Skip to Content

Tag Archives: responsabilidad

Amor en Acción: Satisfacer las Necesidades de Otros

La Biblia dice en Juan 19:28-29, “Jesús sabía que su misión ya había terminado y, para cumplir las Escrituras, dijo: «Tengo sed». Había allí una vasija de vino agrio, así que mojaron una esponja en el vino, la pusieron en una rama de hisopo y la acercaron a los labios de Jesús.” (NTV).

La expresión “Tengo sed” fue el versículo de la vida y el tema de la Madre Teresa, quien fundó la Orden de las Misioneras de la Caridad, y el Hogar de la Madre Teresa para los Moribundos. En cada Hogar para Moribundos alrededor del mundo, donde se enfocan en los pobres de los pobres, hay un cuadro de Jesús en la cruz, con las palabras “Tengo sed”, porque la Madre Teresa dijo que es nuestro deber calmar la sed de Cristo ayudando a los necesitados.

No podemos ayudar a Jesús en la cruz. Eso pasó ya hace mucho tiempo. ¿Te puedes imaginar ser el soldado que dio algo de beber a Jesús? ¡Qué privilegio! Pero no podemos hacer tal cosa. Lo que sí podemos hacer es ayudar a quienes nos rodean.

La meta de nuestra existencia es saciar la sed de Jesús en la cruz por cada alma, y eso se muestra en nuestro amor en acción.

Amor en acción es cuando satisfacemos las necesidades de otras personas en su sed — física, emocional o espiritual — como una expresión de amor por Cristo, quien tuvo sed por nosotros.

Hay personas alrededor tuyo que están espiritualmente secas, pero nadie usa tal término. Estos son algunos sinónimos para la sed espiritual: aburrimiento, infelicidad, estrés, desesperación.

Las personas que están sedientas espiritualmente, tienen necesidades de propósito e importancia. Quieren escuchar una palabra de Dios. Quieren saber qué hacer con sus vidas.

“Ciertamente se acerca la hora … cuando enviaré hambre a la tierra, no será hambre de pan ni sed de agua, sino hambre de oír las palabras del Señor. La gente deambulará de mar a mar y vagará de frontera a frontera en busca de la palabra del Señor, pero no la encontrarán. En aquel día, las jóvenes hermosas y los muchachos fuertes se desmayarán, sedientos por la palabra del Señor.” Amós 8:11-13 (NTV)

¿No es esta una perfecta descripción de nuestra sociedad actual? La gente se ve bien exteriormente, pero está vacía en su interior. Están deprimidos, desanimados, derrotados, desesperados, insatisfechos, saltando de cosa en cosa, buscando lo que les dé satisfacción y sacie su sed.

¿Cuál es tu responsabilidad como creyente para con estas personas, y con el mundo?

La única manera en que puedes servir a Dios es sirviendo a las personas y ayudando a los demás en su nombre. Ayudar a saciar su sed compartiendo con ellos lo que Dios ha hecho para que sean completos.

0 5 Continue Reading →

Aislado no puedes crecer Espiritualmente

0 3 Continue Reading →

Tu eres responsable de lo que hay en tu mente.

Tu eres responsable de lo que hay en tu mente.

wal

“El sabio tiene hambre de conocimiento, mientras que el necio se alimenta de basura.” (Proverbios 15:14 NTV)

Nuestras mentes controlan el resto de lo que somos. Nuestros pensamientos influencian nuestros sentimientos. Nuestros sentimientos impactan nuestras acciones.

Lo que tú piensas tiene enorme importancia, pues todo comienza en la mente. Para ser una persona responsable, debes controlar tus pensamientos.

Sin embargo, permíteme liberarte de una pequeña culpa falsa: tú no eres responsable de cada pensamiento errante que pasa por tu mente. Los pensamientos errantes entran en nuestra mente por una variedad de razones: conversaciones que escuchas accidentalmente, cosas que ves, cosas que el diablo pone en tu cabeza, etc.

Pero tú sí eres responsable por la forma en que manejas esos pensamientos. Martín Lutero dijo: “No puedes impedir que los pájaros vuelen alrededor de tu cabeza, pero sí puedes impedir que construyan un nido en tu cabello”.

Dios te considerará responsable por aquello que permitas entrar a tu mente.

Me asombra lo que algunas personas ven — sin mencionar lo que permiten que sus hijos vean. Muchos verdaderos seguidores de Jesús pasan su tiempo viendo televisión basura y escuchando radio basura. Pagan buen dinero para ver conductas desviadas como entretenimiento. Algunas personas que ven tales programas me han dicho: “Cuando veo ese tipo de cosas, no me afectan, no me molestan.”

¡Pero esto no es verdad!

Los estudios científicos, uno tras otro, dicen que tú nunca olvidarás las escenas que has visto. Incluso si conscientemente no la traes a la memoria, esa idea permanecerá en el fondo de tu mente y emergerá — a todo color — cuando algo estimule el pensamiento.

En otras palabras, “Entra basura, sale basura”. Lo que pones en tu mente, de manera inevitable, producirá su fruto en tus creencias y comportamiento. De hecho, cuando el entretenimiento basura ya no te molesta más, es una señal de alarma que indica que has cruzado los límites.

Uno de los trucos preferidos por Satanás para atraerte a estilos de vida pecaminosos es la comedia. Esta es la razón por la cual, tanto en la televisión como en el cine, el comportamiento desviado comienza siempre en una situación cómica. Si Satanás consigue que te rías de algo que es pecaminoso, tú ya has perdido la batalla.

El pecado no es gracioso. El pecado puso a Jesús en la cruz.

¿Con qué estás llenando tu cerebro?

12