de acuerdo a Eugene Cho, es sí y no.

Y él sabe. Cuando Eugene y su esposa Minhee lanzaron One Day’s wages (ODW) -Un día de salario en español- en 2009, hicieron una modesta requisición personal a los que les comentaron el proyecto: ¿Darían un dia de salario- un mínimo 0.4 porciento de su salario anual – para combatir la pobreza extrema?

Obviamente la donación de una persona no es suficiente para terminar con la pobreza global. Pero cuando estos compromisos individuales se combinan, se suman. Solo unos años después, en el 2012, lo que cada individuo puede hacer para marcar la diferencia, se ha sumado a $1 millón en donaciones para alimento, vestido, hospedaje y educación para la gente viviendo en pobreza alrededor del mundo.

Nos sentamos con Eugene Cho para hablar acerca del impacto de empezar en pequeño, su viaje reciente a la Casa Blanca y porqué esta generación necesita estar menos enamorada con el cambio del mundo y más dispuesta a ser ellos mismos el cambio.

“QUIERO ACENTUAR LA IDEA DE QUE NO PUEDES HACER TODO POR TI MISMO. ESTA PERSPECTIVA DEL LLANERO SOLITARIO ES PELIGROSA. YO CREO QUE LA PERSONA QUE INTENTA HACER TODO NO HARA NADA BIEN. NO SOMOS CAPACES DE IR MAS PROFUNDO”.

Comparado con el resto del mudo, la gente del Oeste es muy rica—y muchos dirían que ya que Dios nos ha bendecido, deberíamos bendecir a otros. ¿Tú dirías que esta medida de comparación es una perspectiva saludable?

Yo creo que hay un lado negativo en todas las cosas. Hay pros y contras. Necesitamos tener cuidado con los extremos. Lo que está hecho para ser bueno, si no tenemos cuidado, puede convertirse en idolatría; puede convertirse en nuestra justicia de alguna manera. Yo creo que es importante pensar en eso.

Pero no podemos ignorar el hecho de que 80 por ciento del mundo vive con menos de $10 dólares al día. No podemos simplemente ignorarlo. Este dato no es para azotar a la gente o para hacerla sentir culpable- esa no es la intención- pero cuando 1.4 billones de personas sobreviven con 1.25 dólares al dia, pienso que nos debería hacer reflexionar sobre la falta de equidad en el mundo. Algo realmente está en desnivel en el mundo.

Como cristianos, no es para llevar a la gente a que sienta culpa, pero yo creo que si metafóricamente hay mesas que tenemos que voltear, esta sería una de ellas.

Con tantas necesidades en el mundo, ¿cómo pueden los cristianos saber dónde y cómo enfocar sus esfuerzos?

Como cristianos, necesitamos comprometernos con el Evangelio. Y para mí, el Evangelio no es solo personificado en las cuatro leyes espirituales. No es sólo nuestra boleta al cielo.

No estoy tratando de disminuir la importancia de la salvación, pero yo creo que es acerca del compromiso con el Reino – que no debemos bostezar y esperar hasta ese dia.

Como cristianos, Yo creo que debe ser acerca de la obra de Dios, del trabajo de la paz, de restauración, de redención – todas esas cosas, en toda su simplicidad y profundidad. Entonces, con eso en mente, Yo creo que debemos confiar que el Espíritu Santo está trabajando en nosotros.

Hay muchas causas, y yo creo que es bueno, porque hay muchas necesidades. Pero Yo le aconsejaría a los cristianos y Organizaciones Cristianas: Dejemos de lanzar causas e ideas unas contra otras. Confiemos que el Espíritu Santo esta trabajado en las vidas de las personas.

“YO AMARÍA QUE NUESTRA GENERACIÓN TOMARA MAS TIEMPO PARA ESCUCHAR, ORAR, Y PERMITIRLE QUE NOS QUEBRANTE… DEBERIAMOS ESTAR A FAVOR DEL MARATON Y NO DE LA GRATIFICACION INSTANTANEA DE LA JUSTICIA.

Uno de los mejores consejos que les puedo dar a las personas es, “No pueden hacerlo todo.” Y yo creo que una de las razones por las que estamos siendo un poco superficiales en nuestra generación es porque estamos tratando de involucrarnos en muchas cosas. Entonces, Yo aconsejaría a las personas: Infórmense y edúquense acerca de mucha cosas pero vayan profundo en pocas cosas.

¿Qué hace la diferencia entre pasar momentos de empatía y el compromiso a actuar y pelear por un cambio?

Yo creo que parte de esto es que vivimos en un mundo narcisista. Yo creo que el narcisismo es aún más tentador el dia de hoy por todas las herramientas de telecomunicaciones y redes sociales. No podemos almorzar sin decirles a las personas qué estamos comiendo o tomando fotos de nuestra comida. Y creo que el mundo podría continuar sin saberlo.

Creo que debemos darnos cuenta de que vivimos en un mundo en el cual estamos siendo retados por esto, y en lo que quiero animar a la gente es en tomar un paso a guardar silencio y escuchar por un momento- a realmente escuchar.

Amo la respuesta de Nehemías cuando está convencido acerca del exilio de Israel. La Biblia dice en el capítulo 1, empezando por el verso 4, que él ora. El ayuna. Y si la gente hace la matemática, históricamente, los estudiados dirían que él hace esto por tres o cuatro meses. Él sólo ora y ayuna. El escucha. Y realmente es quebrantado.

Tengo un amigo que dice que nosotros no hacemos la justicia- La justicia nos hace a nosotros. Yo desearía que nuestra generación tomara más tiempo para escuchar, para orar, para permitir que nos quebrante en algunas maneras, contrario a querer tener impacto inmediatamente. Deberíamos estar a favor del maratón y no de la gratificación instantánea de la justicia.

El pasado Julio, fuiste invitado a la Casa Blanca a la inauguración de la Conferencia de Innovadores Sociales basados en la fe, para hablar acerca de cómo la gente de fe puede liderar un cambio social ¿Cómo describirías esa experiencia?

Fue una de las experiencias más espectaculares. Nunca había estado en un salón con tanta diversidad- en términos de nacionalidad, edad y trasfondo religioso. Solo estar en ese salón y ver a mi alrededor gente que nunca había visto – ver gente que más o menos se parece a mí, unos que se ven diferentes a mí, y otros de trasfondos de fe distintos.

Yo creo que en nuestras culturas evangélicas- intencionalmente o no- nos aislamos en ciertas maneras, y nos olvidamos que hay otras personas, otros grupos de fe, que están haciendo cosas espectaculares. Entonces, estaba asombrado.

Y no es tanto acerca de la idea de las mejores prácticas de otras personas- eso estaba allí, pero era más el tener humildad para poder ver las conversaciones en nuestra área común. Esa es una palabra clave que escuchamos mucho: ¿Cómo trabajamos en un área común para la prosperidad de nuestra ciudad, del mundo? Ver esto, y ver gente desgastándose en esto, fue muy asombroso.

Algunas veces tenemos ese complejo de Elías “¿Soy el único que se preocupa por estas cosas?” Eso es tonto. Es ridículo. He pasado por eso. Y entonces fue muy motivador- ver que no estamos solos en esta pelea.

Lo siguiente que diré es la palabra “colabora”, ésta salió constantemente: necesitamos colaborar juntos. Necesitamos trabajar juntos. ¿Cuál es nuestra área en común? ¿Cómo puedo animarte? ¿Cómo puedes animarme?

UNO DE LOS MEJORES CONSEJOS QUE LE PUEDO DAR A LAS PERSONAS ES, “NO PUEDEN HACER TODO” INFORMENSE Y EDUQUENSE ACERCA DE MUCHAS COSAS, PERO VAYAN PROFUNDO EN POCAS COSAS.

Recuerdo una cita que se compartió- Es un proverbio Africano: “Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres ir lejos, ve acompañado.”

Has sido conocido por hablar acerca de retos que ves que esta generación enfrenta cuando se trata de sus métodos de ayuda y de justicia. ¿Puedes decir más acerca de esto?

Quiero acentuar la idea de que no puedes hacer todo por ti mismo. Esta perspectiva del llanero solitario es peligrosa. Yo creo que la persona que intenta hacer todo no hará nada bien. No somos capaces de ir más profundo.

Tiendo a considerar a nuestra generación como la generación de la Radio Nacional – “Lo escuché en la Radio Nacional”. No estamos dispuestos a hacer el trabajo. No estamos dispuestos a ir mas profundo. Somos la generación de Wikipedia.

No le digan a ninguno de mis amigos que son autores, pero no han terminado ninguno de sus libros. Me gusta empezar libros; no termino. Me gusta leer encabezados; No leo el contenido. Creo que hemos podido diagnosticar el problema, pero tenemos que cambiarlo de alguna manera.

Otra de las cosas que quiero decir para animar a otros compañeros que quieran un cambio de impacto es: No le puedes pedir a la gente que haga algo que tú no estás dispuesto a hacer. Esa clase de liderazgo no resuena en la gente.

Digo esto no por presunción, pero ésta ha sido la única cosa hasta este dia de dónde puedo agarrarme para quitarme de encima el peso de las críticas de la gente. Una de las razones por las que creo que One Day’s Wages  (Un dia de salario) ha resonado en la gente es que fuimos convencidos por el Espíritu Santo unos años atrás para dar un año de salario. No me gustó esa convicción. No me gusto para nada. Me tomó tres años para más o menos tener paz con esa decisión.  Tres años.

Pero creo que realmente ha resonado en la gente. No le estoy pidiendo a la gente que den un año de salario, pero tampoco les estoy pidiendo que hagan algo que mi familia no ha elegido hacer.

Para los cristianos de hoy que les importa la injusticia global y local y quieren ayudar, ¿Cuáles dirías tu que son los primeros pasos para convertir esa compasión en acción?

Hacemos justicia a causa del Evangelio, no al revés. Todo lo que aspiro a hacer es por esta cosa asombrosa llamada Evangelio, que es personificado no solo en el lenguaje teológico pero en la persona de Jesús.

Es un viaje. Me tomó – Tengo 42 – 38 años, creo, crecer en mi propia piel. Entonces, quiero dejar mucho espacio y gracia para mis hermanos y hermanas más jóvenes. Y creo que algunas veces se va a requerir viajar, experimentar y trabajar en diferentes tipos de organizaciones.

Me parece, que eventualmente, si queremos causar un impacto profundo, y si confiamos que Dios está trabajando en el mundo más largo y en el más grande cuerpo de Cristo, es importante que estemos atentos a algunas convicciones.

Hay tres maneras que sugeriría para ir más profundo. Numero uno: ¿Cómo inviertes tu tesoro en  lo que te importa?, ¿Estás dispuesto a orar por esas cosas?, ¿Estás dispuesto a invertir tu propio dinero sacrificialmente?

Eso es enorme. A nadie le gusta hablar acerca de eso porque el dinero es algo que se maneja en privado o muy adentro. Pero la manera en que gastamos nuestro dinero es un gran indicador de nuestros corazones- de donde esta nuestro tesoro, como dice Mateo 6.

Segundo, ¿realmente estamos ganando capital intelectual= conocemos verdaderamente nuestros  asuntos, realmente bien? He conocido muchas personas que solo aman estos asuntos, y luego cuando les pido que vayan más profundo, simplemente no tienen la habilidad de comprometerse en una conversación más profunda. Solo lanzar un lindo y bonito video, no va a cambiar el mundo. Digo, tienes que cavar, muy profundo.

Y finalmente, una última cosa que quisiera decir es, ir más profundo en una comunidad de personas que también están interesadas en los problemas sociales. Yo creo que Dios nunca habla una visión en aislamiento a una sola persona.

Entonces, Si te sientes como yo, “Acaso, ¿soy la única persona?” – no lo eres. Hay otras personas a las que les importa, y tenemos que colaborar con ellos.

4

6 cosas que te detienen para hacer la diferencia en el Mundo

6 cosas que te detienen para hacer la diferencia en el Mundo

cover_blog_5enero2016

Examinemos algunas de las cosas que se interponen en el camino de convertirte en un transformador del mundo.

Cuando niños, la mayoría soñamos con cambiar el mundo. Pero ahora al crecer, no vemos ese sueño como una realidad en nuestra vida.

Ese deseo de soñar en grande y hacer un impacto aún vive dentro de nosotros, pero lo hemos enterrado en lo más profundo de nuestra imaginación y tienden a sobrevivir como una fantasía.

Todos queremos ser transformadores del mundo, pero muchos de nosotros nos damos por vencidos creyendo que son fantasías infantiles y poco realistas. Tal vez pensamos que no podemos hacer mucha diferencia como una sola persona, o nuestra contribución será demasiado pequeña. Podemos caer en la complacencia, acomodarnos en nuestras rutinas normales y renunciar a la idea de que realmente podemos hacer un impacto.

Necesitamos cambiar nuestra perspectiva de las cosas. Ya que esto es sólo una opción de no hacer una diferencia en el mundo, y ser otro indiferente. No hay circunstancias reales y verdaderas que nos impidan hacer una diferencia, ya sea en la vida de dos personas o 2 millones, ya sea a través de dar de nuestro tiempo, talentos, dinero, influencia o cualquier otra cosa.

Si buscamos en el fondo de nuestros corazones las verdaderas razones por las que elegimos no participar para hacer parte de un impacto vamos a encontrar circunstancias mezquinas y egoístas que podemos evitar.

Éstos son sólo algunos de los motivos:

1. Comfort

Esta era de conveniencia y satisfacción inmediata, nos dice que la comodidad es el rey, cuando en realidad la comodidad es una mentira. Es curioso cómo corremos tan duro para llegar de un lugar de comodidad al siguiente. Es la forma en que estamos condicionados a comportarnos en nuestra sociedad.

Creemos que la vida se vive mejor cuando estamos descansando en la playa sólo viendo las olas, pero tal vez la vida es mejor vida cuando estamos nadando en el mar, trabajando en contra de la corriente furiosa.

No deje que la comodidad dicte su voluntad de participar en una labor significativa.

Para hacer realmente un impacto, casi siempre tienes que salir de tu zona de confort. Debes estar dispuesto a incomodarte, y no cedas al pensamiento de que la comodidad es el lugar donde perteneces.

Ningún camino suave conduce a la cima de la montaña; solo se llega en la incómoda pero importante escalada.

2. El Derecho.

El derecho es una mentira egoísta. Nos dice que merecemos cosas, cuando esto no es verdad. Es tener un buen interés en mente, pero el problema es que éste bien se sostiene por encima del bien de los demás.

Marcar la diferencia es un acto que tiene que estar separado de todo egoísmo. En su verdadera naturaleza, ser la diferencia nos saca de nuestro enfoque hacia nosotros mismos, para ver el mundo desde una perspectiva más elevada, donde se pone en relieve las necesidades de la sociedad y nuestra capacidad de ser la solución.

3. La Apatía.

En nuestra era moderna, estamos inundados de información acerca de cada problema, cada causa y cada conflicto desgarrador. La abrumadora cantidad de cosas que debemos cuidar puede hacer acostumbrarnos a las malas noticias, y esto hace más fácil que simplemente cerremos nuestra vista los problemas y no preocuparnos por nada.

La apatía es nuestro archienemigo. Hay momentos en que nuestro corazón no se quebranta ante los problemas y no se mueve un solo centímetro por la causa de los demás. Nuestra falta de compasión a menudo se traduce en desinterés e indiferencia.

Debemos aprender que la compasión funciona mejor como un músculo. Se requiere el ejercicio de la participación, entrando en las situaciones que normalmente no nos involucramos.

Cuanto más enfocado estemos en las necesidades de los demás, más sensible será nuestro para ayudar.

4. Dinero.

Es muy posible que la mayor excusa para no hacer una diferencia es el dinero. Siempre vemos en los medios de comunicación destacar las acciones generosas de celebridades, esto nos hace creer que la única forma de poder hacer un cambio es si tenemos una cierta cantidad de dinero. Pero esto es una mentira.

El dinero es útil, pero no es todo. Incluso la persona más pobre puede hacer un cambio duradero, porque el verdadero cambio se mide en el corazón y no en los números. Si somos capaces de afectar la manera en que una persona vive, interactúa y ve el mundo, entonces hemos hecho una diferencia.

El dinero no dicta nuestra capacidad de hacer un cambio. Puede ser que ayude, pero no se olvide de las pequeñas maneras que uno puede hacer una diferencia a través de pequeños actos de gran profundidad.

5. Tiempo

Muchas personas creen que están más ocupados de lo que realmente es. Cuando hacemos nuestra lista de tareas y metas, hacer la diferencia a menudo está ausente o en último lugar. Creemos que vamos a llegar a hacerlo cuando tenemos algo de tiempo libre después de que consigamos que todo lo demás esté hecho.

La realidad es que todos tenemos tiempo para hacer algo. Es lo que elegimos hacer con el tiempo que tenemos que hace la diferencia. Mucha gente podría pasar su tiempo de inactividad echado en el sofá o navegar por Internet, pero este es el tiempo que se podría utilizar para algo más satisfactorio.

La pequeña cantidad de tiempo que tenemos lleva consigo la responsabilidad de hacer un impacto. Podríamos hacer grandes cosas con el tiempo que tenemos, pero todo comienza con la aceptar tan importante responsabilidad o no.

El tiempo no es nuestro enemigo, pero todo depende de cómo manejamos nuestro tiempo.

6. Tu Mismo.

Al final, el único obstáculo real que tenemos es las mentiras que utilizamos para justificar nuestra complacencia. Debajo de las pequeñas excusas se encuentra la verdadera razón que alimenta nuestra profunda inacción. Puede ser que sea falta de coraje o de autoestima lo que nos detiene.

Es hora de cortar con las excusas y encontrar la solución de los asuntos verdaderos que nos impiden avanzar. Una vez que nos enfrentamos a lo que nos detiene, el cambio será un resultado natural de los que vivimos nuestras vidas.

Finalmente, es hora frenar la mezquindad de nuestras excusas, y convertirnos en parte de la solución que este mundo necesita. Es el momento de tomar acción, de poner en nuestra lista de prioridades nuestra responsabilidad ineludible. Es el momento de hacer la diferencia e impactar vidas.

4