Skip to Content

Tag Archives: pasión

Lo que necesitan los equipos de liderazgo en la iglesia

0 14 Continue Reading →

10 Estrategias de crecimiento para las Iglesias

Por Carey Nieuwhof

Entonces quieres que tu iglesia cumpla su misión y alcance personas.

Pero muy comúnmente en el liderazgo en la iglesia es fácil creer que el crecimiento no puede ocurrir a menos que gastes dinero en nuevas iniciativas.

Y eso deja a muchos líderes de la iglesia estancados. ¿Por qué? Porque la gran mayoría de las iglesias tienen pocos fondos, no muchos fondos.

Enfrentando una falta de recursos, muchos líderes de iglesias tiran la toalla y creen que el crecimiento no es posible.

Pero eso es una falacia.

La visión siempre precede los recursos. Si estas esperando que la gente y el dinero aparezcan para que continúes con tu misión, esperarás por siempre.

Entonces ¿cómo empiezas a crecer ahora, aún con cero pesos?

Aquí hay 10 maneras.

La visión siempre precede los recursos.

 

  • Irradia más pasión

 

Es asombroso para mi cuan poca pasión irradian muchos líderes en las iglesias.

Tenemos la misión más asombrosa en el planeta tierra. Y tenemos una generación de adultos jóvenes frente a nosotros que quieren dar sus vidas a una causa que es mucho más grande que ellos mismos.

Aun así es fácil creer que la única manera de alcanzar a la próxima generación es gastar dinero en luces, equipo y sonido. Eso no es verdad.

No necesitas una iglesia súper fina para alcanzar la próxima generación tanto como necesitas una iglesia apasionada. Porque cuando se trata de alcanzar la próxima generación, la pasión supera lo fino.

Cuando se trata de alcanzar la próxima generación, la pasión supera lo fino.

 

  • Deja lo raro

 

Los cristianos pueden ser socialmente raros.

Muy seguido, usamos lenguaje raro innecesario – como este:

“Este es un buen café, hermano”

“Amen, Aleluya”

¿Por qué no solo hablar en la iglesia de la manera en que hablas en la oficina o en un partido de futbol o un sábado en la piscina? (seamos realistas, si hablaras así normalmente, es probable que no te invitarían tan seguido.)

Esto es lo que realmente está en juego: si alguien tiene que aprender un código para unirse a tu iglesia, probablemente no tendrás mucha gente uniéndose a tu iglesia.

Nuestro reto es reducir las barreras humanas que alejan a las personas de Jesús, no crear nuevas.

Y, no, ser raro no significa que estas teniendo fe. Sólo significa que estas siendo raro.

Ser un cristiano raro no significa que estas teniendo fe. Sólo significa que estas siendo raro.

 

  • Expande tu visión

 

La visión es la mejor amiga de un líder, y es gratis.

Después de dos décadas de liderar y comunicar en la iglesia local. Estoy convencido de que es imposible sobreestimar o subestimar la visión de la iglesia. Como Bill Hybels ha dicho, la iglesia local realmente es la esperanza del mundo.

Si no sueñas grades sueños para tu iglesia, ¿quién lo hará?

Si no comunicas una visión grande para tu iglesia, ¿quién lo hará?

La visión es la mejor amiga de un líder, y es gratis.

 

  • Anima a las personas a enamorarse de tu misión, no de tus métodos.

 

La razón por la cual el cambio es tan difícil en muchas iglesias es porque los miembros se enamoran de los métodos, no de la misión.

Un método es una forma de hacer las cosas: programas que la iglesia hace, el estilo de la música, la arquitectura del edificio o la facilidad, el modelo del equipo o de la gestión.

Esos son simplemente métodos que pueden y deben cambiar con cada generación o aún más frecuentemente.

La misión es lo que estás haciendo (como alcanzar personas con el amor y la esperanza de Jesús). Y eso nunca cambia.

Mientras más te enfoques en la misión, más fácil será cambiar los métodos.

Mientras más te enfoques en la misión, más fácil será cambiar los métodos.

 

  • Sonríe mas

 

Yo sé que ‘sonreír más’ suena trivial. Pero mira alrededor tuyo. Casi nadie sonríe.

Si el Evangelio son buenas noticias, tú nunca lo sabrías luego de haber visto a muchos cristianos.

Necesito recordarme a mí mismo a sonreír con más frecuencia cuando me comunico. No es mi expresión facial más natural.

Entonces sonríe más y recuérdale a tu gente que sonría más. Honestamente, esto hace una gran diferencia en cómo la gente te percibe.

Si el Evangelio son buenas noticias, tú nunca lo sabrías luego de haber visto a muchos cristianos.

 

  • Deja de pelear

 

No tengo estadísticas de esto, pero imagino que las peleas internas han matado más iglesias que los fracasos morales.

Cristianos, es difícil convencer al mundo de que Dios lo ama cuando constantemente peleamos unos con otros.

Si tu iglesia está peleando, no es un misterio por qué no está creciendo.

Si tu iglesia está peleando, no es un misterio por qué no está creciendo.

 

  • Presta más atención a los invitados que van por primera vez

 

Nunca he escuchado que una iglesia diga que sus miembros no fueron amistosos.

De hecho, la mayoría de los miembros de una iglesia se asombran de que a la gente no le guste su iglesia ya que son tan ‘amistosos’.

Pero ser una iglesia ‘amistosa’ puede significar muy a menudo que son amistosos entre ustedes, pero no con los visitantes.

Cambia eso.

Asegúrate de que los invitados se sientan genuinamente apreciados, bienvenidos y que sus preguntas sean respondidas. Esto NO quiere decir hacer que se levanten durante el servicio u otras cosas socialmente raras como esa.  (Mira el punto 2 más arriba)

Lo que si significa es tratar a los invitados de la manera en que quieren ser tratados.

Ser una iglesia ‘amistosa’ puede significar muy a menudo que son amistosos entre ustedes, pero no con los visitantes.

 

  • Trata mejor a tus voluntarios.

 

Muchos líderes caen en la trampa de pensar que un buen liderazgo llega solamente cuando puedes contratar un buen equipo.

Esto no tiene sentido.

Tienes un gran equipo – se llaman voluntarios. Y a tus voluntarios puedes pagarles de formas no financieras a través de oportunidades de desarrollo.

Si creas una cultura de voluntariado saludable, te asombrarás de lo bien que servirán tus voluntarios.

No importa que tan grande llegues a ser como iglesia, nunca vas a tener dinero suficiente para contratar todo el equipo que quieres. Y siempre vas a necesitar un grupo creciente de voluntarios apasionados, comprometidos y alineados.

En resumen, voluntarios apasionados crean una iglesia apasionada.

Voluntarios apasionados crean una iglesia apasionada.

 

  • Invita a alguien

 

Hay algo popular ahí afuera que se llama invitar personalmente a un amigo. ¿Lo has escuchado?

Okey, quizá eso fue un poco sarcástico. Pero me asombra como la mayoría de nosotros descuida el invitar personalmente a la iglesia a nuestros amigos que no tienen iglesia.

En realidad muchos de ellos dicen que si cuando se les invita.

Si todos invitaran a una persona el próximo fin de semana, piensa lo que podría pasar.

Líderes de iglesias, animen a las personas a invitar amigos y empiecen por invitar a alguien ustedes mismos.

 

  • Vuélvete amigo de personas no cristianas

 

Hasta donde yo sé, la amistad siempre ha sido libre. Eso es algo bueno.

La triste realidad es que la razón #9 es imposible para algunas personas porque muchos cristianos no conocen realmente gente no cristiana.

Cambia eso.

Sé amigo.

Relaciónate con esa persona en el trabajo. Organiza una fiesta en tu patio para los vecinos. Habla a otros padres en la escuela de tu hijo.

Sal de tu burbuja cristiana y entra al mundo por el cual Jesús murió.

Si estas en la iglesia 7 noches a la semana, no puedes ser amigo de no cristianos. Entonces recorta algunas noches y ve y vive la misión.

Esta es la razón por la cual nuestra iglesia casi no tiene programas las noches entre semana aparte de los grupos pequeños. Queremos que nuestra gente ame la comunidad.

La única manera de amar la comunidad es estar en la comunidad.

No puedes amar a la gente que no conoces.

La única manera de amar la comunidad es estar en la comunidad.

0 11 Continue Reading →

¿Cómo administrar tus emociones? 5 Cosas que Grandes Líderes hacen con sus emociones.

Por Carey Nieuwhof

 

Emociones.

Algunos días probablemente piensas que sería mejor si pudieras liderar sin ellas.

Te emocionas con una nueva idea solo para desilusionarte cuando nadie más piensa que es una gran idea… o que no funcionará.

Como líder de iglesia, pasas la mayor parte del Lunes deseando que el Domingo hubiera sido diferente, y eso no es saludable.

Recibes un correo electrónico desagradable y eso arruina tu semana.

Tu mal día en el trabajo se convierte en una mala noche en casa

Tu estado de ánimo determina demasiado del tono que utilizas en la oficina.

Las emociones mal entendidas y mal encaminadas hunden más potencial en el liderazgo de lo que la mayoría de nosotros nos damos cuenta.

Si no entiendes tus emociones o no sabes cómo manejarlas, nunca alcanzarás tu máximo potencial en el liderazgo.

Aun así, las emociones son absolutamente necesarias para los grandes líderes.

Entonces, ¿Cómo manejas tus emociones?

Hay 5 prácticas que los líderes efectivos adoptan cuando se trata de sus emociones. Conocerlas puede hacer una gran diferencia en tu liderazgo.

Emociones mal entendidas y mal encaminadas hunden más potencial en el liderazgo de lo que la mayoría de nosotros nos damos cuenta.

Entonces, ¿Qué hacen los líderes efectivos con sus emociones?

Bueno, grandes líderes:

 

  • Nunca dejan que las emociones de hoy conduzcan las decisiones de mañana

 

Cuando las emociones mueven decisiones, casi nunca tomas buenas decisiones

Ciertamente, tomar buenas decisiones es una combinación de la cabeza y el corazón.

Pero piensa en todas las terribles decisiones que has tomado cuando te has dejado llevar por tus emociones:

Has dicho cosas terribles.

Has despedido a alguien, y luego deseas no haberlo hecho.

Has contratado a alguien, y luego deseas no haberlo hecho.

Has perdido los estribos en una reunión.

Has terminado una relación.

Has comido demasiado.

Has manejado tan rápido que te dieron una multa.

Casi renunciaste.

Renunciaste.

Los líderes que son sabios, saben esto. Se dan cuenta de que las cosas que hagan por impulso hoy tendrán un impacto mañana.

Ellos se han dado cuenta de que no importa cómo se sientan en el momento, una buena noche de sueño, oración, discutir el tema con amigos sabios y aun un poco de distancia les guiará a tomar una mejor decisión más adelante.

He tenido que aprender esto a la mala, pero es un muy buen principio: No tomes las decisiones de mañana basándote en las emociones de hoy.

No tomes las decisiones de mañana basándote en las emociones de hoy.

 

  • Se rehusan a dejar que las emociones distorsionen la realidad

 

Las emociones distorsionan la realidad.

Nunca es tan malo como piensas que lo es cuando estas emocional. Y nunca es tan bueno como lo piensas tampoco.

Las emociones te hacen ver las cosas negativas más negativas de lo que son, y las cosas positivas más positivas de lo que son.

Las emociones distorsionan la realidad. Los líderes efectivos saben esto.

Aun las emociones positivas pueden lastimarte cuando están alejadas de la realidad. Si eres demasiado positivo, puedes ignorar la realidad, pasar por alto peligros y minimizar problemas que realmente requieren tu atención.

El tiempo es tu amigo cuando se trata de tomar decisiones sabias. Poner un poco de distancia entre tus emociones y tus decisiones es una gran estrategia.

Otra estrategia, es un consejo sabio. Grandes líderes confían en el sano juicio de otras personas tanto como confían en el suyo.

Y cuando están emocionales, confían más en el sano juicio de otras personas que en el de ellos.

Cuando están emocionales, los líderes sabios confían más en el sano juicio de otros que en el de ellos mismos.

 

 

  • No dejan que sus emociones produzcan comportamientos egoístas.

 

Malos días o malas emociones son generalmente alimentados por el dolor.

Un correo electrónico hiriente desata una herida profunda. Una mala situación en el equipo se come tu gozo. Una temporada sin impulso desvanece tu confianza en ti mismo.

Terminas siendo un líder en dolor. Y el dolor es egoísta.

En la misma manera que pegarte en el dedo chiquito del pie te hace olvidarte de lo que estabas por hacer hasta que el dolor se te pasa, tu dolor emocional (no importa la fuente) te hace más egoísta como líder.

Las personas en dolor:

No escuchan bien a los demás

Se retiran y fruncen el ceño.

Culpan a otros.

Eventualmente convierten todas las conversaciones en conversaciones acerca de ellos mismos y sus necesidades.

Quieren que otros compartan su miseria y su tristeza.

Buscan llamar la atención.

Y los líderes egoístas nunca son líderes efectivos.

Los líderes efectivos lo saben.

La mejor manera de deshacerte de tu egoísmo es deshacerte de tu dolor.

Ora por esto. Busca un consejero. Ve más profundo en tus problemas.

Los líderes egoístas nunca son líderes efectivos.

 

  • Dejan que las emociones alimenten su pasión.

 

No todas las emociones son malas.

Después de todo, ¿Quién quiere seguir a líderes sin emociones?

De hecho, cuando ves a iglesias que están haciendo un gran trabajo en alcanzar a adultos de menos de 35 años, la pasión es una característica que no se disputa. La pasión es alimentada directamente por la emoción y es increíblemente difícil (si no imposible) fingirla.

Consecuentemente, grandes líderes se dan cuenta de que la pasión no se sostiene ni se contagia sin emoción.

Eres atraído a las personas que son apasionadas, o al menos no las puedes desechar fácilmente.

Cuando lideras con pasión, enseñas con pasión y predicas con pasión, tu liderazgo se vuelve mucho más magnético.

En adición a esto, la pasión termina llenándote a ti. Es lo que te hace levantare en las mañanas y lo que te conduce hacia adelante.

Los líderes efectivos son emocionales, pero se aseguran de que las emociones que los conducen en el liderazgo sean las emociones que impactan positivamente a otros.

La gente es atraída a líderes apasionados… o al menos no los pueden desechar fácilmente.

 

  • Mantienen sus corazones completamente comprometidos

 

Tu corazón se ve muy golpeado en el liderazgo, y como resultado es fácil decidir alejarlo. Para nunca comprometerte. Para dejar de confiar. Para retirarte.

Los líderes efectivos no hacen eso.

Ellos se han dado cuenta de que los grandes líderes van más allá de la ofensa, del cinismo y del dolor, y mantienen sus corazones completamente comprometidos.

Ellos deciden volver a tener esperanza, volver a confiar y volver a creer.

¿Por qué? Porque cuando tu corazón está comprometido y activo, te conviertes en un mejor líder.

Cuando sientes una gran cantidad de emociones (positivas y negativas) puedes tener empatía con las personas que están heridas y puedes celebrar con las personas que están celebrando.

Puedes caminar con un grupo o una congregación a través de un mal tiempo y puedes celebrar con gozo en los buenos momentos.

Para hacer esto, necesitas mantener tu corazón sano y en la frecuencia correcta.

Grandes líderes van más allá de la ofensa, del cinismo y del dolor, y mantienen sus corazones completamente comprometidos.

1 14 Continue Reading →

6 Errores en la carrera profesional que todos los Mileniales deben evitar.

 como hacerlo mejor.

Por GREG DARLEY

 

La mayor parte del tiempo en el trabajo la pasamos trabajando con líderes universitarios estudiantes de alto calibre. Ellos tienen pasión, creatividad y cantidades increíbles de potencial. Tienen todos los ingredientes para volverse transformadores del mundo.

Ahora que estoy en mis 30’s, He estado reflexionando en las cosas que haría diferente profesionalmente si pudiera vivir mis 20’s de nuevo. Quería hacer algo “grande” en mis 20’s. Quería cambiar el mundo, hacer un impacto y crear algo de valor. Hice algunas cosas bien a lo largo del camino, pero si soy honesto, perdí mucho tiempo y energía que me encantaría tener ahora de nuevo. Si pudiera volver atrás y darle consejo a mi Yo de veintitantos, le diría que evite estos errores durante la carrera:

Comparar donde Tú Estas Con Donde Están Todos Los demás

Pasaría mucho menos tiempo comparando el éxito de otros con lo que yo había logrado hasta entonces en mi vida. Estaba poniendo mi nueva carrera como escritor contra  alguien con una década de experiencia. Estaba comparando mi habilidad oratoria con comunicadores en sus cuarenta y cincuenta. Medí el crecimiento de las organizaciones sin fines de lucro y empecé con las que tenían años de historia.

Al comparar el inicio de mi viaje con alguien que ha estado  viajando por mucho más tiempo que yo, estaba limitando mi habilidad para hacer un gran trabajo. Es difícil lograr progreso cuando te estas enfocando en alguien, más que en tu propio camino.

Enfocarte en lo que aún no tienes, en lugar de dónde estás ahora

AL COMPARAR EL INICIO DE MI VIAJE CON ALGUIEN QUE HA ESTADO VIAJANDO POR MUCHO MÁS TIEMPO QUE YO, ESTABA LIMITANDO MI HABILIDAD PARA HACER UN GRAN TRABAJO

La Escritura es clara en que Dios confía en nosotros como administradores de Su obra. Él nos dará poquito para administrar hasta que podamos ser confiados con más. Al enfocarme en lo que no tenía (más eventos, más libros vendidos, más dinero recaudado) Me perdí la oportunidad de ser fiel con lo que estaba frente a mí.

Hablar con 20 personas puede ser tan importante como hablar con 20,000. Alimentar a dos familias en tu comunidad importa igual que alimentar 200. Toma cada proyecto como si fuera el más grande que alguna vez tendrás.

Evitar Riesgos

Mirando atrás, era mucho más fácil entonces intentar algo que no estaba garantizado que funcionaría. Fuí de ser asalariado a 100% por comisiones. Luego pasé seis meses sin trabajar y empecé una organización humanitaria en mi cocina.  Todas estas cosas eran mucho más fáciles cuando mis responsabilidades eran mucho menos que ahora. Hoy tengo familia – pronto serán cinco bocas que alimentar. Tengo una hipoteca y seguro médico que considerar. Hay mucho más riesgo ahora, haciendo que la oportunidad de encontrar la idea que cambiará el mundo sea aún más difícil.

Ignorar la Importancia del Proceso por sí mismo

Tus veintes son el laboratorio para el resto de tu vida. La mejor manera de saber cómo hacer un gran trabajo es simplemente haciendo el trabajo. Los mejores escritores producen mucho más contenido del que se comparte. Aún si el trabajo que estas creando es terrible, estas aprendiendo el proceso, lo cual te está haciendo mejor. Es mucho más fácil aprender cuando poca gente está viendo. Me alegra haber trabajado en eliminar los “mmm” cuando hablaba a docenas en lugar de a miles.

Esperar Reconocimiento

La mayoría de la gente que admiras por su éxito no está pasando tiempo preocupándose por lo que los demás están haciendo. Están ocupados construyendo sus ideas mientras tus estas revisando si alguien ha notado las tuyas. Yo perdí cientos de horas (Días) en mis veintes escaneando twitter y Facebook, esperando que alguien comentara algo de lo que estaba trabajando. No me puedo imaginar cuanto más trabajo pude haber hecho si simplemente me hubiera enfocado más tiempo en trabajar.

No “sentirme” exitoso, empecé a pasar demasiado tiempo tratando de ser reconocido en lugar de hacer algo que valiera la pena reconocer. Esto me llevó a ver el éxito que otros estaban teniendo, lo que reforzó el sentimiento de que yo no era así de exitoso. Esto me llevó a más frustración, duda y un sentido de que necesitaba hacer más para ser notado .Fue un ciclo sin fin que me robó tiempo de calidad que nunca recuperé.

No Buscar Mentores

Realmente desearía haber pasado más tiempo consistente con un gran líder durante mis veintes. Le diría al Greg de veintitantos que encuentre un gran líder y trabaje con él / ella. Toma un trabajo donde puedas aprender por una temporada, aún si no es tu trabajo soñado. Se voluntario en algún lugar para aprender de un gran líder. Haz una pasantía sin paga si hay un buen líder para el que puedas trabajar.

Hay mucho que puedes aprender de libros, conferencias, podcasts, etc., pero nada se compara a aprender por interacción directa y observación.

Tus veintes pueden tener un profundo impacto en tu vida. Usa tus veintes como la pasarela para preparar a donde iras y en lo que invertirás tu vida. Bill Gates se lleva el crédito al decir, “la mayoría de nosotros sobreestima lo que podemos lograr en un año y subestima lo que podemos lograr en 10. “Tú tienes mucho que puedes lograr en tus veintes. Y, si ya saliste de tus veintes como yo, la última lección es esta: Nunca es muy tarde para empezar.

2 15 Continue Reading →